Torra veta la presencia de ministros en la reunión con Sánchez

Moncloa anuncia la presencia de Carolina Darias (Política Territorial) en Barcelona, pero puntualiza posteriormente que en la reunión solo estarán los presidentes

Thumbnail

A 48 horas de la cita entre Pedro Sánchez y Quim Torra en Barcelona, todavía hay desavenencias entre la Moncloa y la Generalitat sobre el formato de la reunión. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha anunciado esta mañana que Sánchez irá acompañado de la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, al encuentro, una circunstancia que ha puesto en alerta al Govern, que ha avisado de inmediato que se debe cumplir con lo acordado previamente y el encuentro debe ser solo entre presidentes.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha explicado que ambos presidentes consensuaron telefónicamente que la reunión sería solo entre ellos, a diferencia de la “minicumbre” de Pedralbes de diciembre de 2018, cuando Sánchez acudió acompañado de dos ministros y Torra, de dos consellers. La cita, en esta ocasión, debe servir para activar y “poner las bases” de la mesa de negociación entre gobiernos -ahí es donde previsiblemente entrarán en concurso ministros y consellers- y por ello cobra importancia que solo participen Sánchez y Torra. Montero, en todo caso, ha querido matizar poco después, que la cita será entre los dos presidentes, si bien es cierto que la titular de Política Territorial, Carolina Darias, le acompañará durante la jornada y estará “a disposición” por si se la requiriera en la cita.

Budó ha explicado que la expectativa del Govern en esta reunión es concretar la fecha del inicio del foro de diálogo entre gobiernos y abordar las garantías y condiciones que debe tener. En este sentido, la portavoz del Govern ha evitado concretar cuál es la exigencia del ejecutivo catalán porque, precisamente, es un aspecto que suscita controversia entre JxCat y ERC: los neoconvergentes exigen un mediador, mientras que los republicanos son mucho más flexibles y le quitan hierro a la cuestión para evitar que la mesa de negociación pueda descarrilar antes de tiempo.

Sobre este aspecto, Montero se ha mostrado clara, negando una eventual mediación, y asegurando que “no templamos nada más que la puesta en marcha de la mesa de diálogo". La portavoz del Gobierno ha rebajado considerablemente las expectativas sobre este encuentro entre Sánchez y Torra, calificándolo del “primer hito” que necesariamente había que cumplir para que se pusiera en marcha la senda hacia la resolución del conflicto político para la que no se pueden esperar “resultados inmediatos” en el corto plazo, sino que se tendrán que aplicar “luces largas”. “Es un problema complejo”, ha asegurado.