Christophe Prévost: “España va muy retrasada en temas de movilidad eléctrica”

El director general del Grupo PSA anima al Gobierno a incrementar las infraestructuras de carga y mantener las ayudas para la promoción de coches eléctricos

“La movilidad eléctrica no puede ser responsabilidad única de los fabricantes”, en opinión del Director General de Comercio de la Región Ibérica del grupo PSA, Christophe Prevost, quien lamentó las carencias en este campo que padece nuestro país, que se encuentra a la cola de Europa en estos temas. Tras señalar que las marcas de su grupo, Peugeot, Citroen, DS y Opel, son líderes en este tipo de motorizaciones, instó a las autoridades a poner en marcha planes para la promoción de este tipo de vehículos y así cumplir los objetivos de descarbonización que culminarán en el año 2040.

En opinión de Prevost, es necesario desarrollar una red pública de puntos de recarga por todo el país y complementarlo con un programa de ayudas para la promoción de los automóviles eléctricos que se mantenga en el tiempo. En este sentido, se mostró partidario de mantener el actual sistema de etiquetas de la DGT sin cambios y destacó el esfuerzo de las marcas que lidera en la creación de un a red de más de 200 puntos de carga aprovechando los concesionarios repartidos por toda España.

Para el directivo de PSA es muy importante mantener en un nivel alto de matriculaciones en España. “Necesitamos un mercado interior fuerte para asegurar el futuro de las fábricas”, ya que, resaltó, las decisiones sobre la fabricación de modelos para el futuro se decide fuera de nuestro país y una bajada importante de ventas puede condicionar decisiones de futuro para las plantas establecidas en nuestro país.

Dentro del objetivo de conseguir una movilidad limpia, segura y asequible, las marcas del grupo francés da a elegir entre 15 modelos electrificados de nueva generación con la etiqueta 0. En lo que se refiere a turismos 100% eléctricos, están disponibles los Peugeot e-208 y e-2008, Citroën ë-C4 ëlectric, DS 3 Crossback E-TENSE y los Opel Corsa-e y Mokka-e. Por otra parte, los Peugeot 3008, 508 y 508 SW, el SUV Citroën C5 Aircross, el DS 7 Crossback y el Opel Grandland X incorporan versiones híbridas enchufables. Como vehículos comerciales se añaden los Peugeot e-Expert, Citroën ë-Jumpy y Opel Vivaro-e y sus versiones de pasajeros Peugeot e-Traveller, Citroën ë-SpaceTourer y Opel Zafira e-Life. Y pronto se añadirán los Peugeot Boxer, Citroën Jumper y Opel Movano, que contarán con una versión 100% eléctrica.

Los turismos ofrecen una autonomía de hasta 350 kilómetros con una potencia 136 caballos. Las versiones híbridas enchufables disponen de hasta 59 km de autonomía en “cero emisiones” con hasta 300cv. Si se tiene en cuenta que la mitad de los trayectos en Europa son inferiores a 15 kilómetros y que la media recorrida al día no supera los 45 km, estas cifras se adaptan perfectamente al uso en zonas urbanas y áreas metropolitanas, además de permitir trayectos mucho más largos. Desarrollar una conducción ecoeficiente permite aumentar esta autonomía un 15 %.

A fin de que la electrificación pueda ser más accesible se proponen distintas opciones. Tener un coche eléctrico por horas, con el “carsharing” de Free2Move; por días con Free2Move Rent o con un contrato de “renting” de larga duración. El comprador de un coche eléctrico puede resolver en el concesionario los problemas de conseguir un punto de carga homologado y la adaptación de su instalación eléctrica doméstica.

Hay que recordar que todos los modelos electrificados cuentan con las ventajas de la etiqueta “Cero” de la DGT, lo que supone, entre otras cosas, acceso libre al centro de las grandes ciudades, incluso en episodios de alta contaminación, estacionamiento gratuito en muchos municipios, plazas de estacionamiento reservadas, posibilidad de circular en carriles VAO con un solo ocupante…

El Grupo PSA se ha fijado como objetivo que en el año 2025 toda su gama será electrificada. Desde el punto de vista industrial, en España, las plantas de Zaragoza, Vigo y Madrid producen con la plataforma CMP los Opel Corsa-e, Peugeot e-2008 y Citroën e-C4 100% electric, lo que le convierte en el fabricante español más importante de esta tecnología del futuro.