Hallan los cadáveres maniatados de una pareja en un barranco de Elche (Alicante), con signos de tortura

Aunque todo apunta a que los cuerpos llevan enterrados unos tres años, no se descarta que incluso puedan tener entre 25 y 30 años

La Policía ha encontrado los cadáveres en el Barranco del Grifo, un enclave natural muy conocido en Elche
La Policía ha encontrado los cadáveres en el Barranco del Grifo, un enclave natural muy conocido en Elche FOTO: La Razón La Razón

Crimen macabro el que ha sido hoy descubierto en un barranco de Elche (Alicante). Los cuerpos de un hombre y una mujer han sido hallados, maniatados con grilletes y amordazados con cinta americana. La jueza de Instrucción número 1 de Elx investiga, junto con la Policía Nacional, este asesinato, producido al parecer hace unos tres años. El hallazgo se produjo el pasado domingo en una zona deshabitada de las afueras de Elx, en el Barranco del Grifo.

Se trata, según recoge el periódico Levante-EMV, de un hombre y de una mujer cuyas identidades aún no han podido ser averiguadas y que tienen señales claras de haber sido asesinados. En el caso del hombre, hay además, evidencias de tortura. En principio, la hipótesis principal es que se trataría de un doble asesinato por un ajuste de cuentas relacionado con ambientes delincuenciales.

Aunque todo apunta a que los cuerpos llevan enterrados unos tres años, otras fuentes preguntadas por Efe apuntaron que podrían llevar allí mucho más tiempo, concretamente entre 25 y 30 años, un dato que se ha descartado posteriormente.

Un vecino, durante un paseo por el campo, se topó con lo que parecía un cráneo humano y de cerca vio algunos restos óseos más, por lo que dio aviso a la Policía Local de Elx. La primera patrulla que llegó confirmó que aparentaban ser huesos humanos, lo que puso en marcha el protocolo de posibles muertes violentas, con el aviso a la Policía Nacional y a la jueza de guardia.

A los dos les habían cubierto los ojos y la boca con cinta americana y el hombre tiene señales de fracturas tanto en la mandíbula como en otros huesos faciales, por lo que es evidente que fue torturado, o bien para obtener de él algún tipo de información o bien como sistema de ‘venganza’.

Los forenses deberán ahora realizar un estudio completo de ambos cadáveres para detectar todas las posibles señales de tortura y las causas de ambas muertes. Una de las tesis, que deberá confirmar el estudio necrológico, es que la mujer muriese asfixiada, ya que la cinta americana le obturaba por completo la nariz y la boca.

En la operación han participado efectivos de la Comisaría General de la Policía Científica, de Madrid, con el objetivo de identificar los cadáveres y aclarar las causas del fallecimiento.

El barranco del Grifo

El Barranco del Grifo forma parte de una ruta de 21 kilómetros de recorrido. El sendero entre los barrancos del Grifo y San Antón es uno de los caminos más singulares del término municipal de Elche, según explica el Ayuntamiento.

Está labrado en la roca norte del término y parece tener su origen en tiempo de los íberos, hace más de 2.000 años. Esta ruta servía de acceso a los valles interiores del río Vinalopó, aunque también pudo ser utilizada durante la extracción y el transporte de piedra de las canteras de la zona.

El recorrido, además, muestra todo tipo de recursos existentes utilizados en esta comarca desde hace siglos para captar y aprovechar las escasas precipitaciones: fuentes, minas, laderas, aljibes, azudes, acueductos…

El lecho de ambos barrancos es el hábitat de una variada flora, con arbustos como el espino negro, el lentisco o el palmito, especies que se combinan con otras muy apreciadas aquí por sus propiedades medicinales: raboigat, tomillo, cantahueso, etcétera.