La fotografía que revela la última inspiración de Van Gogh

Tomada alrededor de 1907, la imagen muestra las raíces del árbol en las que se inspiró el artista holandés para su último cuadro, que pintó horas antes de morir

"Raíces de árbol"
"Raíces de árbol"Van Gogh

Horas antes de morir, en 1890, Vincent Van Gogh se perdió por un bosque para inspirarse en su último cuadro. Pintó “Raíces de árbol”, una pequeña pintura abstracta y que actualmente se exhibe en el Museo Van Gogh de Amsterdam. Una serie de tonalidades sobre amarillo y marrón, que forman un lienzo que parece inacabado. Como si el artista quisiera explicarnos cómo unas raíces arraigadas se sobreponen a cualquier tipo de fin. Durante bastante tiempo, los expertos debatían sobre cuál sería la última creación del maestro holandés, hasta que salió a la luz una carta de Andries Bonger, cuñado de Theo van Gogh, donde escribía: “La mañana antes de su muerte había pintado un sotobosque, lleno de sol y vida”. No obstante, no se conocía el lugar que transitó Van Gogh para inspirarse, cuál fue el bosque por donde deambuló para más tarde trazar estas pinceladas. Hasta ahora: una serie de expertos en arte han reconocido similitudes entre la pintura y una fotografía que data de alrededor de 1907.

Wouter van der Veen, investigador francés, asegura haber descubierto la ubicación precisa donde Van Gogh pintó “Raíces de árbol”, hallazgo que revela cuál fue la última inspiración para el último trabajo del artista. “Ahora sabemos lo que hizo durante su último día”, asegura Van der Veen, director científico del Instituto Van Gogh. “Sabemos que pasó todo el día pintando esta obra”, añade. Asimismo, también el citado Museo Van Gogh afirma “con absoluta certeza” que se trata del enclave donde creó el lienzo. Una imagen que se añade a otra postal hallada en 2020 y que se ubica en un lugar donde las raíces están tapadas por una tapia, situación que enfrenta al Ayuntamiento y a los propietarios del terreno.

Se trata, dice Van der Veen, de un “descubrimiento histórico, porque el ángulo de la imagen es muy parecido al escogido por el artista para su obra, y varias de las raíces de esta fotografía fueron cortadas luego y no aparecen ya en la postal presentada al año pasado”. Esta postal se descubrió entre la colección de un vecino de Auvers-sur-Oise, al norte de París y donde se tomó la fotografía reveladora.

Fotografía que muestra las raíces de Van Gogh FOTO: Instituto Van Gogh

Fue Thomas Reveau el primero que dio con la foto, un coleccionista de 48 años que, de repente, se vio con una joya entre sus manos. “Empecé a buscar fotos antiguas de mi barrio alrededor de la calle Daubigny (en Auvers-sur-Oise) y me encontré con esta imagen (estaba al revés). Realmente lo encontré por casualidad en el blog del Museo Pontoise (que dirige Fabrice Dassé). La puse en la dirección correcta y reconocí el lugar de las ‘Raíces de árbol’”, expresa Reveau.

Así, el coleccionista compartió su descubrimiento con el Instituto Van Gogh y “al día siguiente, Dominique-Charles Janssens, su presidente, y el director científico, contactaron conmigo y discutimos sobre ella”, explica Reveau a “La Gazette du Val d’Oise”, “hoy apenas me doy cuenta de este descubrimiento histórico”.