MENÚ
miércoles 17 julio 2019
00:29
Actualizado

40 reclusos mueren estrangulados en cuatro cárceles de Brasil

Las bandas de narcotraficantes tienen el control de facto sobre casi todas las cárceles del país

  • Presos en una cárcel de Porto Alegre, Brasil/AP
    Presos en una cárcel de Porto Alegre, Brasil/AP

Tiempo de lectura 2 min.

28 de mayo de 2019. 17:42h

Comentada
larazon.es 28/5/2019

Al menos 40 prisioneros en Brasil fueron hallados estrangulados en cuatro cárceles en la ciudad de Manaos, en la selva amazónica, donde una pelea entre pandillas de la prisión rival dio lugar a 15 muertos el día anterior, según las autoridades.

Se está enviando un grupo de trabajo federal a Manaus en un esfuerzo por detener la violencia. Los enfrentamientos en las prisiones a menudo se propagan rápidamente en Brasil, donde las bandas de narcotraficantes tienen el control de facto sobre casi todas las cárceles.

La Secretaría de Administración Penitenciaria de Amazonas (SEAP) informó en un comunicado que las muertes “estarían motivadas por una ruptura entre presos que integraban un mismo grupo criminal y que actúa en el tráfico de drogas en el Estado”. También aseguró que la intervención de los agentes evitó la muerte de al menos otros 200 reclusos “jurados de muerte”. Los presos no utilizaron cuchillos o armas de fuego, añadió la SEAP.

“El hecho de que las muertes fueron coordinadas en cuatro presidios diferentes sugiere que se trató de un ajuste de cuentas”, estimó Robert Muggah, dijo a Afp el director del instituto de investigación Igarape, de Rio de Janeiro.

En enero de 2017, casi 150 prisioneros murieron en tres semanas de violencia en el norte y noreste de Brasil, mientras las pandillas locales respaldadas por las dos facciones de narcotraficantes más grandes de Brasil, el Primer Comando de la Capital y el Comando Rojo, se masacraron entre sí.

Una declaración del departamento penitenciario del estado de Amazonas revisó a 40 de un número anterior de 42 muertes el lunes y dijo que las autoridades habían recuperado el control de las cuatro prisiones aunque no se proporcionaron otros detalles.

Al menos 15 presos fueron asesinados en una cárcel en Manaus el domingo, y las autoridades dijeron que los que murieron fueron ahogados y apuñalados hasta la muerte.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, prometió recuperar el control de las cárceles del país, junto con la construcción de muchas más cárceles.

Pero la gran mayoría de las cárceles se administran a nivel estatal. Durante décadas han estado gravemente superpobladas y fuera de control de las autoridades locales, sirviendo esencialmente como centros de reclutamiento de bandas de narcotraficantes.

Últimas noticias