Sección patrocinada por sección patrocinada
Noticias destacadas

El tiempo

Segunda ola de calor del verano: podría dejar temperaturas extremas de hasta 48-49 ºC

Una masa de aire muy cálido procedente de África llegará la Península este viernes provocará un nuevo ascenso térmico

GRAFCVA4402. VALENCIA, 04/07/2023.- Dos mujeres se protegen del calor con un paraguas cuando la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha establecido para este martes la alerta amarilla por temperaturas máximas de 38 grados en el interior sur de la provincia de Valencia y de 36 grados en el interior norte de la provincia de Valencia. EFE/Ana Escobar
Los termómetros podrían disparase hasta los 45 ºC en algunas localidades españolas. Ana EscobarAgencia EFE

Acabamos de superar la primera ola de calor del verano y las predicciones meteorológicas apuntan a una segunda para finales de esta semana. Una masa de aire muy cálido procedente de África llegará la Península este viernes y provocará un nuevo ascenso térmico hasta alcanzar temperaturas muy altas en el este y sur de la península así como en Baleares, informa la Agencia Estatal de Metorología (AEMET). Los termómetros podrían disparase hasta los 45 ºC o incluso algún grado más en algunas localidades españolas.

Mientras, este miércoles la aproximación de un frente atlántico poco activo dejará en el área Cantábrica y norte de Galicia precipitaciones débiles y aisladas y un episodio de chubascos y tormentas localmente fuertes en la Ibérica oriental y Pirineos. Las temperaturas máximas descenderán, sobre todo en los tercios norte y este peninsulares. En el interior sur peninsular se superarán los 34/36 grados.

El jueves la inestabilidad se dejará sentir desde primeras horas en el nordeste de la Península y habrá chubascos tormentosos, ya desde la mañana, que afectarán a buena parte de Navarra, norte de Aragón y de Cataluña. Por la tarde estos chubascos podrían extenderse de manera dispersa a otros puntos del este de la península, sobre todo a entornos montañosos. Las temperaturas bajarán ligeramente en el nordeste fruto de esas tormentas y no cambiarán demasiado en el norte. Se seguirán superando los 35ºC en amplias zonas de la mitad sur y rondarán los 38 a 40ºC en el valle del Guadalquivir.

A partir del viernes, se prevé una tendencia a la estabilización de la atmósfera, pero todavía podrá haber tormentas en el norte de Navarra y Pirineo aragonés y de forma más dispersa en puntos del interior de la península, sobre todo en entornos montañosos. En el resto de España, poco nuboso con algo de calima en el sur y temperaturas que ya empezarán a subir, sobre todo en el norte de la península, donde, por ejemplo, se superarán los 32 grados en el Cantábrico oriental, 35 grados en el centro y sur y 38 grados en el valle del Guadalquivir.

El fin de semana, el tiempo será más estable con algunas lluvias débiles en Galicia y puntos del Cantábrico y con temperaturas al alza: el sábado lo harán sobre todo en el este y sur y el domingo la subida será "generalizada y podría tener continuidad". Del Campo ha señalado que el lunes podría "repuntar el calor, con temperaturas especialmente altas en el este, centro y sur de la península y también en Baleares", donde se superarán los 35 grados de forma generalizada, 38 grados en zonas del centro y mitad sur y puntualmente en Mallorca, y los 40 grados en el Guadalquivir.

Con "incertidumbre", estas temperaturas muy altas podrían continuar durante los días siguientes, sin descartar que se puedan superar los umbrales de intensidad, extensión y duración necesarios para poder hablar de la segunda ola de calor de este verano, ha concluido.

José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored, advierte de que "según nos vayamos acercando a mediados del mes de julio, lo normal es que el calor se intensifique, iniciándose la canícula". Según el modelo del Centro Europeo con el que trabajan, la situación es propicia para que se produzca un significativo aumento de las temperaturas que, previsiblemente, disparará los termómetros hasta los 45 ºC, o incluso algún grado más, en algunas localidades españolas.

"Parece claro que a partir del próximo fin de semana una dorsal de aire muy cálido comenzará a abrazar la mitad oriental peninsular, Baleares y Canarias. Es probable, no seguro aún, que sea el inicio de la segunda ola de calor del presente año., explica el meteorólogo. "El modelo probabilístico (predicción por conjuntos o ensembles), en algunos de sus miembros ha llegado a marcar temperaturas de hasta 48-49 ºC en el sur peninsular, justo en el inicio de la canícula". Asimismo, "una cantidad significativa de los mismos apuntan unas temperaturas en el entorno de los 45 ºC persistiendo varias jornadas", de ahí que señale la posibilidad de la llegada de la segunda ola de calor del verano.