Europa

Yuriy Sak: «Putin calculó mal y nos subestimó. Ahora está pagando un alto precio»

«Necesitamos F-16 para defendernos y proteger a Europa», demanda el portavoz del Ministerio de Defensa ucraniano

Yuri Sak
Yuri Sak

Cada vez que Yuriy Sak menciona a Rusia añade que es un Estado «genocida, terrorista, que no respeta los derechos humanos». El portavoz del ministerio de Defensa ucraniano y consejero del ministro atiende a LA RAZÓN por videollamada desde Kyiv. Sak recuerda el muro de contención que es Ucrania, por eso: «Necesitamos F-16 para defendernos y proteger a Europa».

¿Se puede expandir la guerra? ¿Debería Moldavia prepararse?

Lo llevamos diciendo desde el principio, Rusia no se detendrá en Ucrania. Si se le permite, Moscú irá hacia el oeste. Todos los estados bálticos, Finlandia, Moldavia, Polonia... deben prepararse. Ya en diciembre Putin dio un ultimátum a la OTAN: «Tenéis que volver a las fronteras de 1991». En su cabeza, él tiene que ir hasta allí. Por eso nos comunicamos con nuestros aliados internacionales y les pedimos más armamento pesado. Al principio fue difícil de explicar, ahora nos comprenden.

¿Qué necesitan entonces: una zona de exclusión aérea y armamento pesado?

Sí. Absolutamente. Artillería pesada, tanques y vehículos blindados, también armas de largo alcance, que llegue a 30 o 40 km, que nos permitan ofensivas y contraofensivas a distancia. Necesitamos detener los bombardeos con defensas aéreas, sistemas de misiles de multilazamiento MLRS... Aviones de combate, y no los Mig29 (por supuesto que también son bienvenidos), pero para defendernos y protegeros a vosotros y a Europa, necesitamos F-16, que nos dé superioridad en el aire. Necesitamos sistemas de misiles antibuque. Así evitaremos también una crisis alimentaria mundial, pues la Armada rusa está bloqueando el cereal en el Mar Negro. Es en nuestro interés común. Necesitamos estas armas y las necesitamos rápido. Rusia está furiosa porque algunos aliados van a comenzar a entregarnos y ahora también ataca nuestras estaciones de trenes y objetivos logísticos, lo que nos hace imposible recibirlo.

Con todo, ¿por qué han tenido tanto éxito a la hora de matar a generales rusos?

Y todavía tendremos que matar a más, me temo. Parte del éxito es gracias al intercambio altamente coordinado de inteligencia y datos de reconocimiento proporcionado por nuestros aliados de la OTAN. Esto lo hace posible. Hasta podemos rastrear los centros de mando móviles. Tener acceso a esta información es muy importante en esta guerra y en defensa de nuestro país.

Más de tres meses de guerra, ¿cuál ha sido el principal problema al que se han enfrentado las tropas rusas en Ucrania?

El mayor obstáculo al que se han enfrentado las tropas rusas son los ucranianos. Este es el mayor error de cálculo de la Historia. Creyeron que iban a conquistar Ucrania en apenas tres días, una semana. Pero una vez entraron se toparon con la resistencia. Por un lado, con las tropas. El Ejército ucraniano lleva curtiéndose en la guerra prácticamente desde hace ocho años, por lo que han cambiado dramáticamente y han logrado mucha experiencia para defender nuestro país. Es más, en las escuelas de aviación de EE UU se pone como ejemplo a los pilotos ucranianos. Por otro lado, los rusos se han encontrado de frente con la población ucraniana. Cuando los líderes de Rusia planearon esta invasión contaron erróneamente con que la mayoría de los ciudadanos ucranianos estarían esperando con los brazos abiertos a las tropas rusas. Esto no ha sucedido. Ni siquiera en ciudades como Járkiv, al norte, muy cerca de Rusia, donde aún siguen repeliendo los ataques y han luchado valientemente. El fracaso de Rusia es el éxito de Ucrania. Rusia no pudo conquistar Kyiv en tres días. Rusia no pudo tener una guerra relámpago en Ucrania. Rusia no pudo capturarla.

Los ucranianos son el mayor problema para los rusos. Moscú calculó mal y nos subestimó y ahora está pagando un alto precio. Rusia intensifica sus bombardeos, sus ataques de artillería... Apenas hay una ciudad que no haya sido atacada por misiles rusos. Los civiles ucranianos mueren a diario porque estos criminales de guerra no pueden ganar la guerra en el campo de batalla, por eso recurren a atacar escuelas, geriátricos, hospitales, guarderías... Estamos documentando cada crimen de guerra, junto a nuestros aliados internacionales, los buscaremos y los traeremos ante la justicia.

¿Le sorprende la ola de solidaridad y los combatientes extranjeros (entre los que hay españoles) que incluso están dispuestos a morir por su país?

Estamos muy agradecidos con todos eso valientes de toda Europa y de todo el mundo que entendieron desde el primer día a lo que nos enfrentamos. Con honor, vieron que ayudar a Ucrania a defender la libertad para el futuro de Europa, que tenían que estar allí, y era su llamada. A nivel legislativo hicimos todo lo que teníamos que hacer para asegurarnos de que esos soldados internacionales que llegan y quieren luchar con el Ejército ucraniano hombro con hombro, pueden hacerlo legalmente. Estamos muy agradecidos por esto. Es un impulso moral y nos levanta el ánimo, cuando entendemos que no estamos solos. No estamos solos en el ámbito internacional, cuando se imponen sanciones a Rusia en el Parlamento Europeo, o cuando se expulsa a Rusia de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Y no estamos solos en un nivel más práctico en las trincheras del campo de batalla cuando luchamos hombro con hombro con nuestros amigos internacionales.