Actualidad

En un año se podrá detectar la presencia de virus en el aire, en tiempo real

Así lo afirma el virólogo e investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Antonio Alcamí, que explica que los sistemas de detección actuales se han aplicado con éxito en algunos hospitales como La Paz y Severo Ochoa.

Las investigaciones para detectar y neutralizar en nuevo coronavirus van a un ritmo superior al esperado, aunque, por desgracia, el virus siga siendo más rápido. Fue a finales de julio cuando la OMS admitió, por primera vez, que el SARS-CoV-2 se trasmitía también por el aire, trasportado por minúsculas partículas de aerosoles. Hasta entonces, aunque era una hipótesis que se barajaba entre la comunidad científica, se había alertado principalmente sobre la transmisión mediante el contacto directo y las gotículas liberadas a una corta distancia. Los estudios más significativos que llevaron a esta afirmación pública indicaban que los pacientes con la COVID-19 liberaban el SARS-CoV-2 simplemente al exhalar, sin toser o siquiera hablar. Los hospitales se convertían, oficialmente, en lugares cruciales para la propagación del virus.

Detección en tiempo real

Pero detectar un virus en el aire es una tarea muy complicada. Así lo explica el virólogo e investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Antonio Alcamí, que ha explicado como son los métodos que se están desarrollando en España con este fin y que, probablemente, permitan que, el próximo verano, se pueda detectar la presencia de coronavirus, en tiempo real, en un espacio determinado, como una sala de Urgencia o una planta de un hospital.

Alcamí, miembro del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y especialista en el estudio de comunidades de virus en ambientes naturales, ha comenta que esta tecnología ya se está aplicando en los hospitales de La Paz y Severo Ochoa, de la Comunidad de Madrid, donde han detectado la presencia de virus en algunas zonas como Urgencias, mientras que en otras como la Unidades de Cuidados Intensivos, la cantidad “es relativamente pequeña”. Por ello, opina que las medidas tomadas en los hospitales, como el uso de mascarillas, han sido eficaces. “Probablemente, estamos haciendo bien la contención de este virus”, añade.

Aumentar la velocidad

El objetivo ahora es avanzar de estos métodos de detección del virus “lentos”, al utilizarse una técnica similar a la del PCR que tiene que pasar por un laboratorio, a otros más rápidos que permitan adelantarse al comienzo de una nueva ola de virus en hospitales”, señala. “En lo que estamos trabajando, con otros grupos de tecnólogos, es en el desarrollo de nuevas técnicas, mucho más rápidas, de forma que en el mismo hospital se puedan tomar las muestras y tener el resultado en un par de horas”, señala. Y añade que, incluso, hay métodos más tecnológicos que se están desarrollando, en los que trabajan grupos de investigadores de Madrid y Barcelona, para detectar las partículas más pequeñas del virus en el aire en tiempo real. El paso de calcular esas partículas “ínfimas” de virus en el aire con celeridad llegará, según este experto, el próximo verano, o “quizá antes”, concluye.