La comunidad judía urge a detener a los autores de las pintadas antisemitas en Burgos

Cargan contra hechos “intolerables” que reflejan “el peligro de ideologías que llevaron a Europa al desastre”

La localidad burgalesa de Castrillo Mota de Judíos amanece lleno de pintadas antisemitas, amenazas e insultos
La localidad burgalesa de Castrillo Mota de Judíos amanece lleno de pintadas antisemitas, amenazas e insultos FOTO: LORENZO RODRÍGUEZ/TWITTER LORENZO RODRÍGUEZ/TWITTER

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) ha condenado este martes las pintadas antisemitas que han aparecido en Castrillo Mota de los Judíos (Burgos) y ha urgido a detener y “aplicar la justicia” a los autores de estos actos vandálicos.

La localidad burgalesa de Castrillo Mota de Judíos -50 habitantes-, que hace unos años cambio su anterior nombre de Castrillo Matajudíos tras una consulta popular, apareció el pasado lunes con varias pintadas antisemitas y amenazas contra su alcalde, Lorenzo Rodríguez (Ciudadanos), en la sede del Ayuntamiento, señales de la carretera y en el centro de la Memoria Sefardí que está en construcción.

Son lemas como “Vivan los Reyes Católicos”, “Torquemada era camarada” y “Alcalde vendido al judío asesino”, que están firmados con una “Cruz solar”, que utilizan varios grupos radicales como distintivo.

En un comunicado, la FCJE, institución que representa oficialmente a los judíos españoles, expresa su rotunda condena hacia estos “ataques” antisemitas y considera que éstos y las amenazas al alcalde de la localidad “son intolerables y muestran el peligro de ideologías que llevaron a Europa al desastre”.

Así, ha urgido a las autoridades a detener “y aplicar la justicia” a los autores de estos actos, “que han atentado contra los bienes, las creencias y la libertad” y ha mostrado su apoyo “sin ambages” al alcalde al que ha animado a continuar trabajando en la recuperación del pasado judío y en una convivencia en paz y tolerancia.

Lorenzo Rodríguez ya ha presentado una denuncia por lo ocurrido ante la Guardia Civil y, en declaraciones a Efe, ha asegurado que seguirá con su proyecto de recuperar el pasado judío de la localidad “pese a que no les guste a los intolerantes”.