El retraso en la aprobación de los Presupuestos de la Generalitat da munición a la oposición

El PP asegura que todo el Consell acepta subirse el sueldo, Cs critica que se vayan de puente y Vox vigilará los «chiringuitos»

El presidente Puig (centro), preside una sesión plenaria extraordinaria del Gobierno valenciano, como la que se celebrará el miércoles para aprobar los presupuestos
El presidente Puig (centro), preside una sesión plenaria extraordinaria del Gobierno valenciano, como la que se celebrará el miércoles para aprobar los presupuestos FOTO: Kai Försterling EFE

Hasta este año, gobernase quien gobernase, los Presupuestos de la Generalitat compartían siempre dos aspectos. El primero: ser las cuentas más sociales de la historia y el segundo, que se habían aprobado en “tiempo y forma”.

El Consell anunció el sábado que no será hasta el miércoles cuando se reúnan en pleno para dar el visto bueno a unas cuentas que, según avanzó el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, dedicarán 16.000 millones a Educación, Sanidad y Bienestar Social. Poco más se sabe con concreción de unos Presupuestos en los que ha quedado evidenciado que los socios del Botànic tienen cada vez más complicado ponerse de acuerdo.

La situación ha dejado el camino fácil a la oposición que solo ha tenido que dejar a los miembros del Ejecutivo valenciano que se enredasen ellos mismos es un nuevo cruce de acusaciones. Una situación que ya se ha convertido en una tradición.

El portavoz de Hacienda del grupo popular en Les Corts, Rubén Ibáñez, ha asegurado que ha quedado demostrado que para ellos lo más relevante son las siglas de sus partidos. “El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, es ya el gran problema de la Comunitat y solo basa la acción de su Gobierno en las cuotas de poder”.

En este sentido, ha afirmado que a PSPV, Compromís y Podem “el empobrecimiento de los valencianos les da igual. “En una situación como la actual, de crisis de precios elevados, de aumento del nivel de vida del 5,5 por ciento en nuestra comunidad, el tripartito valenciano presentará unos presupuestos aparentemente con un crecimiento de algo más del 10 por ciento”.

Además, ha recordado que “los sueldos de los miembros del Consell, de sus altos cargos y asesores, siguen aumentando. Se penaliza a los valencianos y desde el Grupo popular rechazamos esta ficción”.

El diputado popular ha remaracado que por primera vez los Presupuestos de la Generalitat Valenciana se presentarán en Les Corts fuera del plazo que marca el Estatut d’Autonomia. “Pero no es el único incumplimiento, ya que el Consell ha incumplido también la Resolución aprobada en Les Corts en el Debate de Política General del mes de septiembre por la que debía exigir la celebración de un Consejo de Política Fiscal y Financiera antes de que acabara octubre”.

Según Ibáñez, Puig “es incapaz de alzar la voz ante Sánchez para reclamar la financiación que merece la Comunitat Valenciana. Los incumplimientos del Consell son los de Puig. El presidente es una marioneta en manos de Sánchez y no se impone a los atropellos del Gobierno de España a la Comunitat”.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos (Cs) en Les Corts Tony Woodward, ha lamentado que el tripartito vuelva a hacer el “ridículo” tras anunciar el sábado un acuerdo para los presupuestos de la Generalitat de 2022 y seguidamente irse «de vacaciones» hasta el miércoles 3 de noviembre cuando presentarán el contenido de las cuentas. «Es una actitud irresponsable y que sienta un mal precedente, desprestigia a las instituciones».

Por su parte, la portavoz de Vox, Ana Vega, ha dicho que ha quedado demostrado que el Consell está «roto» y aseguró que estarán vigilantes para comprobar si cumplen con las necesidades reales de los ciudadanos o, por el contrario, «sirven para regar chiringuitos y velar por el Estado del Bienestar de los políticos».