En Alemania la banca ya cobra por los depósitos

En España las entidades se plantean gravar este tipo de ahorro aunque de momento sólo para los grandes clientes

Los bajos tipos de interés están provocando que los bancos españoles empiecen ya a plantearse cobrar por los depósitos
Los bajos tipos de interés están provocando que los bancos españoles empiecen ya a plantearse cobrar por los depósitosPeter TeuchertGTRES

Tarde o temprano, la política de tipos de interés a cero del Banco Central Europeo iba a cambiar la forma en que los bancos tratan a los ahorradores. La eurozona lleva con el precio del dinero en el 0% desde hace casi cuatro años y sin pasar del 1% desde hace un decenio. Esto ha llevado a las entidades a tener que buscar vías alternativas para mantener sus ganancias e incluso han acabado con una de las formas más populares de rentabilizar los ahorros de los ciudadanos: los depósitos. Hasta hace pocos años, los españoles elegían muchas veces entre guardar el dinero bajo el colchón o meterlo en alguno de los numerosos depósitos que ofertaban los bancos. Ofertaban, en pasado, porque ya prácticamente ninguno tiene disponibles estos productos, ante la nula rentabilidad que estaban obligados a ofrecer a los inversores y que fueron mermando su atractivo.

Ante este panorama, muchos bancos (de toda Europa) han empezado a plantearse la necesidad de empezar a cobrar a sus clientes por guardar sus ahorros. Esta posibilidad empezó sólo a considerarse para los grandes clientes institucionales. Fue el caso de un banco danés, que el pasado mes de agostó fijó una comisión del 0,6% para los clientes con depósitos de más de un millón de euros. Sin embargo, ya hay una entidad que ha empezado a cobrar también a los pequeños ahorradores por sus depósitos. El banco cooperativo alemán Volksbank Raiffeisenbank Fuerstenfeldbruck, cerca de Múnich (Baviera), ha anunciado que va a cobrar a sus nuevos clientes por sus depósitos a partir del primer euro. La entidad explicó este martes en su página web que no cobrará (de momento) a los clientes ya vinculados al banco por el dinero que tengan ya depositado.

Los alemanes prefieren ahorrar

De este modo, traspasa a los clientes los intereses que el BCE le cobra por su exceso de reservas, que es un 0,5%. Algunos bancos alemanes habían anunciado que iban a cobrar a sus clientes con depósitos muy elevados, por ejemplo a partir de 50.000 o 100.000 euros por depositante, pero hasta ahora no se contemplaba hacerlo a los clientes minoristas. La tasa de interés a los depósitos bancarios del BCE es ahora del menos 0,50 %, pero desde el pasado 30 de septiembre el BCE ha introducido un sistema de dos tramos para la remuneración del exceso de liquidez. Pese a ello, en Alemania se mantienen las fuertes críticas a la política monetaria del BCE de tipos de interés muy bajos porque por lo general la población ahorra mucho y prefiere depositar su dinero en cuentas bancarias, en vez de invertir. Lo que aún falta por ver es si esta nueva estrategia se extiende al resto de bancos, abriendo así un nuevo horizonte en las "guerras" que las entidades ya libran en otros productos como las hipotecas o los planes de pensiones.