Tres boxer se ensañan con un anciano hasta matarlo a mordiscos en Sevilla

El hombre, de 81 años, fue a dar una vuelta a su terreno de Villaverde del Río y los perros de una parcela colindante se le lanzaron

El anciano fue atacado por tres perros tipo boxer

Un vecino de Villaverde del Río, en Sevilla, se dirigió a primera hora de la tarde a dar una vuelta a una parcela que tiene en las afueras del municipio y sin que se conozca el motivo tres perros de raza boxer de un terreno colindante se le lanzaron y acabaron con su vida en cuestión de minutos.

El hombre, de 81 años y que había enviudado hace unos meses, todas las tardes paseaba hasta el terreno de su propiedad en la Urbanización Las Doncellas, donde hoy ha encontrado la muerte al ser atacado por los tres perros de uno de los vecinos que al parecer consiguieron salir de su parcela y andaban sueltos por la zona. El cadáver presentaba múltiples heridas y desgarros por todo el cuerpo.

Al producirse el ataque, los vecinos llamaron rápidamente a las autoridades. Además de a los servicios sanitarios, que ya nada pudieron hacer por el anciano, el Ayuntamiento se puso en contacto con un profesional del adiestramiento canino que vive en la zona, Bruno Sarmiento, que además conoce a los perros, y también avisó al servicio de OCA de la Junta de Andalucía para controlar a los cánidos y ponerles los bozales pertinentes.

El teléfono 112 recibió, sobre las 16:40 horas de esta tarde, la llamada de auxilio de un particular para un hombre herido tras ser atacado por unos perros en una parcela de la urbanización La Doncella. La sala coordinadora ha activado, de inmediato, a la Guardia Civil y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), que ha enviado un helicóptero hasta el lugar del suceso.

Los efectivos sanitarios desplazados a la zona del suceso han confirmado el fallecimiento del hombre como consecuencia del ataque de los perros. La Guardia Civil ha concretado que la víctima, de unos 81 años, había sufrido lesiones en la cabeza, la cara y los brazos al ser mordido por varios perros, que pudieron ser encerrados en la parcela y cuyo dueño ha sido localizado.

Según ha señalado el adiestrador, Bruno Sarmiento, a LA RAZÓN, los tres perros de la raza boxer son animales tranquilos, por lo que resulta extraño el ataque repentino a este vecino, que además no era la primera vez que lo veían.

Cuando llegaron los servicios especializados, los propietarios ya les habían puesto el bozal y dos de ellos estaban tranquilos y sentados. Un tercero, al parecer el más agresivo, presentaba numerosas heridas por lo que una de las hipótesis que se baraja es que el fallecido se defendiese con palos o herramientas de labranza de los ataques de los animales, o que el perro fuese atacado por otra persona lo que le provocó la agresividad.

Para Sarmiento, “el problema es siempre el mismo, la gente tiene perros y no se dedica a educarlos, ni siquiera se preocupa de ensañarles una obediencia básica. Cada vez hay más familias con perros, más hogares con mascota, y esto es un problema potencial, porque hay que educarlos”.