Opinión

Artículo del JEMAD: “Tradición e innovación”

“Gracias al esfuerzo, entrega y compromiso de los que nos precedieron en el noble ejercicio de la profesión militar, tenemos unas Fuerzas Armadas profesionales y eficientes”

Almirante General Teodoro E. López Calderón - JEMAD

El Día de las Fuerzas Armadas es una jornada de encuentro entre españoles, civiles y militares, con el objetivo de acentuar el conocimiento que tiene nuestra sociedad de sus Fuerzas Armadas, acorde con lo establecido por la Constitución Española y con el espíritu de nuestras Reales Ordenanzas.

En estas singulares circunstancias que estamos viviendo, esta celebración tiene por segundo año consecutivo un carácter especial, pues aún no es posible retomar las actividades que habitualmente se realizaban para materializar ese contacto de las Fuerzas Armadas con la sociedad de la que proceden y a la que sirven. El lema escogido para este año es el de: «Fuerzas Armadas, tradición e innovación».

Tradición, porque somos herederos y depositarios del legado de valores, creencias, prácticas, costumbres y símbolos desarrollados a lo largo de los siglos que recogen hechos históricos, gestas y hazañas que, tal y como rezan nuestras Reales Ordenanzas, son para nosotros un motivo de estímulo para la continuación de la obra de los que nos antecedieron. De ahí nuestro deber de enseñarlas y conservarlas.

Innovación, porque somos unas Fuerzas Armadas reducidas y que pueden seguir siéndolo, pero para ello resulta imprescindible que sean tecnológicamente avanzadas de forma que podamos lograr la necesaria superioridad en el enfrentamiento y cumplir así los objetivos de nuestra defensa nacional. A su vez, el impulso que desde el Ministerio de Defensa se da a la innovación, apoya tanto el desarrollo y competitividad de nuestra Industria de Defensa como la investigación, en muchas de nuestras universidades, sobre tecnologías que en su mayoría son de uso dual, con el consiguiente beneficio general para nuestra sociedad.

Pues bien, enmarcados en esa tradición, este año conmemoramos algunos hechos importantes de nuestra historia: la Armada está celebrando el V Centenario de la 1ª vuelta al Mundo y los 250 años de la batalla de Lepanto; el Ejército de Tierra, el Centenario de la Fundación de la Legión, y el Ejército del Aire, los 100 años de las cuatro primeras bases aéreas en Tablada, León, Getafe y Zaragoza.

Estos hitos no podrían haberse producido sin el esfuerzo, voluntad, entrega y compromiso de aquellos que nos precedieron en el noble ejercicio de la profesión militar. Gracias a ellos hoy tenemos unas Fuerzas Armadas profesionales y eficientes que, con apoyo de la innovación, nos permiten mirar con esperanza al futuro, como lo demuestra el proceso de transformación digital en el que estamos inmersos o el inicio de programas como el «Dragón» 8x8, las fragatas F-110 o el Sistema Aéreo de Combate Futuro (FCAS).

En este día, también es de justicia reconocer la labor de nuestros militares que se encuentran lejos de su patria, en las operaciones en el exterior, de los que están integrados en las operaciones permanentes de vigilancia, seguridad y presencia de nuestros espacios de interés, y de los que continúan sirviendo a nuestra sociedad en la «Operación Baluarte», poniendo de manifiesto valores como el espíritu de servicio, la disciplina o el sentido del deber.

Nuestros militares demuestran día a día el compromiso de España con la paz y la seguridad internacional, participando con nuestros aliados en labores de disuasión y seguridad, y proyectando estabilidad en aquellos países que se encuentran en circunstancias de conflicto o que desbordan sus capacidades para lograr la seguridad necesaria para que sus sociedades puedan desarrollar toda su potencialidad con plena libertad y normalidad.

Quiero recordar de forma emotiva a todos los militares que dieron su vida por defender nuestros valores y nuestra querida patria, así como a los miles de compatriotas, entre ellos algunos de nuestros compañeros, que han perdido su vida como consecuencia de la pandemia.

Finalmente, deseo manifestar que, al igual que todos aquellos que hicieron posibles gestas como la primera circunnavegación al globo, defendieron nuestras fronteras o cruzaron los cielos desde bases aéreas ya centenarias, trabajamos y trabajaremos para proporcionar seguridad a todos los españoles.

Confío sinceramente en que el próximo año, con la mejoría de la situación sanitaria, volvamos a celebrar el Día de las Fuerzas Armadas como siempre lo hemos hecho.

Feliz Día de las Fuerzas Armadas.