La confianza en la Prensa crece durante el confinamiento

El 93,7% de los encuestados en un estudio de la AIMC siguen considerando importante el papel de los medios de comunicación ante la crisis del Covid-19

Tanto el consumo de diarios en papel como el de revistas ha crecido durante la quinta semana de cuarentenaCipriano Pastrano DelgadoLa Razón

Ha hecho falta que la vida nos de un escarmiento para comprobar que esa necesidad de informarse, de alimentar el conocimiento y de satisfacer a la curiosidad sigue existiendo. Desde que se decretó en España el Estado de Alarma el consumo de información ha aumentado, sea como consecuencia del intrínseco nerviosismo humano ante lo desconocido o simplemente por gajes del confinamiento. Ayer la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) lanzó su segunda entrega de su nuevo estudio: «AIMC: Cuaderno de Bitácora». En él se recogen datos de la última semana con respecto a las 5 que llevamos de confinamiento para conocer la evolución tanto del día a día de las personas en esta situación, así como su inevitable efecto en el consumo de los medios de comunicación. Y resulta que, desde que vivimos esta realidad excepcional, hemos enterrado la generalizada pereza ante un texto informativo para ver aumentada la necesidad de alimentar el conocimiento y, por tanto, leemos más.

El estudio de la AIMC ha contado como universo de estudio on personas mayores de 14 años con acceso a internet, obteniendo una muestra de alrededor de 5.000 usuarios. Explica el informe que, según los encuestados, en la última semana de confinamiento se ha recogido un aumento de más de 1 millón de lectores semanales de Prensa en papel, cifra que supone un 3% más que la cuarta semana de cuarentena. Esto demuestra un crecimiento de la fidelidad hacia las cabeceras de Prensa en papel, así como un dato llamativo: explica el estudio que más de la mitad de los encuestados asegura no limitarse «a básicamente leer los titulares». Esto es signo de la necesidad de consumir información fiable y contrastada por parte de los ciudadanos, así como de la cada vez mayor confianza hacia los medios de comunicación españoles. Asimismo, la AIMC detalla que este incremento también puede verse en las revistas digitales, así como en formato papel: han aumentado su penetración un 1,2% (400.000 lectores semanales más).

Cierta saturación informativa

Si el 93,7% de los encuestados en la quinta semana de confinamiento siguen considerando importante el papel de los medios, el estudio también ha notado que comienza a producirse cierta saturación de información sobre la situación del coronavirus. Es por esto que los contenidos lúdicos y de entretenimiento son cada vez más consumidos por la población. Sin embargo, resalta el estudio que esto «no quiere decir que se consuma menos información». Y los datos en cuanto a número de lectores de Prensa anteriormente mencionados así lo demuestran.

Por su parte, el informe no solo ha recogido datos en cuanto a Prensa en papel, sino que ha concluido que también la radio salió airosa la última semana de confinamiento. Explica la AIMC que la tendencia a una mayor demanda de información ha producido que los oyentes semanales de radio sean 24.999.000, creciendo en la quinta semana un 3% más respecto a la cuarta. Es la radio convencional la que más se beneficia, aumentando su penetración promedio diaria 2,4% puntos respecto a la semana anterior. En cuanto a la televisión, detalla el estudio que el 71% de los encuestados sigue aprobando la oferta informativa en televisión. Sin embargo, puede que sea el medio que más está notando la mencionada saturación informativa. En definitiva, más lectores, más oyentes y más confianza en la labor informativa de unos medios que trabajan sin descanso para satisfacer la demanda de la población.