El 95% de la transmisión de la viruela del mono es por actividad sexual

Así lo determina el mayor estudio de casos hasta la fecha, que identifica también nuevos síntomas clínicos, especialmente dolorosos, como lesiones genitales y llagas en la boca o el ano

Aunque no sea la única via de transmisión del virus de la viruela del mono (MPX), la sexual es la mayoritaria (95%) en el brote actual, que ya acumula cerca de 15.000 casos en 80 países del mundo. Así lo determina la mayor investigación hasta la fecha- que informa sobre 528 infecciones confirmadas en 43 lugares entre el 27 de abril y el 24 de junio de 2022- fruto de un colaboración internacional de 16 países y dirigida por investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido).

En total, el 98% de las personas infectadas eran hombres gay o bisexuales, el 41% era VIH positivo y su edad promedio era de 38 años. Su promedio de parejas sexuales en los tres meses previos fue de cinco, y alrededor de un tercio reconoció haber visitado lugares propicios para encuentros sexuales como fiestas sexuales o saunas en el último mes.

“Es importante subrayar que la viruela del mono no es una infección que se transmite sexualmente en sentido tradicional; puede transmitirse a través de cualquier contacto físico cercano- grandes gotas respiratorias y, potencialmente, a través de la ropa y otras superficies-”, dijo el autor principal John Thornhill en un comunicado.”Sin embargo, nuestro trabajo sugiere que la mayoría de transmisiones hasta ahora han estado relacionadas con actividad sexual, principalmente, pero no de manera exclusiva, entre hombres que tuvieron sexo con otros hombres”, añadió.

”Este estudio aumenta nuestra comprensión sobre las maneras en cómo se difunde y en qué grupos, lo cual ayudará a la rápida identificación de nuevos casos y nos permitirá ofrecer estrategias de prevención”.

Nuevos y dolorosos síntomas

El trabajo, publicado en la revista científica ‘The New England Journal of Medicine’ ha identificado, además, nuevos síntomas clínicos en personas infectadas por la viruela del mono. Muchas de las personas infectadas examinadas en el estudio presentaban síntomas no reconocidos en las definiciones médicas actuales de la viruela del mono. Estos síntomas incluyen lesiones genitales únicas y llagas en la boca o el ano.

Estas manifestaciones cínicas son similares a las de las infecciones de transmisión sexual (ITS) y pueden llevar fácilmente a un diagnóstico erróneo. En algunas personas, los síntomas anales y orales han provocado el ingreso en el hospital para tratar el dolor y las dificultades para tragar.

“Los virus no conocen fronteras. Esta serie de casos verdaderamente global ha permitido a médicos de 16 países compartir su amplia experiencia clínica y muchas fotografías clínicas para ayudar a otros médicos en lugares con menos casos. Hemos demostrado que las actuales definiciones internacionales de casos deben ampliarse para añadir síntomas que no se incluyen actualmente, como las llagas en la boca, en la mucosa anal y las úlceras simples. Estos síntomas concretos pueden ser graves y han provocado ingresos hospitalarios, por lo que es importante hacer un diagnóstico. La ampliación de la definición de caso ayudará a los médicos a reconocer más fácilmente la infección y así evitar que la gente la transmita. Dadas las limitaciones mundiales en el suministro de vacunas y antivirales para esta infección tropical desatendida y crónicamente infrafinanciada, la prevención sigue siendo una herramienta clave para limitar la propagación mundial de la infección humana por viruela del mono”, destacó. Chloe Orkin, catedrática de Medicina del VIH en la Universidad Queen Mary de Londres.

Virus en semen y saliva

El estudio ha encontrado el virus de la viruela del mono en “una gran proporción de las muestras de semen analizadas de personas con viruela del mono”. “Sin embargo, esto puede ser incidental, ya que no sabemos si está presente en niveles lo suficientemente altos como para facilitar la transmisión sexual. Se necesita más trabajo para entenderlo mejor”, precisan los investigadores.

Por otro lado, un trabajo reciente realizado en el Hospital Clinico de Barcelona sobre 12 pacientes infectados con viruela del mono, reveló importantes hallazgos sobre el mecanismo de trasmision. Se detectó ADN del virus en hisopos de lesiones cutáneas en todos los pacientes y cargas virales elevadas en algunas muestras de saliva, hisopado rectal, semen, orina y heces tomadas entre 4 y 16 días después del inicio de los síntomas. Las muestras de saliva son de especial interés, ya que confirman que un contacto estrecho y no necesariamente sexual puede ser suficiente para trasmitir la enfermedad.