Los contagios caen un 35% tras el fin del estado de alarma

El descenso de los casos se ha ralentizado levemente, lo que «podría ser achacable» al levantamiento de los cierres perimetrales y del toque de queda, según Sanidad

Un grupo de personas en la terraza de un establecimiento de restauración de Madrid
Un grupo de personas en la terraza de un establecimiento de restauración de Madrid FOTO: Jesús G. Feria La Razon

La epidemia de covid-19 en España no solo no ha avanzado sino que está en claro retroceso. Ese es el balance que se puede sacar en este momento, 15 días después del fin del Estado de Alarma, según los indicadores sobre su evolución. Hasta la fecha, las grandes aglomeraciones que se produjeron en varias ciudades españolas para celebrar el fin de las restricciones a la movilidad nocturna no han tenido un efecto muy importante en la transmisión, aunque el descenso de los casos se ha «suavizado» un poco, según los datos de Sanidad de ayer. El director del CCAES, Fernando Simón, afirmó que este hecho «podría ser achacable al fin del estado de alarma. Después, la gente ha sido mucho más sensata y, probablemente, continuaremos con los descensos que se siguen observando», destacó.

Además, se siguen produciendo concentraciones que hay que vigilar, como los botellones. En Barcelona, los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana tuvieron que volver a desalojar a miles de personas de las calles en el tercer fin de semana sin toque de queda. El investigador del Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos (BIOCOMSC) de la Universitat Politécnica de Cataluña (UPC) Daniel López Codina, ha explicado que, en estos días, hay «dos fuerzas que estiran» en sentido contrario, por un lado, el avance de la vacunación y, por otro, el relajamiento de las medidas preventivas.

Lo cierto es que la evolución de la inmunización en España ha hecho que la incidencia acumulada en 14 días desde el viernes 7 de mayo (últimos datos previos al 9 de mayo, cuando expiró el toque de queda, ya que Sanidad no los actualiza los fines de semana) ha pasado de 198,6 a 129,4, lo que supone 69 puntos menos en 15 días (la incidencia se ha reducido un 35%). En este momento no hay ninguna comunidad ni ciudad autónoma en riesgo extremo (con más de 250 casos por 100.000 habitantes), cuando el 7 de mayo eran seis los territorios. Ahora mismo, seis autonomías continúan en riesgo alto (Andalucía, Aragón, Comunidad de Madrid, Navarra, País Vasco) y Melilla, aunque el grueso de las comunidades están en riesgo medio, un total de diez. En incidencia baja, por debajo de los 50 casos, se encuentran Baleares, la Comunidad Valenciana y Ceuta.

Uno de los criterios que vigila Sanidad para saber hacia dónde evoluciona la pandemia es ver si el doble de la incidencia acumulada en 7 días supera o no la que se registra en 14 días. En este sentido, todas las comunidades españolas estarían por debajo, excepto Castilla y León, aunque por décimas.

Niveles de riesgo
Niveles de riesgo FOTO: Antonio Cruz

Otros dos importantes indicadores confirman la evolución favorable en nuestro país. El primero es la tasa de reproducción del virus o Número Reproductivo Básico Instantáneo (Rt), que mide la intensidad de una enfermedad infecciosa, es decir, a cuántas personas contagia una persona con la enfermedad. En el caso de la Covid-19, este número debe ser inferior a 1 para considerar la transmisión bajo control. Si se supera esa cifra significa que la propagación del virus crece en mayor proporción al número de habitantes, lo que haría necesario nuevas medidas de control. Esta cifra es también positiva, ya que mientras que el 7 de mayo era de 0,88, ahora se sitúa en 0,85.

El segundo es la positividad de las pruebas diagnósticas. La OMS considera que estar por debajo del 5% es uno de los criterios que marcan que la epidemia de coronavirus está controlada. Hace 15 días esta cifra era del 6,48% en España, pero ahora ya está por debajo del 5%, concretamente en el 4,94%, una buena señal.

Fallecidos e ingresos

A lo largo de estos meses de pandemia nuestro país ha sufrido una importante pérdida de vidas humanas por la Covid-19, y que todavía hoy tenemos que lamentar. Sin embargo, la tendencia en el número de fallecidos ha descendido claramente en los últimos 15 días, ya que mientras que el 7 de mayo hubo que lamentar 58 víctimas mortales en las últimas 24 horas el pasado viernes se registraron 19, la cifra más baja alcanzada desde el verano. Ayer se comunicaron 91, pero en todo el fin de semana.

Como ha venido sucediendo a lo largo de la pandemia, el número de pacientes ingresados en UCI es, junto al de fallecidos, el indicador que más tarda en descender, pero es cierto que también se ve mejoría, ya que se ha pasado de una ocupación por covid en este servicio del 21,85% al 16,71%, lo que supone cinco puntos menos. Sólo las unidades de críticos de Comunidad de Madrid, País Vasco y La Rioja siguen en riesgo grave, con más del 25% de ocupación. En lo que respecta a la hospitalización convencional, la ocupación de camas ha bajado más lentamente, ya que ha pasado del 6,85% al 4,51%.

Para saber más

► Desprotegidos frente a la variante india: una sola dosis de la vacuna apenas defiende un 33%

► Investigadores de Wuhan padecían covid un mes antes de la alerta

► Dos científicos que identificaron el coronavirus alertan ahora del peligro de un nuevo virus

► El gran virólogo alemán explica cómo se comportará el virus tras la vacunación masiva

► El “hongo negro” ciega y mata a pacientes Covid en la India