Galicia exigirá PCR para entrar al ocio nocturno en las localidades de riesgo medio

Cerrará las playas y parques de toda la comunidad para evitar botellones por la noche

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoó
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez FeijoóJavier LizonEFE

Galicia exigirá la presentación de una prueba PCR negativa en las 48 horas previas al uso de locales de ocio nocturno en aquellas localidades que estén en riesgo medio y además precintará parques, playas y lugares de concentración de jóvenes en toda la comunidad para evitar botellones por la noche, ya que son “un foco de contagio”.

Estas son algunas de las medidas adoptadas durante la reunión del comité clínico que asesora a la Xunta, según ha avanzado este miércoles el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo al término de un acto en Santiago, y que ampliará el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, a partir del mediodía.

Núñez Feijóo ha explicado que la Xunta hará cribados gratuitos que servirán para comprobar tanto el estado de salud relativo a la Covid-19 de los jóvenes como para regular el acceso al ocio nocturno en las localidades en riesgo medio, ya que en las localidades en riesgo alto el ocio nocturno ya no puede abrir.

En nivel medio se encuentran las localidades de Culleredo (A Coruña); Ribadavia, Ourense y Barbadás (Ourense); y Caldas, Poio, Pontevedra, Marín, Redondela y Salceda (Pontevedra); mientras que en nivel alto están Sarria (Lugo); y Cambados, A Illa, Vilanova y Vilagarcía (Pontevedra)

El titular de la Xunta ha hecho un llamamiento a todos los ciudadanos a participar en estos cribados gratuitos, especialmente a los jóvenes, ya que son “la población más vulnerable en este momento”. Ha explicado que con los niveles de vacunación actuales en Galicia y con la exigencia de una PCR negativa en las 48 horas previas en las localidades en riesgo medio el ocio nocturno puede seguir abierto.

Para el cierre de parques, playas y lugares de concentración de jóvenes en horario nocturno la Xunta ha pedido colaboración a los ayuntamientos, ya que se trata de una competencia municipal.

En cuanto a la posibilidad planteada por algunas comunidades de implantar el toque de queda en horario nocturno de modo generalizado, Núñez Feijóo ha dicho que respeta las decisiones sobre salud pública que cada autonomía decida tomar, ya que no lo hacen “por capricho”.

Sin embargo, ha incidido en que con la situación epidemiológica actual de Galicia, con la ocupación en UCI y hospitalaria, con las medidas adicionales para disfrutar del ocio nocturno y el precintado de lugares de concentración es “suficiente para mantener cierta estabilidad en la gestión de la pandemia”. Efe