Internacional

Noruega acoge importantes maniobras de la OTAN en plena tensión con Rusia

En los ejercicios militares, que se prolongarán hasta el 1 de abril. participan 30.000 soldados de 27 países aliados

Unos importantes ejercicios militares en los que participaron 30.000 soldados de 27 Estados miembros de la OTAN y países socios comenzaron este lunes en Noruega a medida que aumentan las tensiones entre Occidente y Rusia por la guerra de Ucrania.

Cold Response 2022″, planeado mucho antes de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, tiene como objetivo probar cómo Noruega manejaría los refuerzos aliados en su suelo, de acuerdo con el artículo 5 de la carta de la OTAN que requiere que los Estados miembros acudan en ayuda de otro estado miembro bajo ataque.

“Es un ejercicio defensivo”, dijo el general Yngve Odlo, a cargo de las maniobras. “No es una operación militar con fines ofensivos”, aclaró al canal de televisión TV2.

Hace unos días, el primer ministro noruego, Jonas Gahr Støre. insistió en que las maniobras “se realizarán dentro del marco que ha sido anunciado de antemano, pero también son un importante recordatorio para Noruega de que tenemos aliados que se entrenan con nosotros en invierno”. Støre reiteró que no son una “respuesta” al conflicto en Ucrania, sino un ejercicio “de rutina, planeado y anunciado”

Organizados cada dos años, los simulacros navales, aéreos y terrestres se llevan a cabo en vastas franjas del territorio de Noruega, incluso por encima del Círculo Polar Ártico. Sin embargo, permanecerán a varios cientos de kilómetros de distancia de la frontera de Noruega con Rusia.

Rusia rechazó la invitación de Noruega de enviar observadores. “Cualquier acumulación de capacidades militares de la OTAN cerca de las fronteras de Rusia no ayuda a fortalecer la seguridad en la región”, aseguró la embajada de Rusia en Noruega a France Presse la semana pasada. Rusia “tiene la capacidad de seguir (el ejercicio) de una manera totalmente legítima”, añadió Odlo. “Realmente espero que respeten los acuerdos existentes”, agregó.

Como en ediciones anteriores del ejercicio, las vecinas Suecia y Finlandia, que son socios militares no alineados pero cada vez más cercanos a la OTAN, también participarán en “Cold Response”. La invasión de Rusia ha renovado el debate en los dos países nórdicos sobre la posible pertenencia a la OTAN.

Mientras Estocolmo ha cerrado la puerta a la adhesión por considerar que contribuiría a aumentar la inestabilidad en Europa, Helsinki ha iniciado un debate nacional sobre su política de seguridad que no descarta ningún escenario, incluido la integración en la Alianza Atlántica. Un sondeo de la televisión pública Yle muestra que el apoyo al ingreso en la OTAN se ha disparado desde la invasión rusa de Ucrania. Un 62% de los finlandeses se pronuncia a favor, mientras apenas un 16% se opone y un 20% permanece indeciso. El respaldo a la adhesión a la alianza militar sube al 77% en caso de que Suecia también dé el paso.

En las maniobras, que duran hasta el 1 de abril, también participan unas 200 aeronaves y 50 embarcaciones. El ejercicio comenzó este lunes con operaciones navales y el despliegue en tierra de parte de la fuerza de reacción rápida de la OTAN.