El Gobierno valenciano busca el encaje legal para prohibir las reuniones en los domicilios

Puig confía en que el Ejecutivo central escuche a las autonomías y acepte sus propuestas

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto a la consellera de Sanidad, Ana Barceló
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto a la consellera de Sanidad, Ana BarcelóManuel BruqueEFE

La Generalitat valenciana busca la manera de poder prohibir las reuniones en las casas con una base legal. Así lo ha anunciado el presidente Ximo Puig que ha incidido en que esta medida forma pretende intentar limitar al máximo los contagios familiares y sociales. “Estamos observando la legalidad y ver de qué manera se puede sustanciar, se tiene que hacer con seguridad jurídica. Es cierto que en el ámbito familiar no puede haber un policía”.

Sobre la negativa a ampliar las competencias de las autonomías para que puedan adelantar, por ejemplo, el toque de queda a las ocho de la tarde, ha asegurado que se ha abierto una “vía de diálogo”. “Todo lo que sea la restricción de la movilidad es muy importante y pensamos que se ha abierto una vía de diálogo que esperemos que se resuelva en los próximos días. No se puede hacer lo que se hacía en los bares ahora en las casas.

Ha insistido en que el Gobierno considera que las comunidades autónomas tiene suficientes recursos legales para este momento de la pandemia, “pero va a escuchar nuestras propuestas”.

En cualquier caso ha remarcado que ninguna medida va a funcionar si no hay corresponsabilidad. “Hay que limitar las relaciones y hacer este esfuerzo durante manera muy intensa, pero no hay medida que vaya a generar por sí misma seguridad”.