El destructor de misiles más avanzado de EE UU ya está en Rota, su nueva casa

El buque “USS Arleigh Burke” forma parte del escudo antimisiles de la OTAN, junto con el “Ross”, el “Roosevelt” y el “Porter”

El destructor "Arleigh Burke" a su llegada a Rota
El destructor "Arleigh Burke" a su llegada a Rota FOTO: MC2 Eduardo Otero

Desde febrero de 2014, la base naval de Rota (Cádiz) alberga cuatro destructores estadounidenses como parte del escudo antimisiles de la OTAN. Y desde hoy, en la base gaditana está desplegado el “USS Arleigh Burke”, que es el destructor más avanzado teconológicamente de las Fuerzas Navales de EE UU desplegadas en Europa.

Este destructor de misiles guiados de la Armada estadounidense zarpó el pasado 26 de marzo de su base de Norfolk (Virginia) con destino a España y, antes de llegar, llevó a cabo operaciones de guerra antisubmarina en el Atlántico junto al destructor “USS Roosevelt” y el submarino “USS Vermont”.

A su llegada a la base gaditana, el vicealmirante Gene Black, comandante de la Sexta Flota (en la que se encuadrará el “Arleigh Burke”), aseguró que “es un honor que este poderoso buque de guerra, con sus capacidades recientemente mejoradas, se una a nuestro escuadrón de destructores en España”.

Actualizado recientemente

Y es que, aunque este buque construido en 1991 fue el primero de los destructores de su clase equipado con el sistema de combate “Aegis”, recientemente ha sido modernizado con la última tecnología y actualizado a la fase 9, lo que le permite llevar a cabo “operaciones efectivas antiaéreas, antisubmarinas, antisuperficie y de ataque en entornos de alta amenaza”, tal y como explica la Sexta Flota en un comunicado.

“Como uno de los destructores tecnológicamente más avanzados de toda la Armada de los Estados Unidos, estamos entusiasmados de proporcionar capacidad adicional a las operaciones de la Sexta Flota”, dijo Patrick Chapman, comandante del “USS Arleigh Burke”.

En Rota, este destructor compartirá base con el “USS Ross”, el “Roosevelt” y el “Porter”, los cuales no sólo participarán en el escudo antimisiles aliado, sino que también patrullarán el Mediterráneo con un ojo siempre puesto en un escenario clave para EE UU: África.

Relevos programados

El recién llegado sustituye al “Donald Cook”, que fue el primero de los destructores estadounidenses que llegó a Rota hace siete años. Un relevo ya programado que arrancó en la primavera del pasado 2020, cuando el “Roosevelt” reemplazó al “Carney”.

El “Arleigh Burke” debe su nombre al difunto almirante Arleigh Albert Burke, quien sirvió en la Segunda Guerra Mundial y en la Guerra de Corea antes de ser nombrado jefe de Operaciones Navales, el puesto de más alto rango en la Armada estadounidense.

Tanto este como el resto de destructores basados en Rota están equipados con el sistema de combate «Aegis» y con misiles interceptores «SM-3», siendo capaces de detectar, seguir y derribar misiles balísticos en vuelo. Además, pueden rastrear de forma simultánea hasta 200 blancos a más de 370 kilómetros, ofreciendo así una vigilancia y un seguimiento de largo alcance.

La participación de España en el escudo antimisiles de la OTAN se remonta a octubre de 2012, cuando el exministro de Defensa, Pedro Morenés, firmaba con el que entonces era su homólogo estadounidense, Leon Panetta, el acuerdo por el que se autorizaba el despliegue de cuatro destructores norteamericanos en la Base Naval de Rota (una iniciativa que el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero anunció un año antes). Y aunque la base gaditana es una de las piezas clave de este sistema de defensa, no es la única, pues también participan otros países como Holanda, Polonia, Turquía o Rumanía, donde la Alianza también dispone de radares y baterías de misiles.