Tecnología

Ocho cosas que jamás debería comprar en el Black Friday

Hay que diferenciar entre aquellos artículos que realmente presentan una rebaja importante de los que parecen una auténtica ganga durante esta fiesta, pero no lo son

El Black Friday ya está aquí. Y en España ya lo hemos adaptado a nuestra forma, convirtiéndolo en una costumbre propia en un calendario de compras que se extiende hasta el Día de Reyes. Durante estos días, cada español gastará una media de 258 euros. Según una encuesta realizada a 13.000 personas en ocho países europeos por la consultora Oliver Wyman, el 84% de los españoles participará en algunas de sus promociones, frente a la media europea, que se sitúa en el 64%. Dentro de esa vorágine comercial, los artículos que más miradas (y carteras) atraen son los de electrónica (41%), así como los relacionados con la moda (35%). Dos clásicos en estas fechas. Pero, en cualquier caso, hay que diferenciar entre aquellos que realmente presentan una rebaja importante de los que parecen una auténtica ganga durante esta fiesta, pero realmente no lo son. Estos últimos son mucho menos atractivos, pues existen otras épocas del año y momentos en los que pueden encontrarse con mejores descuentos.

Publicidad

1. Billetes de avión

Un vuelo por 59.90 euros a Londres resulta de lo más atractivo. Sin embargo, es muy probable que lo pueda encontrar por menos dinero más adelante, pues lo normal es que su precio esté inflado aprovechando la celebración del Black Friday. Según los expertos, las mejores ofertas en este campo las podrá localizar a partir del 7 de enero y hasta mayo.

2. Calzado deportivo

Sí, tampoco conviene comprar esas zapatillas que, por normal general, cuestan 79,90 euros y que ahora la etiqueta pone 85, con un 100 tachado en rojo. Según Money Talks News, durante las 10 semanas previas a este acontecimiento comercial, su precio sube hasta un 17%. De hecho, su investigación en la tienda RunRepeat demuestra que sólo el 1% de ellas vale menos en el Viernes Negro.

3. Muebles

Un sillón nuevo para el salón, la lámpara que siempre quiso tu suegra, las cortinas que viste en una revista… suelen ser regalos muy recurridos para la Navidad y, aprovechando los descuentos del Black Friday, ¿por qué no comprarlos? Error. Estos artículos suelen tener el precio incrementado. Lo mejor es adquirirlos entre julio y agosto, fecha en la que las fábricas se deshacen del stock.

4. Juguetes

En poco menos de un mes, los primeros regalos de Navidad estarán llamando a la puerta de sus destinatarios. Y, en especial para los más pequeños, los juguetes siempre son la mejor sorpresa. Puede parecer que, durante estos días, se puede ahorrar dinero, pero no es así. Los mejores descuentos llegaran en diciembre, cuando las tiendas se deshagan de todo lo que no han vendido durante el año.

Publicidad

5. Libros

'Los impostores', de Pilar Romera; 'La capital inverosímil', de Jordi Juan; 'Jauja', de Use Lahoz... basta con echar un vistazo en la sección cultural de cualquier centro comercial para dejarse llevar por las letras. Aunque pueda parecer una ideal oportunidad para hacerse con ellos, por ley, estos artículos no pueden venderse con más de un 5% de descuento. Valdrá la pena si hay algún 2x1.

6. Decoración navideña

Ocurre exactamente igual que con el mobiliario. Claro que quedará muy bonita la estrella de plata en la copa del árbol o unas cestas de mimbre a la entrada de la casa. Pero piense que estos sólo los utilizará durante un mes (como mucho) al año, lo que hace que se vuelvan casi artículos de lujo durante estas fechas. ¿Lo mejor? Comprarlos a partir de enero… Eso sí, para el año que viene.

Publicidad

7. Ropa de invierno

Comprar ropa de invierno en invierno. Parece una cosa bastante simple porque es cuando va a utilizarse. Precisamente por eso, sus precios ya están disparados. Botas, abrigos de piel, guantes de cuero, jerséis de lana… estarán más baratos a partir de enero, donde se aprovecharán también las rebajas. Y, conforme se acerque vaya acercando la primavera, más aún.

8. Artículos de deporte

Ay, los excesos de la Navidad siempre pasan factura. De hecho, uno de los grandes propósitos de cada Año Nuevo es apuntarse al gimnasio. Es cierto que es posible localizar alguna oferta decente durante el Black Friday, pero éstas pueden hasta duplicarse durante los primeros meses de 2020: para entonces, las tiendas tratarán de sacar provecho de la gente de que quiere bajar esos kilitos de más.