El vídeo que muestra el ataque con un dron del Cártel de Jalisco en Michoacán

La grabación revela cómo el avión no tripulado desde el que se lanzó el ataque fue derribado por los vecinos de Tepalcatepec

Miembros de los grupos de autodefensa Pueblos Unidos en una carretera de Michoacán, en México
Miembros de los grupos de autodefensa Pueblos Unidos en una carretera de Michoacán, en México FOTO: Armando Solis AP

Un vídeo filtrado en las redes sociales muestra el bombardeo realizado desde un avión no tripulado dirigido supuestamente por miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) sobre una base rival en la localidad de Tepalcatepec, en Michoacán, el pasado lunes, donde hay cientos de desplazados por la violencia criminal. Medios locales hablan de un herido entre los comuneros que habitaban el lugar.

El ataque se produjo sobre la localidad de El Vejuco, según medios locales. El vídeo muestra un campamento de comuneros cuando de repente se dispara una bomba que cae sobre el terreno y estalla el artefacto, momento en el que varias personas salen despavoridas corriendo. A continuación, otros tres explosivos son lanzados desde el dron.

La grabación que circula en Twitter revela que en ese instante el dron es alcanzado por proyectiles desde tierra, presuntamente disparados por grupos rivales del Cartel Jalisco Nueva Generación. Gracias a que el aparato fue derribado se pudieron obtener las imágenes.

La organización CJNG está dirigida por Nemesio Oseguera alias “El Mencho”, quien trata de hacerse con el control del municipio de Tepalcatepec frente a Cárteles Unidos, una organización liderada por el Abuelo Farías, fundador de los grupos de autodefensa en Michoacán, en su origen conformados por vecinos armados hartos de los narcos y estructurados militarmente para hacer frente a los cárteles.

El aumento de la tensión y la violencia en la conocida como región de Tierra Caliente ha puesto en un serio aprieto a las autoridades y ha provocado el desplazamiento de cientos de personas que huyen del miedo y la violencia hacia otras localidades y estados para evitar los enfrentamientos entre cárteles narcotraficantes que operan en la región. En Chinicuila, por ejemplo, hasta el alcalde se ha tenido que instalar en el municipio de Colima para seguir trabajando sin poner en riesgo su vida.

Michoacán se ha convertido en una de las zonas más violentas de México, donde cada día mueren de forma violenta una media de siete personas. Con casi cinco millones de habitantes y rodeado de estados problemáticos como Guanajuato, Jalisco, Guerrero y Colima, Michoacán es a menudo escenario de horrendos crímenes en los que aparecen cuerpos desmembrados y cadáveres colgando de puentes.

El Cartel Jalisco Nueva Generación se ha convertido en uno de los más poderosos del país. Está fuertemente armado gracias a la compra de material bélico de contrabando. Como señaló el experto en seguridad Robert Bunker, cofundador de Small Wars Journal, a LA RAZÓN recientemente, las armas de grado militar en posesión de los cárteles mexicanos han sido robadas en depósitos en Centroamérica, pero “también han entrado a los puertos controlados por los cárteles desde vías internacionales (Europa del Este y China) y a través de militares mexicanos corruptos”.

Muchas de las localidades de Michoacán afectadas por el fuego de los cárteles de la droga quedaron hace años desprotegidas ya que las autoridades se retiraron ante la falta de medios para imponer el orden o sencillamente porque nunca llegaron a controlar el territorio.

En el centro del huracán está el Cartel Jalisco Nueva Generación, que según diversas estimaciones tiene unos activos de unos 20.000 millones de dólares y un arsenal militar capaz de hacer frente a unidades de la Marina de México. El grupo surgió de las cenizas del Cartel del Milenio (Sinaloa) y evolucionó hasta que en 2009 hizo su aparición pública mostrando tres cuerpos mutilados dentro de una camioneta en Cancún, en el estado de Quintana Roo.

Actualmente, el CJNG tendría presencia en 23 de los 32 estados de México; también tiene presencia en las ciudades más importantes de EEUU y mantiene sociedades con mafiosos en los cinco continentes. “El Mencho” sigue siendo uno de los capos más temidos y el fugitivo más buscado de la agencia antidroga de EEUU, la DEA, que ofrecen la máxima recompensa posible, 10 millones de dólares, por información que conduzca a su arresto.

En la entrevista Bunker afirmó que “las armas de grado militar también están fluyendo hacia los carteles mexicanos mediante compras a intermediarios en Estados Unidos. Desde EEUU llegan rifles Barrett semiautomáticos calibre 50. También proliferan en México los narco tanques, de blindaje pesado. Aunque no son de grado militar, pueden usarse para defender y atacar a unidades policiales e incluso enfrentar a grupos militares”.