Tres mascarillas faciales con miel para hacer en casa durante esta cuarentena

Para estar perfecta tan solo tendrás que buscar en tu nevera o despensa.

Tania Fernández para Unsplash
Tania Fernández para UnsplashTania Fernández para Unsplash (nombre del dueño)

Durante estos días de confinamiento por coronavirus en España, que ya han superado prácticamente la veintena, nuestra piel ha podido sufrir. Muy posiblemente nos falte vitamina D, que en su gran mayoría la produce la piel mediante la acción de los rayos solares, y los cambios emocionales por los que hemos pasado estos días, así como el cambio de rutina y posiblemente de alimentación, también se vean reflejados en ella.

No podemos acudir a nuestro salón de belleza de confianza, pero eso no significa que no podamos seguir hidratando y mimando la piel como se merece en estos momentos. Ahora deben ser los ingredientes naturales y accesibles los que se conviertan en nuestros grandes aliados. El yogur, el aceite o los copos de avena son muy repetidos y recomendados pero, sin duda alguna, es la miel uno de los grandes destacados para esto. Y es que este ingrediente, tan habitual en nuestros hogares para endulzar desayunos o meriendas, también puede ser clave para el cuidado de tu piel gracias a sus múltiples propiedades. No solo conseguirá una hidratación más profunda en tu rostro sino también será efectiva para calmar la dermatitis o eliminar bacterias. Si, has oído bien.

Close-up of a young woman with a facial mask
Close-up of a young woman with a facial mask gtres (nombre del dueño)©Gtresonline

Por ello, aquí te dejamos tres sencillas mascarillas faciales caseras con la miel como protagonista para que comiences a probar sus beneficios. ¿La vas a dejar pasar?

Miel y aguacate: hidratación

Ya hablamos con anterioridad de los beneficios del aguacate para el cuidado del pelo, ahora podemos confirmar que también será clave para el de tu rostro. Este es uno de los remedios más populares para hidratar la piel y también uno de los más sencillos.

La mascarilla: tan solo necesitas un aguacate y un par de cucharadas de miel. Machaca el primero y añade la miel, en algunos casos añaden unas gotitas de aceite de oliva. Revuelve muy bien y cuando consigas una perfecta masa homogénea, aplícala en el rostro con un pincel o con las manos en su defecto y déjala actuar entre 15/20 minutos. Finalmente podrás retirarla con agua templada.

Miel y limón: luminosidad y exfoliación

La combinación de ambos es ideal para eliminar células muertas de la piel y limpiarla en profundidad.

La mascarilla: tan solo necesitas una cucharada de miel y medio limón. Como consejo previo, puedes colocar tu rostro sobre una olla de agua hirviendo consiguiendo que el vapor abra tus poros y la limpieza sea más profunda. Tras ello, aplica en él la masa resultante de mezclar los dos ingredientes, espera 15 minutos y retira con agua templada.

Miel y canela: contra el acné

Para pieles grasas, o aquellas con tendencia acneica, este remedio casero puede ser vital, y lo mejor es que es realmente rápido de elaborar.

La mascarilla: tan solo necesitas tres cucharadas de miel y una de canela en polvo. Mezcla todo en un recipiente hasta lograr que ambos se integren y luego sobre la piel limpia aplica la mezcla. Como hemos dicho con anterioridad es recomendable hacerlo con pincel, en su defecto con las propias manos también vale. Deja reposar entre 20 y 30 minutos y después retira con abundante agua.