6 formas de usar tu corrector que quizás desconocías y van más allá de cubrir ojeras

¿Todavía no cuentas con uno de ellos en tu neceser?

kevin laminto @kxvn_lx para Unsplashkevin laminto @kxvn_lx para Unsplash

Hay productos que simplemente no pueden faltar en ningún neceser, ya seas amante del maquillaje más extravagante o la naturalidad sea tu punto fuerte. El corrector es uno de ellos. Muchos lo llegan a nombrar como el mejor aliado para nuestro día a día, el imprescindible. Y posiblemente no vayan mal encaminados.

Más allá de cubrir ojeras o signos de cansancio en nuestro día a día, este producto tiene otras funciones que posiblemente desconocíamos. Hablamos de su poder para potenciar nuestras cejas o realizar el countouring perfecto. David Debis, Makeup Artist para Perricone MD, nos desvela hasta 6 formas de utilizar el corrector que pueden ser de gran ayuda. ¡Toma nota de todas!

Cubriendo imperfecciones

Es el más frecuente detrás de su uso principal, al que todas recurrimos una y otra vez: aplicar este producto encima de pequeños granitos o imperfecciones del resto. “En estas situaciones, siempre recomiendo aplicarlo en lo que denomino como dos fases. Primero, usaremos un pequeño punto sobre el granito y difuminando con la yema de los dedos para crear como un lienzo que se unifique con el tono de la piel. Después, aplicaremos un segundo punto de nuevo en la zona inflamada, aumentando así la cobertura, sellando un poco con la yema del dedo", explica David Deibis.

Como prebase labial y de ojos

Posiblemente no lo habías pensado o quizás sí, pero su aplicación en ambas zonas consigue efectos similares: facilita el acabado mate del producto posterior, ayuda a que este quede fijado y además corrige imperfecciones que podamos tener tanto en la zona cercana al contorno de la boca como en el párpado.

"Aplicaremos tres puntos en el labio inferior y tres en el superior (izquierda, centro, derecha). Distribuiremos con la yema del dedo índice de manera que quede uniforme. Dejaremos secar un poco y, pasados unos 30 segundos, podremos aplicar nuestra barra habitual”, añade el Makeup Artist. En el caso del parpado, donde repetiríamos el mismo método, David asegura que “es una gran alternativa” en momentos exprés.

Como aliado frente a manchas y rojeces

Si has pasado la barrera de los 20 posiblemente hayas empezado a experimentar lo que es que pequeñas manchas aparezcan en tu rostro tras la época estival . Tratarlas con especialistas es el primer paso pero hay momentos, precisamente cuando estás en ese proceso, que solo podemos cubrirlas. Ahí es donde entra en acción el corrector. De igual manera sucede con las rojeces. “Aquí, podremos aplicar un punto sobre la mancha o la rojez y, en estos casos, recomiendo difundir con brocha, ya que creará un efecto filtro muy natural. Convendrá usar en estos casos correctores que puedan tratar el problema y no solo lo tapen, y también aquellos con SPF, que protegerán la piel de irritaciones solares o futuras manchas", apunta David.

Como iluminador

El corrector puede ayudarte a lograr una mirada más brillante y espectacular. “Si tenemos un iluminador, será mejor opción, pero esta no es una mala alternativa en absoluto. Lo básico será aplicar un corrector más claro que nuestro tono de piel en el arco de la ceja, la punta de la nariz, el área superior del pómulo y en el arco del labio", añade el maquillador.

Como aliado para unas cejas perfectas

¿Lo imaginabas? Según explica el experto, elegir un tono más claro que el nuestro y aplicando este alrededor de la ceja lograremos un efecto potenciador inmediato. “Haremos una línea siguiendo la ceja, tanto arriba como abajo de ella, y después difuminaremos. Esto aumentará el contraste y creará unas cejas más llamativas y salvajes", añade.

Y para lograr un perfecto contouring

Sigue siendo una de las opciones más demandadas para resaltar las facciones del rostro, los pómulos. Puede que no cuentes con los productos específicos para ello pero no importa, Deibis confirma que el corrector puede ser un gran aliado. “Será mejor usar uno o dos tonos más oscuros al nuestro. Lo aplicaremos en el arco de la frente (junto a la línea de salida del cabello), hacia las sienes, y siguiendo la línea inferior del pómulo, en eje de oreja a boca, para después difuminar. También podremos contornear la nariz añadiendo una línea vertical a cada extremo, difuminando de nuevo traes ello", explica.

Aquí dejamos algunos de los correctores más vendidos para que empieces a ponerlas en marcha:

No Makeup Concealer de Perricone MD (37 euros)

Cortesía de Perricone MDLa Razón (Custom Credit)

Iluminador Touche Éclat de Yves Saint Laurent (17,90 euros)

Yves Saint LaurentLa Razón (Custom Credit)

Vanish Airbrush Concealer de Hourglass (36,99 euros)

HourglassLa Razón (Custom Credit)

Natural Fix Concealer de Identy Beauty (18 euros)

Identy BeautyLa Razón (Custom Credit)

Corrector UnCover-Up de RMS Beauty (38,99 euros)

RMS BeautyLa Razón (Custom Credit)