Francia

¿Quiénes son los sucesores de Macron y Le Pen?

En una Francia en la que los partidos tradicionales no encuentran su sitio, dos nombres ganan peso de cara a 2027

El duelo entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen ha protagonizado la escena política francesa en los últimos años con la repetición en 2022 de la segunda vuelta de 2017. Ambos han redimensionado el tablero político francés cambiando la tradicional alternancia entre conservadores y socialistas por un eje de coordenadas distinto, basado en el choque entre globalización y proteccionismo, entre multilateralismo y nacionalismo, entre dos Francias que chocan y que ahora cuesta vertebrar en torno a un proyecto.

Emmanuel Macron llegó al poder en 2017 prometiendo un quinquenio que haría desaparecer a la ultraderecha. Fracasó en el objetivo frente a una Le Pen que ha suavizado su imagen en la continuidad de su proceso de desdiabolización y que ahora es percibida como la alternativa del malestar, de esa Francia que recela de Macron. Sin embargo, el cartel del duelo que enfrenta a Macron contra Le Pen acabará el próximo domingo y ese enfrentamiento ya no se repetirá. Macron y Le Pen darán paso a otras caras que irán tomando relevancia durante el quinquenio para llegar al poder en 2027. Dos caras entendidas como relevos de Macron y Le Pen en este escenario en el que los partidos tradicionales no saben encontrar su espacio.

Paris (France), 20/06/2021.- A poster of the 'Rassemblement National' (RN) candidate Jordan Bardella and of the president of the far-right party Marine Le Pen on an electoral panel in front of a polling station during the first round of the 2021 Regional Elections in Paris, France, 20 June 2021. French Regional Elections will take place on 20 and 27 June 2021. (Elecciones, Francia, Jordania) EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON
Paris (France), 20/06/2021.- A poster of the 'Rassemblement National' (RN) candidate Jordan Bardella and of the president of the far-right party Marine Le Pen on an electoral panel in front of a polling station during the first round of the 2021 Regional Elections in Paris, France, 20 June 2021. French Regional Elections will take place on 20 and 27 June 2021. (Elecciones, Francia, Jordania) EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSONCHRISTOPHE PETIT TESSONAgencia EFE

Hay dos nombres que llevan tiempo ganando peso en ambos bandos: el ex primer ministro Édouard Philippe y el del jovencísimo presidente interino del Reagrupamiento Nacional de Le Pen, Jordan Bardella. Si el escenario no cambia y los partidos tradicionales no logran imponer una alternativa creíble a Macron, el duelo entre un centro amplio y la ultraderecha podría repetirse en el futuro pero con caras renovadas: Philippe contra Bardella.

La semana pasada, tras ganar en primera vuelta, Macron acudió a Le Havre, cuyo alcalde es Édouard Philippe, para obtener el apoyo del que dicen las encuestas que es “el político mejor valorado” por los franceses. Fue primer ministro de Macron en la primera parte de su quinquenio hasta que llegó la crisis sanitaria. Philippe era una de las grandes promesas del sector moderado de Los Republicanos, apadrinado por Alain Juppé, ese espectro conquistado por Macron hace tiempo. Con fama de líder empático y humilde llegó a tener índices de popularidad muy superiores al del propio presidente, Macron, a veces demasiado retórico y enfático.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su ex primer ministro Edouard Philippe
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su ex primer ministro Edouard PhilippeLUDOVIC MARIN / POOLAgencia EFE

Mucho se ha especulado durante estos años del recelo que Macron habría cultivado hacia su primer ministro, mejor valorado que él por la opinión pública. El segundón que le robó el papel al primer actor. También sobre los pactos a los que ambos hayan podido llegar para ser relevos y no competencia. Lo que sí que está claro es que La República en Marcha, el movimiento político del presidente, creado por y para llegar al poder y sin ningún tipo de implantación en la Francia regional, dejará de tener sentido sin Macron. ¿Quién ocupará entonces todo ese espectro político? Philippe está llamado a ello y ya en octubre del año pasado creó Horizons, su propio movimiento político. Liberal y europeísta destinado a tomar el relevo de La República en Marcha adaptándose perfectamente al mismo molde. Philippe y Macron vienen del mismo mundo y ambos nacieron en los 70 con pocos años de diferencia. Los dos se formaron en la Escuela Nacional de Administración, la fábrica de los hombres de poder en Francia. Ambos crecieron admirando al socialdemócrata Michel Rocard, y evolucionaron hacia un reformismo liberal. Les diferencia el estilo y el talante con un Philippe percibido como menos arrogante y siempre leal a su presidente, disimulando a la perfección sus desacuerdos.

Sondeos Francia
Sondeos FranciaAntonio Cruzfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4fafd5d4

Si Philippe está llamando a tomar el relevo de Macron, Jordan Bardella podría hacerlo con Le Pen, aunque su caso es completamente distinto. Bardella pertenece a otra generación, tiene sólo 26 años, es presidente interino del partido de Le Pen, ahora que ella está en plena campaña y simboliza el punto culminante del proceso de desdiabolización de la formación. Lejos de la imagen de Jean-Marie Le Pen y el sector ultra, Bardella proyecta la imagen de alumno perfecto que conoce al dedillo todos los asuntos y sabe plantearlos con argumentos y educación en los medios de comunicación. Es el delfín y la mano derecha de Le Pen que además, presenta una biografía cargada de simbólicos datos que ayudan a la causa.

Bardella tiene orígenes humildes, nació en Drancy, suburbio obrero del norte de París hace 26 años en una familia de origen italiano. Entró como simpatizante en el Frente Nacional con 16 años y más tarde empezó sus estudios de Geografía en la Sorbona que acabó abandonando para dedicarse al 100% al partido. Le Pen lo premió en 2018 como cabeza de lista para las europeas en 2019 con tan sólo 23 años. El diario “Liberation” ya lo definía por entonces como “la marioneta de Le Pen”. El Reagrupamiento Nacional quedó primero por encima de La República en Marcha y desde entonces, su aparición en medios y su influencia en el partido se ha multiplicado. En él confluyen todos los elementos de cambio y renovación que el partido de Le Pen ha emprendido desde hace tiempo para mostrar una cara más amable a la sociedad.