Europa

Dinamarca, el primer país europeo en levantar todas las restricciones anti covid

Gracias a la exitosa campaña de vacunación, el Gobierno reabre discotecas y eventos al aire libre. Ya no será necesario presentar el certificado en bares, restaurantes o gimnasios

Los daneses ya no necesitarán presentar el pasaporte covid introducido en mayo pasado
Los daneses ya no necesitarán presentar el pasaporte covid introducido en mayo pasado FOTO: SIGNE GOLDMANN EFE

Dinamarca, el primer país en introducir el pasaporte covid hace seis meses, abolió el requisito en la mayoría de los lugares públicos el 1 de septiembre, solo unos días antes de que elimine todas las restricciones.

La medida se produce a pesar de los temores de una cuarta ola en Europa. Si bien la epidemia se considera bajo control en Dinamarca, donde los niveles de vacunación son altos (el 71% de la población mayor de doce años cuenta con la pauta completa), las autoridades advirtieron de que está lejos de terminar.

“Es un día un poco especial”, asegura Eric Poezevara, propietario de un restaurante en Copenhague. “No nos lo vamos a perder, pero creo que fue una muy buena idea presentarlo, porque fue el punto de partida para la esperanza”, declara la agencia France Presse antes de que llegara la concurrida multitud del almuerzo.

Los pases covid, que certifican que el titular está completamente vacunado o que ha tenido una prueba de PCR negativa en las últimas 72 horas, se lanzaron en marzo cuando los zoológicos del país reabrieron al público, la primera restricción en eliminar. Disponible en una aplicación o en papel, el pase siempre se planeó como un requisito temporal e inicialmente vencería el 1 de octubre.

El miércoles, sin embargo, el pase ya no era necesario en cafés, bares, restaurantes, gimnasios y peluquerías en Dinamarca. Seguirá siendo necesario, sin embargo, en los principales eventos públicos cubiertos y en los clubes nocturnos, que reabrieron en las primeras horas del miércoles. Más tarde, el 10 de septiembre, se levantarán todas las restricciones.

Sin bajar la guardia

El país, que ha registrado 2.500 muertes de covid, ya eliminó su requisito de mascarillas en el transporte público a mediados de agosto. Y el 1 de agosto, eliminó el requisito del pase covid en museos y eventos bajo techo con menos de 500 personas. “La epidemia está bajo control, tenemos niveles récord de vacunación”, se felicitaba el mes pasado el ministro de Sanidad, Magnus Heunicke.

Sin embargo, Heunicke advirtió de que con alrededor de 1.000 casos diarios que aún se registran, “la epidemia no ha terminado”, y prometió que el gobierno socialdemócrata de Mette Frederiksen volvería a imponer las restricciones rápidamente si fuera necesario.

Según la rama europea de la Organización Mundial de la Salud, Dinamarca es un “campeón en cobertura de vacunas”. El país nórdico puede aliviar las restricciones gracias a su exhaustivo programa de secuenciación y seguimiento de virus que permite a los funcionarios saber con qué variante están tratando y qué tan contagiosa es.

El “sistema de salud de Dinamarca es capaz de implementar una estrategia de pruebas a gran escala e incluye la secuenciación genómica”, destacó el lunes el director de la OMS para Europa, Hans Kluge.

A diferencia de Suecia, que durante la primera ola de la pandemia optó por restricciones más laxas, Dinamarca fue uno de los primeros países europeos que en marzo de 2020 cerró fronteras, colegios, universidades, el ocio y comercios no esenciales para tratar de frenar los casos de coronavirus.

Sin embargo, los científicos han advertido de que el levantamiento de las restricciones por completo podría conducir a un aumento en los casos de coronavirus entre las personas no vacunadas.

“Existe un acuerdo general en Dinamarca de que deberíamos relajar la forma en que tratamos con el coronavirus”, asegura el epidemiólogo Viggo Andreasen, de la Universidad de Roskilde, a la agencia de noticias Ritzau. “Dado que la mayoría de las infecciones ocurren ahora en niños y adultos jóvenes, la gravedad de la enfermedad ha disminuido significativamente. Por tanto, ya no se justifica imponer mayores restricciones”. Este miércoles 21 enfermos de covid-19 permanecían en unidades de cuidados intensivos.

El otoño, con todo, traerá un inevitable aumento de contagios y hospitalizaciones. “Es muy realista pensar que aproximadamente la mitad de la población no vacunada se infectará en los próximos tres o cuatro meses”, lo que lleva a un aumento de las hospitalizaciones, alerta Andreasen.

Con todo, los viajeros que entren a Dinamarca aún deben presentar un pasaporte verde o una prueba de PCR negativa.

Tercera dosis para los grupos de riesgo

Las personas con cierto tipo de enfermedades sanguíneas y de médula malignas, las que han sido sometidas a un trasplante de órganos o han sido tratadas con quimioterapia este año, entre otras, recibirán en las próximas dos semanas una invitación en su buzón electrónico para vacunarse con la tercera dosis en septiembre.
“La efectividad de las vacunas es baja en las personas con sistema inmunitario muy debilitado. Por eso ahora se les ofrecerá una tercera dosis para estimular su respuesta y protegerlas de una evolución grave de la covid-19”, señaló en un comunicado la subdirectora de Sanidad, Helene Probst.