Denunciados por asar chuletas en los alrededores del chalet Iglesias-Montero

Formaban parte del grupo que diariamente protesta contra el vicepresidente y la ministra en Galapagar

Thumbnail

Las Fuerzas de Seguridad han propuesto una sanción a un grupo de personas que organizaron una “chuletada” en las proximidades del chalet que el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y su esposa, la ministra Irene Montero, tienen en la localidad madrileña de Galapagar, según han informado a LA RAZÓN fuentes solventes.

Estas personas formaban parte de las que habitualmente se concentran en los alrededores de esta casa para protestar contra los dirigentes de Podemos. Las convocatorias, poco numerosas, suelen empezar al caer la tarde y, a veces, se prolongan hasta las 11 de la noche.

Uno de estos días, varios de los que protagonizan dichas protestras decidieron organizar una “chuletada” para lo que habilitaron el correspondiente fuego con el fin de colocar la parrilla y la carne. Se trata de una zona forestal en la que existe peligro de incendio y, al tener conocimiento de los hechos, los agentes de las Fuerzas de Seguridad levantaron las correspondientes actas de sanción, que ya han sido elevadas a la Delegación del Gobierno.

En estos momentos, la vigilancia estática y perimetral del chalet corresponde al Cuerpo Nacional de Policía, mientras que la Guardia Civil se ocupa de los alrededores de la finca. Ya se han impuesto decenas de propuestas de sanción por parte de ambos cuerpos, 600 euros suele ser el importe, cuando se producen casos de desobediencia a la autoridad y otras incidencias.

Por lo que respecta al lanzamiento de pelotas de tenis al interior de la finca de los Iglesias-Montero, hecho que, al parecer, ha sido denunciado por el propio vicepresidente, los autores huyeron a la carrera y no pudieron ser identificados, según las citadas fuentes.