Que no te engañen: estos son los falsos mitos sobre el pelo que siempre has escuchado y que nada tienen que ver con la realidad

¿A qué sabes perfectamente de lo que hablamos?

Influencers sobre el 'street style'./PINTEREST
Influencers sobre el 'street style'./PINTERESTPINTEREST

Llevamos años escuchando sobre ello, forman parte de lo que bien llamaríamos cultura popular. Pero, ¿qué hay tras los famosos mitos sobre el pelo? Debemos tener en cuenta que no por repetirse en infinidad de ocasiones se convierten en verdades universales, eso significa que a pesar de que es probable que estén en tu mente desde que eras apenas una adolescente eso no los hace reales.

Por fin ha llegado el momento de desmentir los falsos mitos de belleza sobre el cabello que tanto has resonado (y resuenan) entre la ciudadanía. No son verdad chicas, que no os engañen:

La influencer Caroline Daur con un recogido bajo/ PINTEREST
La influencer Caroline Daur con un recogido bajo/ PINTEREST FOTO: PINTEREST

1. No es bueno lavarse el pelo todos los días

Debía estar en primera posición. ¿El motivo? Ha sido el más extendido. Pues bien, es totalmente falso, no, no es malo lavarse el pelo a diario, incluso para algunos tipos de cabello, sobre todo los más grasos, esto puede resultar beneficioso. Debemos tener claro que la frecuencia de lavados no influye directamente en que el pelo se engrase más o menos rápido.

2. Cambiar de champú con frecuencia, sino el cabello se acostumbra

Es posiblemente una de las frases que más nos ha repetido desde la infancia pero no se trata de una ciencia exacta. No, no debemos de cambiar de champú obligatoriamente sino si consideramos que la melena así lo necesita. Es decir, si las condiciones del cabello han cambiado, habitualmente son factores externos como la contaminación o el clima los que lo determinan sí tendremos que dejar de lado la opción que teníamos y comprar uno nuevo.

3. Si te arranchas una cana, te saldrán muchas más

Uno de los mitos más extendidos. No, no salen más, de cada folículo solo puede salir un pelo, es decir, por más que lo arranques seguirá saliendo solo un pelo, solo una cana. Si a medida que pasa el tiempo va aumentando el tono blanco de tu melena es lo normal, no se debe a este fenómeno.

4. El uso de acondicionador o mascarilla aporta grasa a tu melena

Que no te confundas, lo que debemos hacer es encontrar aquellos productos que se adapten a nuestras necesidades y no hacer un uso excesivo de ninguno de ellos. Siguiendo estas pautas, añadirlos a la rutina puede ser determinante para mantener la melena hidratada.

5. Si te cortas las puntas, el pelo te crece más rápido y con más fuerza

Aunque es verdad que un cabello saneado da sensación de mayor fuerza y salud, nada tiene que ver con el crecimiento. No debemos olvidar que el pelo crece desde la raíz, por lo que cortar las puntas no va a tener ningún impacto en su crecimiento, por lo que debemos incidir en ello y en el cuero cabelludo, si ambos están bien el crecimiento será óptimo.

6. Cepillar el cabello puede aumentar la caída

¿Habías oído sobre eso? Si es así puedes estar tranquila, no es verdad. Cepillar el pelo es necesario, diríamos que una de las primeras pautas de la rutina capilar. Debemos hacerlo cada día, sobre todo antes de acostarnos, de raíz a puntas, para mantener el pelo sin enredos. Sí es verdad que debemos hacerlo con cuidado y siempre que el cabello no esté húmedo.