Isabel Pantoja en la encrucijada por una nueva deuda con Hacienda

A la carga hipotecaria y los embargos se suma una nueva reclamación de la Agencia Tributaria que puede llevar a Isabel Pantoja a la ruina. O vende todo su patrimonio o tendrá que dar el “cante “ en Telecinco

Isabel Pantoja a su salida de "Supervivientes" en Madrid. 11, Julio 2019
Isabel Pantoja a su salida de "Supervivientes" en Madrid. 11, Julio 2019Diego PuertaGTRES

El 2021 amenaza con ser aún peor para Isabel Pantoja que el aciago 2020 que se bate en retirada. Al conflicto por la herencia de Paquirri que enfrenta a la tonadillera con su único hijo biológico y que podría dirimirse en los tribunales, se une la incapacidad de Isabel Pantoja para afrontar los pagos que tiene pendientes con varias entidades bancarias y con Hacienda.

Según una información publicada por Paloma García-Pelayo en Look, el futuro económico de la cantante depende de una resolución favorable del recurso que ha presentado contra la inspección de Hacienda a los ejercicios 2009, 2010 y 2011. Al parecer, en 2014, la Agencia Tributaria realizó una inspección a Isabel Pantoja por la que le reclama “un importe aproximado de 1.600.000 y que, teniendo en cuenta los intereses de demora a diciembre de 2020, superarían los 2,7 millones”.

La resolución del recurso se espera para comienzos del 2021 y en caso de no ser favorable a la artista, colapsaría financieramente a Pantoja que no tendría más remedio que vender todas el patrimonio que aún a tiene a su nombre o firmar un contrato con Telecinco, que ya está negociando y según ha trascendido “esta muy avanzado”.

Los toros de Ángel Vilariño y la finca Cantora, que tenía arrendada, al fondo.
Los toros de Ángel Vilariño y la finca Cantora, que tenía arrendada, al fondo.La Razón (Custom Credit)

Pero las cuentas no salen. En un año que se prevé muy duro por la pandemia, las posibilidades de generar ingresos para los artistas son muy improbables. Para el 2021 tiene previsto realizar varias galas pero será difícil, con las restricciones de aforo impuestas por el Gobierno en la era Covid, que ningún promotor pueda asumir el altísimo caché de la madre de Kiko Rivera: unos 90.000 euros por concierto. Además, la cantante ha lanzado un disco en Navidad que ha producido y distribuido sin el apoyo de ninguna discográfica.

A excepción de sus propiedades en Sevilla, en el Rocío y en Fuengirola, que están casi libres de cargas, sobre la finca Cantora pesan importantes cargas hipotecarias. Así, sobre ésta última, aún está pendiente de abonar el 50% del préstamo hipotecario de 2,7 millones que, en 2002, pidió la cantante con el aval de su hijo a Caja Sur. Isabel lleva sin pagar la hipoteca de Cantora desde septiembre de 2019, por lo que se calcula que aún debe al banco cerca de millón y medio de euros.

La finca, cuya titularidad comparte con su hijo Kiko casi a partes iguales, está lastrada con otros embargos y deudas de ambos propietarios con el fisco. Mientras el hijo de Paquirri casi ha solventado la totalidad de los 60.000 euros que adeudaba a la Agencia Tributaria, Isabel ha avalado con su parte de Cantora el millón cien mil euros que le reclama Hacienda.

DIA DE ANDALUCIA 2003 EN MARBELLA
EN LA IMAGEN EL ALCALDE DE MARBELLA JULIAN MUÑOZ , SU ESPOSA MAITE ZALDIVAR Y LA CANTANTE ISABEL PANTOJA PASEANDO POR LAS CALLES DE MARBELLA
DIA DE ANDALUCIA 2003 EN MARBELLA EN LA IMAGEN EL ALCALDE DE MARBELLA JULIAN MUÑOZ , SU ESPOSA MAITE ZALDIVAR Y LA CANTANTE ISABEL PANTOJA PASEANDO POR LAS CALLES DE MARBELLA La Razón (Custom Credit)©KORPA

A la espera de la resolución de la última inspección de Hacienda que data de 2014 y que se corresponde con los años en los que mantuvo una relación sentimental con Julián Muñoz, el buque insignia de la herencia de Paquirri ya sirve de garantía para responder por 2, 5 millones de euros que adeuda la artista. Pero, en caso de que la reclamación de Pantoja ante Hacienda no sea favorable, su porcentaje de Cantora no sería suficiente para garantizar esta nueva deuda que según Look alcanzaría los 2,7 millones de euros, ya que la finca está tasada por la propia Agencia Tributaria en poco más de 4 millones de euros.

En este caso y teniendo en cuenta que su hijo no va a permitir que su parte de la finca se ponga en peligro, Isabel Pantoja tendría que desprenderse del resto de las propiedades que aún tiene a su nombre: el ático de Fuengirola, el piso y el local comercial que posee en la calle Ramón de Carranza en Sevilla o su casa en la aldea del Rocío. Todas estas propiedades sumarían un valor aproximado de 2´7 millones de euros y aunque sobre alguna de ellas aún hay cargas o embargos, su venta permitiría a Pantoja hacer frente a la deuda que le reclama el fisco.

Un ático en Fuengirola comprado durante su relación con Diego Gómez.

En el año 2000, en pleno apogeo de su idilio con Diego Gómez, Isabel Pantoja compró dos áticos que decidió unir en el paseo marítimo de Fuengirola. Para hacer frente a esta operación suscribió una hipoteca por 400.000 euros a pagar en veinte años y vendió un piso más pequeño que tenía en la misma localidad malagueña.

El ático tiene salón, cocina, cuarto de estar, cuatro dormitorios, cuatro baños y una gran terraza, buena parte de la cual está acristalada. Según publicó la revista Semana, sobre él pesaba una hipoteca que acababa en agosto de 2020, pero la vivienda también ha tenido un embargo de casi 55.000 euros, 64.000 con las costas y los intereses.

Este inmueble se ha puesto a la venta en un conocido portal inmobiliario por un precio cercano al millón de euros. Aunque tiene una ubicación inmejorable, según algunos especialistas consultados, el precio está fuera de mercado. En caso de que consiguiera venderlo en torno a esos números, la cantante obtendría casi 900.000 euros netos con esta operación.

LA CANTANTE ISABEL PANTOJA Y SU HIJO KIKO RIVERA EN FUENGIROLA
LA CANTANTE ISABEL PANTOJA Y SU HIJO KIKO RIVERA EN FUENGIROLAJX©GTRESONLINE

Aún así, con esta venta no podría garantizar el pago de la hipotética deuda con Hacienda por lo que se vería obligada a vender la casa del Rocío y las propiedades que mantiene en Sevilla que también están casi libres de cargas. La casa que la cantante compró en 2001 en una céntrica calle de la aldea del Rocío fue una operación redonda; la compró por 90.000 euros y a día de hoy podría venderla por más de 400.000 euros.

Con respecto al piso y el local comercial de 600 metros cuadrados que tiene en el barrio de los Remedios en Sevilla, en caso de ponerlos a la venta, podrían generar a la tonadillera el montante necesario para saldar el resto de la deuda. Por los inmuebles que posee en la capital andaluza podría obtener unos ingresos si los vendiera en torno al millón y medio de euros lo que le permitiría hacer frente a todas sus deudas si sacara a la venta todo el patrimonio del que es única titular.