Protesta en Madrid de la Plataforma de Afectados por la Ocupación: “Nosotros sí que somos vulnerables”

María Luisa y Cristina son dos víctimas -y no las únicas-, de “inquiocupas” que no pagan las mensualidades y utilizan todo tipo de artimañas legales para seguir en las casas

Una mujer, con un chaleco que pone 'Soy víctima de inquilino okupa' grita en una concentración en apoyo a los afectados por la okupación
Una mujer, con un chaleco que pone 'Soy víctima de inquilino okupa' grita en una concentración en apoyo a los afectados por la okupación FOTO: Fernando Sánchez Europa Press

La Plataforma de Afectados por la Ocupación ha pedido apoyar este martes y miércoles a dos mujeres víctimas de este problema, ya que “son mucho más vulnerables que aquellos que ocupan una casa”, ha informado la entidad.

“María Luisa dormirá este martes en su portal para reclamar su única vivienda. Lleva dos años durmiendo en un sofá mientras su”inquiocupa” dice ser vulnerable. Cristina, enferma crónica tras un grave accidente, lleva tres años arruinada por su “inquiocupa” y ha utilizado todas las artimañas legales para humillarla”, ha explicado la plataforma.

Al hilo, la entidad ha recordado que María Luisa tiene 58 años y un contrato de trabajo precario, debido a que “este mes ha cobrado 550 euros y tiene que pagar 300 euros de autónomos”. Asimismo, ha indicado que lleva más de dos años viviendo en casa de amigos y durmiendo en un sofá.

“La ocupación y la inquiocupación es un problema social acuciante que afecta a todos: vecinos, barrios, ciudades, pueblos que deterioran la convivencia y la salud mental de los ciudadanos de bien”, ha lamentado la plataforma. Así, ha pedido apoyarla este martes en Colonia Juan XXIII, desde las 19:30 horas hasta la mañana del miércoles.

Por otro lado, ha recordado el caso de Cristina, quien sufrió un accidente hace unos años y que su situación incapacitante “le impedía vivir sola y tuvo que mudarse a casa de sus padres con su hijo Rubén”.

“Alquiló su casa, pero desde hace 3 años la “inquiocupa” no le paga. Cristina tenía una sentencia firme y orden de desahucio para este miércoles, a las 11.45 horas, pero el pasado día 12, recibió una notificación de su procurador en la que su “inquiocupa” había solicitado la valoración de vulnerabilidad”, ha explicado la plataforma.

El juez, según ha indicado la entidad, solicita los informes de vulnerabilidad y los servicios sociales disponen de un plazo de seis meses para enviarlo, “pero en muchas ocasiones este informe nunca llega dentro de los plazos que establece la justicia”.

“En el caso de que el informe declare vulnerabilidad, son los servicios sociales los que tienen que ofrecer un recurso habitacional a quien ocupa lo que no es suyo, pero de todos es conocida la carencia de viviendas sociales y la lucha entre administraciones para derivar los problemas de unos a otros”, han señalado.

En esta línea, explican que “si el ocupa decide no aprovechar esos recursos habitacionales, los servicios sociales derivan su responsabilidad hacia la víctima de la ocupación, quien tiene que asumir su manutención”.