Toros

Pagés condiciona la temporada de la Maestranza a la venta de la mitad del aforo

Mientras la provincia de Sevilla permanezca en nivel 2 de alerta será complicada la reapertura

Plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla
Plaza de toros de la Real Maestranza de SevillaRaúl CaroEFE

La empresa Pagés ha condicionado la temporada taurina de la Maestranza de Sevilla a la obtención del permiso de la Junta para la apertura de la plaza con un 50 por ciento del aforo, según comunicó a sus abonados en una carta. La firma presentará el viernes las combinaciones oficiales de la temporada, condicionadas por la obtención de ese permiso solicitado por el gerente de la empresa Pagés, Ramón Valencia.

En la carta dirigida a los abonados, la empresa expresa su «firme voluntad de celebrar festejos en la plaza de toros de Sevilla» aunque advierte de que éstos serán posibles «siempre y cuando la autoridad competente permita un 50 por ciento por ciento del aforo».

Sin haberse manifestado expresamente sobre el particular, las autoridades autonómicas sí explicaron en distintos ámbitos que mientras la provincia permanezca en nivel 2 regirá la separación de metro y medio de localidad a localidad para todos los espectáculos taurinos, una circunstancia que, en el caso de la plaza de la Maestranza, limitaría su aforo a unos pocos centenares de espectadores.

En cualquier caso, la empresa ya ha puesto en marcha la maquinaria logística y burocrática para poner en pie la temporada aunque vuelven a «colocar la pelota en el tejado» de la Junta de Andalucía al volver a invocar ese medio aforo, convertido en línea roja para poder reabrir la plaza.

«De ser así, tendremos que ocupar una localidad y dejaremos libre la siguiente de la misma fila para mantener la distancia de seguridad entre los espectadores», aclara la carta precisando que sólo se pondrá a la venta una de cada dos entradas consecutivas.

Esa pretensión afectaría directamente a muchos abonados que suelen tener dos o más entradas seguidas en la misma fila.

Con esa pretendida distribución de las localidades sólo podrían disponer este año de una de cada dos entradas abonadas aunque la empresa respetaría los derechos de las localidades vedadas para años venideros y facilitaría al abonado la adquisición de otra entrada próxima entre las que se encontraran libres.

Los derechos se perderían si el abonado optara por no renovar los títulos disponibles. Habrá once corridas de toros, una de rejones y dos novilladas.