MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
12:24
Actualizado
  • 1

Colau multará con 900.000 euros a los propietarios de narcopisos

La Generalitat, tras reunirse con la alcaldesa, vuelve a lavarse las manos y no destinará más mossos a Ciutat Vella.

  • Ada Colau
    Ada Colau
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de septiembre de 2018. 07:36h

Comentada
David J. Fernández.  Barcelona. 15/9/2018

La primera reunión de trabajo entre el Ayuntamiento, la Generalitat y la Judicatura ayer para afrontar el fenómeno de los narcopisos acabó con un compendio de buenas intenciones y pocas medidas prácticas. Según explicó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, acordaron mejorar la coordinación entre las tres administraciones para aprovechar los recursos disponibles. Más allá de eso, en el encuentro no se ha llegado a ningún acuerdo concreto. Más bien todo lo contrario.

Colau explicó que el Ayuntamiento utilizará la ley de la vivienda para sancionar con hasta 900.000 euros los grandes propietarios de pisos «que hagan dejación de funciones», es decir, que no se responsabilicen de sus viviendas cuando son ocupados para vender droga. El conseller de Interior ve con buenos ojos la propuesta y la utilizó para defenderse de la demanda de Colau de tener más mossos en Ciutat Vella. Buch subrayó que «la solución a narcopisos no es tener más mossos en las calles»y le instó a que haga uso de sus competencias municipales. Así, el conseller abogó por centrar la acción pública en medidas alternativas al aumento del patrullaje. Dos de ellas serían multar con hasta 900.000 euros a los propietarios de estos pisos. No obstante, con frecuencia fondos de inversión difíciles de contactar por estar radicados en paraísos fiscales; y que la policía pueda precintar estas viviendas y locales por orden judicial sin esperar a que haya una denuncia formalizada. A falta de un aumento de los efectivos, Colau subrayó el consenso sobre compartir diagnósticos de hurtos y narcopisos entre la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra «para conseguir la máxima eficiencia de los recursos disponibles».

Por parte de Justicia, cartera que dirige Esther Capella, las dos instituciones promoverán una mayor coordinación con la Fiscalía para buscar fórmulas legales –como acreditar la multireincidencia– que aumenten las penas a los detenidos. La venta minorista en los narcopisos lleva a decomisos de escasa entidad durante las redadas, que reducen notablemente las condenas de los ocupantes. Esta semana, el primer juicio a traficantes detenidos en un narcopiso de Ciutat Vella se cerró con penas menores y sin entrar en prisión.

Otras medidas citadas por la alcaldesa 1fueron «reorganizar en función de los focos incidencia» a los policías de Ciutat Vella, que la comisaria de Mossos de la Barceloneta acepte más denuncias y abrir un juzgado de guardia suplementario.

En lo que sí coincidieron las dos administraciones es en destacar el incremento de las entradas policiales en narcopisos y del número de detenidos y la buena colaboración entre los agentes de la Guardia Urbana y los Mossos. Según explicó la alcaldesa, las entradas conjuntas en narcopisos en 2017 fueron 46 y las personas detenidas 60.

Últimas noticias