El 40% de los españoles sufre hipertensión y muchos de ellos ni siquiera lo sabe

Este martes conmemoramos el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, con el objetivo de crear concienciación sobre la gravedad de la dolencia y sobre la importancia de realizarse análisis periódicos

La hipertensión es una de las principales causas de muerte y enfermedad en todo el mundo | Fotografía de archivo
La hipertensión es una de las principales causas de muerte y enfermedad en todo el mundo | Fotografía de archivo FOTO: La Razón La Razón

De acuerdo con los datos aportados por un estudio publicado el pasado mes de agosto por la Imperial College de Londres y la Organización Mundial de la Salud, la prevalencia mundial de la hipertensión en adultos se ha duplicado en los últimos 30 años, llegando hasta los 1.280 millones de personas. Evidentemente, gran parte de este crecimiento puede explicarse por el aumento de la población mundial. Sin embargo, esto no es lo más preocupante, porque el tratamiento farmacológico es bastante barato y accesible; sino la enorme proporción de personas afectadas por la hipertensión, que ni siquiera era consciente de ello (más o menos la mitad de los sujetos del estudio).

Un “enemigo silencioso”

Y este no es un asunto baladí, porque la hipertensión aumenta considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cerebrales y renales; siendo una de las principales causas de muerte y enfermedad en todo el mundo. Pero -como decíamos- el problema principal es que es un enemigo silencioso, que en muchos casos puede llegar a ser letal y rara vez provoca síntomas previos al pico alto de tensión.

La hipertensión es una de las principales causas de muerte y enfermedad en todo el mundo | Fotografía de archivo
La hipertensión es una de las principales causas de muerte y enfermedad en todo el mundo | Fotografía de archivo

Por ese motivo, este martes, 17 de mayo, conmemoramos el Día Mundial de la Hipertensión Arterial; cuyo lema vuelve a ser: “Conozca sus cifras de presión arterial”. Uno de los objetivos de la efeméride es crear concienciación sobre la gravedad de la dolencia y sobre la importancia de realizarse análisis periódicos.

Sólo en España se estima que puede haber más 18 millones de hipertensos de diverso grado, lo que supone el 38% del total de españoles. Y de los que cuatro de cada diez desconoce que lo son, según la informaron aportada por los especialistas de Quirónsalud.

En nuestro país, las cifras oficiales (INE) en 2018, son 11 millones de personas las que padecen esta enfermedad, aunque su prevalencia es media comparada con otros países, casi un 40% sigue siendo un porcentaje muy elevado”, explicaba la doctora Catheline Lauwers, jefa del servicio de cardiología del hospital Quirónsalud de Valencia.

¿Qué se puede hacer para prevenir la hipertensión?

En cuanto a sus causas, una de las más importantes es la heredabilidad genética. Sin embargo, hay varios factores que pueden aumentar considerablemente el riesgo de padecer esta condición, como los altos niveles de estrés, los cambios hormonales, el tabaquismo o el sedentarismo y una dieta poco equilibrada.

Para combatir este problema y sus consecuencias -por tanto- es importante mantener una dieta equilibrada, con una presencia elevada de frutas, verduras, legumbres, pan, frutos secos y otros cereales; realizar ejercicio regularmente; y -en general- mantener unos hábitos de vida saludables, evitando el consumo de alcohol y tabaco.

Vigilar la tensión arterial y llevar una dieta rica en verduras y hortalizas mejoran la salud cardiaca | Fuente: Dreamstime
Vigilar la tensión arterial y llevar una dieta rica en verduras y hortalizas mejoran la salud cardiaca | Fuente: Dreamstime

Pero sobre todo, es importante que midamos frecuentemente nuestra presión arterial. Es un procedimiento sencillo que no necesita acudir a ningún centro de salud. Basta con tener a nuestra disposición un esfingomanómetro, más conocido como tensiómetro. Para mantener un monitoreo adecuado de la presión sanguínea, lo mejor que podemos hacer es realizar varias mediciones en un solo día y calcular el promedio. De esta forma, evitaremos cualquier variación que haya podido tener lugar por los diferentes niveles de esfuerzo a lo largo del día, (...). Si este número es superior a los 130/80 mmHg, entonces hay que preocuparse.