¿A qué se dedica el presunto amante de la mujer de Mainat?

La figura del hombre que habría provocado la separación del matrimonio sigue envuelta en misterio. Mientras su ex novia, Alina, asegura que es scort y que Ángela le pagaba por sus servicios, él mantiene que es “mecánico”. Sin embargo podría haber imágenes que demostrarían que ejercía como guardaespaldas o chófer de Josep María Mainat y que el empresario lo conoce desde hace tiempo.

A medida que avanzan los sucesos en la “casa de los horrores” de Mainat y se desvela la identidad de los personajes secundarios de esta trama judicial que mantiene en vilo a la opinión pública, surgen más interrogantes en un caso que surgió tras la denuncia del supuesto intento de asesinato de Josep María Mainat a manos de su esposa.

Lo que subyace tras la guerra declarada entre el productor televisivo y su ambiciosa esposa, como les contábamos ayer, son motivos económicos; una fortuna valorada en decenas de millones de euros que se ocultan tras un complejo entramado de empresas de las que, a día de hoy, aún es administradora Ángela Dobrowolski, una de las principales beneficiadas si hubiera fallecido el productor antes de emprender acciones legales para divorciarse de ella. Ése sería el móvil, según se desprende del informe previo policial que investiga el suceso, que habría llevado a la hispano alemana a inyectarle un medicamento para adelgazar con un alto componente de insulina que le provocó un coma hipoglucémico.

Pero podrían existir ademas otros motivos, los sentimentales, que habrían animado a la madre de los hijos menores del productor a privarles de su padre cuando, como ha quedado demostrado, inyectó de madrugada y a un adormecido Mainat varias dosis de un compuesto que podría haber sido letal para una persona que padece diabetes. La relación que Ángela Dobrowolski mantenía con Gabriel, un violento venezolano, que se habría convertido en su amante si atendemos a las declaraciones de Alina, su novia rusa que habría desvelado todo en un ataque de celos bien remunerado en Sábado Deluxe, podría ser el otro móvil del caso.

¿Quién es Gabriel, el supuesto scort latino, del que se enamoró Ángela?

Poco se sabe de Gabriel, el hombre por cuyo amor, Ángela decidió abandonar la casa del septuagenario productor televisivo y padre de sus dos hijos, de 8 y 4 años. Nacido en Isla Margarita, una de las bellas y turísticas islas venezolanas, abandonó hace años las paradisíacas playas bañadas por las aguas del mar Caribe buscando una vida mejor en la madre patria. Con su madre, Gabriela, y su hermana, María, acabó recalando en la Ciudad Condal, dónde su madre trabaría como tantas inmigrantes en el servicio doméstico, mientras sus hijos trataban de abrirse paso en una comunidad en la que no es fácil encontrar trabajo si no se habla catalán.

Sea lo que fuera que impidió que encontrara mejor forma de ganarse la vida, Gabriel acabaría ejerciendo como scort, satisfaciendo las carencias o los instintos sexuales de damas de la alta sociedad catalana, dispuestas a pagar 300 o 500 euros por sus servicios. Aquello no impidió que mantuviera una relación estable con una rusa, Alina, a quién María, su propia “cuñada”, no dudó en acusar de ejercer la prostitución, cuando aseguró en televisión que su hombre era “un scort latino al que Ángela contrataba para pasarlo bien”.

Gabriel Castro, el supuesto “gigoló”que asegura trabajar como chofer, es el hijo de una empleada doméstica de Mainat

De las acusaciones de la tártara despechada, Alina, realizadas en Sábado Deluxe y de sus duras declaraciones a las puertas de la casa de Mainat que provocaron la detención de Gabriel por agresión y su fulgurante ascenso a la fama, hay un detalle que ha pasado desapercibido y que explicaría cómo se conocieron Gabriel y Ángela: es el hijo de Gabriela, una empleada doméstica que trabaja en la casa de Josep María Mainat.

Las versiones sobre esta relación extra conyugal y cómo se inició difiere tanto como las múltiples fuentes a las que acuden los medios. Según Alina, en enero de este año, Gabriel fue contratado por Ángela para “pasarlo bien” en un hotel, aunque ellos se conocían “desde hace más tiempo”. ¿Se refiere Alina a que ellos ya se conocían gracias al trabajo que desempeña su madre en la vivienda?

Según ha podido saber este diario, existiría unas imágenes que probarían que incluso el propio Mainat conocía desde hace tiempo al presunto amante de su esposa. Es más, Gabriel habría prestado servicios para el millonario, como guardaespaldas y chófer. Esta versión coincidiría con la expuesta por el propio venezolano que, a la salida del juicio rápido por la agresión a Alina, negaba dar sexo a cambio de dinero y reivindicaba ser “mecánico”, expresión con la que se refiere a que trabajaría como chófer. Pero la pregunta es inevitable...¿chófer de quién? ¿De Ángela o de Josep María?.

Los hechos demuestran que no trabaja para la aún esposa de Mainat, al menos como conductor, ya que ella utiliza para sus desplazamientos taxis, al negarse su marido a ponerle un coche a su disposición, algo que ella le recrimina en sus conversaciones grabadas. Es más, incluso le niega el acceso al garaje y le prohibe tocar sus coches. Por otro lado, en las ocasiones en las que hemos visto a Gabriel salir de la casa, lo ha hecho siempre al volante de un mercedes de alta gama, que sería propiedad del empresario. A la espera de que salgan a la luz las imágenes que nos aseguran existen de Gabriel con Mainat, aún no está claro si el productor contrató al venezolano como chófer o guardaespaldas, pero dejaría claro que conoce desde hace tiempo al presunto amante de su mujer.

Mainat conoce desde hace tiempo al presunto amante de su mujer.

Hasta ese momento, lo que sí esta claro es que Josep María Mainat conoce bien al hijo de su empleada doméstica. Atendiendo a las conversaciones mantenidas por el matrimonio Mainat, en las grabaciones con cámara oculta realizadas por Ángela en el domicilio conyugal en las que ambos se hacen múltiples reproches, el productor sabía que su mujer mantenía una relación con el venezolano desde que se fuera del domicilio antes de que comenzara el confinamiento decretado a mediados de marzo.

“Él me ha dado más amor en estos meses que tú en todo nuestro matrimonio”-le dice Ángela a Mainat", quién muy tranquilo responde-"Me alegro por ti. ¿Entonces por qué no te divorcias?" pregunta él, antes de hacer un gesto con el que da la respuesta: por dinero.