A falta de millonarios, beneficiencia: Notre Dame acude al micromecenazgo para su restauración

La organización de Amigos de Notre Dame ofrece una curiosa alternativa ante la falta de los fondos prometidos: el donante puede elegir qué parte de la catedral prefiere proteger

DPA vía Europa Press

El 15 de abril de 2019, el mundo se derrumbó mientras observaba cómo las llamas conquistaban Notre Dame. Las imágenes de las lenguas de fuego en el corazón de la historia del arte llegaron a todos los rincones del planeta, siendo tal la reacción social que se produjo una ola de solidaridad a todas las escalas. Además de innumerables mensajes de apoyo, fueron numerosos los personajes célebres y millonarios que prometieron fortunas para la reconstrucción de la catedral. No obstante, según publicó en la reciente fecha del aniversario este periódico, actualmente, con las obras aún por consolidar, las donaciones prometidas se han ido perdiendo: la última cifra oficial disponible del total de fondos prometidos data de marzo de 2020 y asciende a 833 millones de euros. De esta cantidad, un cuarto está recaudado, mientras que no se sabe nada de los 640 millones restantes.

No obstante, siempre hay quien aprecia realmente el arte, y no solamente cuando los medios y las redes sociales le prestan atención por estar incendiándose. Hay algunos que prefieren la preservación de un icono como es Notre Dame antes que la fama y, por tanto, existen alternativas: la beneficiencia. La organización de Amigos de Notre-Dame París lidera los esfuerzos internacionales de recaudación de fondos para reconstruir la catedral. De esta manera, proponen un peculiar micromecenazgo: el donante podrá elegir a gusto y a dedo qué parte del edificio le gustaría reconstruir.

¿Prefiere que se restaure antes la gárgola Phenex o la pintura de Santo Tomás de Aquino? Si bien el objetivo inicial de esta organización era el de apoyar la restauración y preservación de la catedral ante desafíos como contaminación, lluvia o deterioro de la piedra, a raíz “del devastador incendio, nuestra misión se expandió para reconstruir y restaurar la catedral de Notre-Dame y preservar este emblemático monumento para las generaciones venideras”, explican desde su web oficial.

Varias gárgolas de la catedral de Notre Dame
Varias gárgolas de la catedral de Notre Dame

Así, mostrando un catálogo como si de la selección de un conjunto de ropa en una tienda online se tratara, el posible donante podrá ver un seguimiento del progreso de la financiación de la restauración de cada artefacto. Una labor de transparencia de la que carecen las promesas de algunos: el propio Tribunal de Cuentas ha pedido una investigación administrativa tras criticar la “falta de transparencia” respecto a la recaudación anunciada desde el principio.

El fuego fue devastador. Acabó con gran parte de la catedral, convirtiéndose en icónica la imagen de su aguja cayendo. Se produjo un generalizado estado de “shock” entre los amantes del arte, que no daban crédito ante la gran cantidad de detalles valiosos que figuran en Notre Dame. Y ello se demuestra en la página web de la organización, cuya campaña se llama “Restore Notre Dame”: además de las gárgolas Orlas, Foras, Vassago, Agares o Gemory, se puede donar también en pro de la Virgen del Pilar, de los tejados, de una alfombra o de las estatuas de San Pedro, San Bartolomeo, San Pablo o San Andrés, entre otras posibilidades.