¿Quién es quién en la Mesa del Parlament y por qué es tan importante?

El órgano rector de la cámara catalana se ha convertido en los últimos años en el epicentro de muchas batallas por el “procés”

Imagen de la nueva Mesa del Parlament.
Imagen de la nueva Mesa del Parlament. FOTO: David Zorrakino

Cataluña ha dado hoy por iniciada la XIII legislatura con la constitución del Parlament. Ahora queda la investidura del president de la Generalitat -el primer intento está previsto para el 26 de febrero-, pero la puesta en marcha del hemiciclo catalán y la configuración de la Mesa es el primer paso e impactará de lleno en el desarrollo del mandato. ¿Por qué es tan importante la Mesa del Parlament? Porque, a raíz del estallido del “procés”, se ha convertido en la puerta de entrada de los desafíos del independentismo al Estado.

La Mesa del Parlament es el órgano rector y está compuesta por siete puestos: un presidente, dos vicepresidentes y cuatro secretarías. Se encarga de admitir a trámite todas las iniciativas parlamentarias y en los últimos años algunas de ellas han tenido como objetivo directo la confrontación con el Estado: las dos más recordadas son las leyes de ruptura con España -una para celebrar el referéndum ilegal y la otra para transitar de la autonomía al Estado propio- aprobadas en los plenos del 6 y 7 de septiembre de 2017 y la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre. También han habido mociones a favor del derecho de autodeterminación o contra la Monarquía pese a las advertencias del Tribunal Constitucional o se han tramitado leyes sociales a sabiendas de que eran inconstitucionales.

Y, en este sentido, esta legislatura todo apunta a que seguirá igual. La CUP, que ha entrado a formar parte de la Mesa por primera vez en su historia tiene como objetivo encargarse de ello: ya ha advertido de que llega para poner freno al discurso de Vox y para velar por la soberanía del Parlament y evitar que el TC tumbe algunas iniciativas. La integración de los anticapitalistas y la presidencia de Laura Borràs auguran una nueva legislatura revuelta en el Parlament, que cabe recordar que sus dos anteriores presidentes (Carme Forcadell y Roger Torrent) han tenido problemas con la Justicia por el “procés”. Estos son los siete miembros:

Laura Borràs (JxCat): presidenta

La candidata a la Generalitat de JxCat ha terminado como presidenta del Parlament. Se convierte en la tercera mujer que preside la cámara catalana tras Núria de Gispert y Carme Forcadell y su figura invita a pensar que la legislatura será inestable por dos motivos: el primero, porque es un perfil muy independentista que va a favorecer toda clase de desafíos (ya en campaña habló de reactivar la declaración de independencia); y, el segundo es la causa judicial que tiene abierta por la presunta adjudicación a dedo de contratos públicos cuando dirigía la Institución de las Letras Catalanas. Imputada, Borràs podría ser inhabilitada durante esta legislatura y eso abriría de nuevo una crisis de alto vuelo en la política catalana y en el Parlament. Borràs (Barcelona, 1970) ha sido escogida solo con los 65 apoyos de JxCat y Esquerra: la CUP le ha dado la espalda precisamente por ese presunto caso de corrupción.

Anna Caula (ERC): vicepresidenta primera

Anna Caula cogió en la pasada legislatura mucho protagonismo en Esquerra y siempre se ha distinguido por un tono moderado y ha exhibido liderazgo en ocasiones saliendo a la defensa de su partido ante los ataques de JxCat. Con su perfil, Esquerra busca mantener el mismo papel en la Mesa que defendió en la legislatura pasada con Roger Torrent al frente, que reflejó la nueva estrategia del partido de evitar la crispación, el ruido estéril y los desafíos simbólicos: Torrent se acabó erigiendo en el verdugo de JxCat al vetar la investidura telemática de Carles Puigdemont y algunas otras iniciativas, como la suspensión de los diputados condenados por el Tribunal Supremo. Caula (Girona, 1971) tiene estudios de psicología y entró en el Parlament como diputada en 2015 tras una exitosa trayectoria como entrenadora de baloncesto y defendiendo a España: ha sido dos veces campeona de Europa (2012 y 2013) con la selección sub-20. Caula ha sido elegida con 71 votos a favor (Esquerra, JxCat y CUP).

Eva Granados (PSC): vicepresidenta segunda

Eva Granados, persona muy próxima a Miquel Iceta y Salvador Illa, será la representante del PSC y del constitucionalismo con cargo más alto en la Mesa del Parlament. Granados, que es portavoz de los socialistas catalanes desde 2015, conoce muy bien qué es enfrentarse y frenar los desafíos del independentismo porque durante los últimos años de “procés” siempre ha estado en primera línea tratando de impedir tretas y órdagos en el Parlament y ahora tendrá que ejercer de fiscalizadora de lo que ocurra en una Mesa en manos de JxCat y la CUP, lo que augura una legislatura revuelta. Granados (Barcelona, 1975) entró en política en 1999 al afiliarse al PSC (en la agrupación de Pallejà), aunque siempre ha compaginado la actividad pública con la privada. En este sentido, ahora se encuentra en excedencia para cargo electo tras trabajar en la empresa francesa Alstom. Granados es licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Barcelona y es Máster en dirección pública en Esade. Ha sido escogida con 50 apoyos gracias a los votos de su partido (33), de Comunes (8), Ciudadanos (6) y PP (3).

Ferran Pedret (PSC): secretario primero

Ferran Pedret (Barcelona, 1979) acompañará a Granados y será el segundo miembro de la Mesa del PSC. Pedret es abogado y forma parte del ala más a la izquierda y catalanista del PSC. Hijo de los exdiputados socialistas Jordi Pedret y Lidia Santos, Pedret ha ido adquiriendo cada vez más presencia en la primera línea política en los últimos años, convirtiéndose en uno de los rostros visibles del PSC que también ha salido en ocasiones a frenar los desafíos independentistas. Se afilió a las juventudes socialistas en 1993, con tan solo 14 años, y ha compaginado actividad privada con la política: Licenciado en Derecho por la UAB y Master en Derecho del Trabajo y la Seguridad Social del IDEC-UPF, ha ejercido la abogacía, especialmente en el ámbito laboral y de extranjería. Pedret ha obtenido el apoyo de 39 diputados (33 del PSC y 6 de Ciudadanos).

Jaume Alonso-Cuevillas (JxCat): secretario segundo

Abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas (Barcelona, 1961) dio el salto a la política al adquirir poco a poco proyección pública defendiendo al expresidente de la Generalitat. El primer paso lo dio como diputado en el Congreso, donde ha estado más de un año, y ahora regresa a Cataluña para estar en el Parlament. Según compañeros de profesión (abogados) consultados, Alonso-Cuevillas nunca había comulgado con planteamientos independentistas, pero al asumir el caso de Puigdemont ha hecho el giro. También compañeros destacan su buena trayectoria como jurista: además de ejercer como abogado, también es catedrático de Derecho Procesal de la Universidad de Barcelona. Ha sido elegido con el apoyo de 25 diputados.

Pau Juvillà (CUP): secretario tercero

Con Pau Juvillà (Lleida, 1973), la CUP entra por primera en la Mesa del Parlament. Los anticapitalistas ya han advertido de que su rol tiene dos objetivos: frenar el discurso de Vox y defender la soberanía de la cámara contra las advertencias del Tribunal Constitucional. Es la primera vez que los cuperos asumen responsabilidades institucionales a escala autonómica, más allá del ámbito municipal. Juvillà está pendiente de un juicio por desobediencia por mantener durante campaña electoral lazos amarillos de su despacho en el Ayuntamiento de Lleida, lo que podría conllevar su inhabilitación. Ha sido escogido gracias al apoyo de 24 diputados.

Ruben Wagensberg (ERC): secretario cuarto

Ruben Wagensberg (Barcelona, 1986) es un activista, además de profesor y productor musical, que dio el salto a la política en 2017 con Esquerra. Wagensberg adquirió proyección pública gracias a sus iniciativas a favor de los refugiados: sobre todo, en 2017, a raíz de la campaña “Volem acollir” (Queremos acoger) impulsada por la aguda crisis migratoria desatada en el mar Mediterráneo. Ha sido elegido gracias al apoyo de 24 diputados.