Del largo historial de Calais al recrudecimiento post-Brexit

Los intentos de travesía de la Mancha entre Reino Unido y Francia a bordo de pequeñas embarcaciones se han duplicado en los últimos tres meses

Antes de este naufragio, el balance humano desde enero era de tres muertos y cuatro desaparecidos, tras seis muertos y tres desaparecidos en 2020.
Antes de este naufragio, el balance humano desde enero era de tres muertos y cuatro desaparecidos, tras seis muertos y tres desaparecidos en 2020.Rafael YaghobzadehAP

Este mortífero naufragio supone la peor tragedia desde que en 2018 se dispararon las travesías migratorias de la Mancha como consecuencia de controles reforzados del puerto francés de Calais y del Eurotúnel, que hasta entonces eran mayoritariamente utilizados por los migrantes para llegar a Inglaterra.

Los intentos de travesía de la Mancha a bordo de pequeñas embarcaciones se han duplicado en los últimos tres meses, según advirtió recientemente el prefecto marítimo de la Mancha, Philippe Dutrieux. Hasta el 20 de noviembre, 31.500 migrantes habían emprendido la travesía desde principios de año, y 7.800 de ellos fueron rescatados. La tendencia no se ha reducido pese a las temperaturas invernales.

Antes de este naufragio, el balance humano desde enero era de tres muertos y cuatro desaparecidos, tras seis muertos y tres desaparecidos en 2020.Macron suele recordar con frecuencia que los gendarmes franceses actúan “día y noche” tanto para socorrer a quienes se lanzan al mar como para desmantelar las redes de traficantes. En lo que va de año, Francia dice haber desmantelado 44 redes de traficantes, frente a 23 en 2020. Macron subraya que su Gobierno ha hecho “una inversión masiva” para construir centros de acogida para los que quieren solicitar quedarse en Francia pero al mismo tiempo añade que “la dificultad” viene de los “cientos de mujeres y de hombres que quieren irse a Gran Bretaña”.

Francia, que por un acuerdo bilateral gestiona desde 2003 la frontera británica en la costa gala, reclama al Reino Unido que desembolse el dinero prometido el pasado julio, 62,7 millones de euros, para reforzar la seguridad y la vigilancia en la zona del canal de La Mancha. Londres por su parte acusa a París de no hacer lo suficiente para impedir que las embarcaciones precarias cargadas de migrantes partan de las costas galas rumbo a las británicas. Según las autoridades francesas, en los diez primeros meses de este año intentaron atravesar clandestinamente el Canal de la Mancha por vía marítima para llegar al Reino Unido 24.655 personas, cuando en todo 2020 habían sido 9.551.

Uno de los principales problemas sigue centrándose en el propio municipio de Calais, uno de los puntos más conflictivos en la migración irregular en Europa, que se debate entre la conmoción por la tragedia y la indignación por sentirse abandonada por los políticos y las administraciones que a menudo suelen hacer promesas para poner fin a una situación que se remonta largo en el tiempo. Miles de esos migrantes se encuentran en una amplia zona de la costa norte francesa, sobre todo en torno a Calais y Dunkerque, donde los responsables locales se quejan de las consecuencias que les acarrea esa situación.