Sanz Roldán niega las acusaciones de Corinna: “Jamás he amenazado a una mujer y a un niño”

El exdirector del CNI niega que la amenazara en Londres en 2012 y afirma que no conoce “en absoluto” a Villarejo y que “jamás” se ha reunido con él

El exdirector del CNI Félix Sanz Roldán declara como testigo en el juicio por calumnias contra Villarejo
El exdirector del CNI Félix Sanz Roldán, en su declaración como testigo en el juicio por calumnias contra VillarejoLa RazónLa Razón

El exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán ha negado ante el juez que amenazara en 2012 en Londres a Corinna Larsen con no poder garantizar su seguridad y la de su hijo menor de edad si no facilitaba documentación comprometedora para la Corona por su relación con Don Juan Carlos, tal y como mantienen el excomisario José Manuel Villarejo y la consultora danesa.

Minutos después de que Corinna Larsen ratificase -por videoconferencia desde Londres- esas supuestas amenazas, el exresponsable de los servicios de Inteligencia ha sido categórico. “Jamás he amenazado a una mujer y a un niño”. “Ni lo hice ni algo así puede estar en mi ánimo”, ha recalcado Sanz Roldán, que se ha amparado en la Ley de Secretos Oficiales para no responder a las preguntas sobre su encuentro con la examante del Rey Emérito en 2012. “Es público que ese día estaba en Londres”, se ha limitado a señalar.

En todo caso, ha negado que existiese operación alguna del CNI para recuperar esa presunta documentación sensible. “El CNI, como cualquier otro servicio de inteligencia de la tierra, solo puede actuar en el país en el que existe. Caería en una grave irresponsabilidad si actuara en otro lugar que no fuera España”.

“No hice nada fuera del territorio español. Nada. No puedo decirlo más claro”, ha subrayado antes de destacar que el CNI “es uno de los servicios más serios del mundo y no hace estas cosas”. “Para mí esa operación no existe”.

“Hoy lo he visto por primera vez”

Asimismo, el exdirector del CNI ha negado que conozca a Villarejo. “Hoy lo he visto por primera vez”. Y ha añadido que “jamás” ha tenido una conversación con él. Del mismo modo, Sanz Roldán, visiblemente molesto, ha asegurado que tiene “serias dudas” de que Villarejo llevara a cabo sensibles trabajos de Inteligencia. “Nunca supe que tuviera relación con el CNI y cuando lo pude intuir, tomé las medidas oportunas para que siguiera sin haberla”.

De hecho, ha afirmado que en su época al frente del CNI no hubo “ni una” visita del entonces comisario a la sede de los servicios de Inteligencia. “Si hubo alguna relación con miembros del CNI no fueron como consecuencia del servicio, sino por relaciones personales, y si lo hubiera sabido, lo habría prohibido”, aunque ha matizado que “nunca investigamos” a Villarejo.

Sanz Roldán también ha negado que se escondiese detrás del enigmático Paul Bon que remitió a Corinna Larsen supuestos mensajes amenazantes. “Es un poco de broma. En absoluto”, ha recalcado ante el juez.