La venganza de Meghan Markle ante Oprah Winfrey: acusa a la familia real de racista, cruel y de querer silenciarla

La duquesa de Sussex confiesa que espera una niña y que el príncipe Carlos dejó de atender las llamadas de Harry

Thumbnail

Casi veinte días después de conocer el comunicado oficial de Buckingham en el que se anunciaba el cese definitivo de la actividad como “royals” por parte de los duques de Sussex, esta misma madrugada a las 2.00h a.m (horario español) por fin se emitió la esperadísima entrevista que han concedido Meghan Markle y el príncipe Harry a la presentadora Oprah Winfrey en la cadena CBS.

Después de una conversación con el duque, la reina ha decidido que apartarse del trabajo de la familia real no es compatible con sus responsabilidades y deberes que vienen de una vida de servicio público (…) Aunque estamos muy tristes con su decisión, el duque y la duquesa siguen siendo miembros muy queridos de la familia”, matizaba dicho comunicado. Desde que Meghan Markle y el príncipe Harry se mudaron a Estados Unidos el año pasado, los medios norteamericanos han tratado de hacerse con la primera entrevista de la pareja. Pero es ahora, tras romper definitivamente los lazos con la Familia Real británica, cuando se han decidido a hablar públicamente. La cadena afortunada ha sido CBS, una exclusiva entrevista con Winfrey que podría haber costado a la televisión unos 5,8 millones de euros, según publica The Wall Street Journal. Por otro lado, una portavoz de la presentadora confirmó que la pareja no ha cobrado ni un solo dólar.

La entrevista trascurrió en la nueva casa de los duques en Santa Bárbara hasta donde se ha trasladado la presentadora. La entrevista más esperada del año comenzó con un bonito tema: la boda de los duques de Sussex. Meghan aseguró que ambos sabían que el momento de su boda “no era suyo”, si no para todos los demás. Confesó además, que “ingenuamente” nunca pensó en cómo sería casarse con un príncipe: “No había forma de entender cómo iba a ser el día a día. Como estadounidense, lo que sabes sobre la realeza es lo que lees en los cuentos de hadas”. Además, la duquesa desveló algo que “nadie sabe” y es que Harry y ella se casaron solos con un sacerdote tres días antes de la “boda real”.

Oprah preguntó a Meghan sobre los rumores que aseguraban que en esa fecha tan especial para la pareja, hizo llorar a su cuñada Kate Middleton. “Ese fue un punto de inflexión”, respondió la duquesa, que aseguró que aquel acontecimiento ocurrió días antes de su boda: “realmente hirió mis sentimientos. Simplemente no tenía sentido con todo lo que sucedía en la boda no ser solidario”. Meses después, la prensa en Reino Unido filtraba tales rumores y fue entonces cuando Markle “esperaba que Palacio hiciera algo, porque sabían que no era cierto”, y aclaró que ella no cuenta esta historia “para desprestigiar a Kate”.

Meghan, duquesa de Sussex, entrevistada por Oprah Winfrey
Meghan, duquesa de Sussex, entrevistada por Oprah WinfreyHARPO PRODUCTIONSVIA REUTERS

Tras hablar sobre su embarazo, llegó la pregunta más esperada de la noche: ¿Estabas en silencio o te silenciaron? A lo que la estadounidense respondió “lo último.” La duquesa de Sussex explicó que desde que comenzaron a salir, le pidieron que siempre respondiera a todas las preguntas con un “sin comentarios”. “Estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia, pero no estaban dispuestos a decir la verdad para protegerme”, aseguró.

Familia real británica

En varias partes de la entrevista, la “ex royal” se refiere a la familia real británica como “la firma”. Un término peyorativo referido a la institución de la monarquía que no permite interferencias ni obstáculos. Es por ello que Oprah reformuló su pregunta: ¿Quién la estaba silenciando? ¿La familia real o “la firma”? Según Markle, la Reina fue siempre maravillosa para ella y hasta le regaló sus pendientes de perlas y la hizo sentir bienvenida en todo momento. “¿Kate si te apoyó?”, insistió la presentadora. “Creo que todo el mundo me dio la bienvenida”, respondió Meghan.

En la Familia Real “sé que están preocupados por cómo se ve todo, pero ¿alguien ha pensado en cómo se siente? Nunca se había sentido más sola”, relató la esposa del príncipe Harry en la entrevista más esperada del año.

El pequeño Archie

En cuanto a su pequeño Archie, Meghan contó a Oprah que en la Casa Real le dijeron que su hijo, no sería un príncipe y, por lo tanto, no se le ofrecería seguridad. La duquesa explicó a la presentadora que los bisnietos de la reina Isabel no son automáticamente príncipes hasta que la misma monarca los declare por voluntad propia, como hizo con los tres hijos de Kate y Guillermo. En el caso de Archie no ocurrió.

También se trató el racismo sufrido por parte de Palacio. Y es que la “ex royal” relató que meses previos al nacimiento de Archie, no solo hubo conversaciones sobre cómo no se le daría un título, sino también sobre el color de la piel de su bebé y “qué significaría o cómo se vería eso”. “Al crecer como una mujer de color, o una niña de color, sé lo importante que es la representación”, añadió.

Meghan Markle, entrevistada por Oprah Winfrey
Meghan Markle, entrevistada por Oprah WinfreyJoe PuglieseAP

Ante la soledad y la desprotección que vivió en Londres, Markle afirmó que “simplemente ya no quería estar viva. Y ese fue un pensamiento muy real, claro, aterrador y constante“. “Yo ya no quería seguir viviendo más”, el intento de suicidio fue una de las confesiones más duras de la entrevista.

La presentadora de CBS lanzó una pregunta directa a Meghan: “¿Cómo se tomarán en Palacio que cuente su verdad?”. “No sé cómo pueden esperar que, después de todo este tiempo, sigamos en silencio si hay un papel activo de la realeza en perpetuar las falsedades sobre nosotros“, afirmó.

Megan espera una niña

Además, los duques de Sussex confesaron en primicia para la televisión estadounidense que el bebé que espera es una niña, una hermanita para Archie, el primogénito de la pareja que vino al mundo el 6 de mayo del 2019.

Winfrey preguntó a ambos si la decisión de dejar la monarquía “pilló por sorpresa” a la familia real y el príncipe Harry relató que antes solicitó ayuda, pero nunca nadie lo apoyó, “se fueron”. “No se fueron, dieron un paso al costado”, corrigió Meghan a su marido, quien relató que propusieron a “la firma” mudarse a otro país dentro del Commonwealth, como Nueva Zelanda, Sudáfrica o Canadá pero la monarquía no estuvo abierta a esa opción. Después que la reina Isabel II anunciara formalmente que dejaban de ser miembros tiempo completo de la Casa Real, el príncipe dijo que se sintió muy triste por tener que renunciar a sus deberes reales: lo hice por un “acto de fe, no había otra opción”. “El príncipe Carlos dejó de recibir mis llamadas”, reveló en la exclusiva entrevista.

El príncipe Harry y Meghan Markle, entrevistados por Oprah Winfrey
El príncipe Harry y Meghan Markle, entrevistados por Oprah WinfreyHARPO PRODUCTIONSVIA REUTERS

El duque de Sussex confirmó que no era consciente del rechazo de la prensa contra su esposa: “No era consciente de ello para empezar, pero Dios mío, no te lleva mucho tiempo darte cuenta”. “Le pedí calma a los tabloides: una vez como novio, una vez como esposo y una vez como padre”, añadió.

Sin más rodeos, la periodista finalmente fue al grano, ¿por qué se fueron de la monarquía? “Porque no recibimos suficiente apoyo”, respondió Harry, que aseguró que no dio la espalda a la Reina porque “la respeto demasiado”; y reveló que cuando ambos estaban en Canadá, tuvo conversaciones con la Reina y con su padre, el Príncipe Carlos, “antes de que dejara de atender mis llamadas”.

El contrato de la familia real y los tabloides

Además, el duque confesó que se sentía avergonzado de admitir ante su familia que Meghan necesitaba ayuda. “Soy muy consciente de la posición de mi familia y del miedo que tienen de que los tabloides se vuelvan contra ellos”. Hay un “contrato invisible” entre la familia real y los tabloides, relató Harry. Y es que según el “ex royal”, la prensa controla a la familia y “la institución sobrevive con base a “su relación con esta”.

La seguridad fue uno de los detonantes de la salida de los duques: ”Nunca pensé que, como príncipe nacido en la familia, me quitarían la seguridad”, aseguró Harry. “Le pedí a la familia para que al menos mantuvieran la seguridad de Harry, incluso si no me brindaban seguridad a mi y a Archie”, añadió Meghan.

“Estaba atrapado, pero no sabía que estaba atrapado. Atrapado dentro del sistema, como el resto de mi familia. Mi padre, mi hermano están atrapados “, fue una de las grandes revelaciones del príncipe en la entrevista conducida por Winfrey. Harry además, confesó que su madre, Diana de Gales “se sentiría muy enfadada y triste por cómo resultó todo esto. Pero creo que todo lo que ella querría sería que seamos felices“.

Diana de Gales junto a sus hijos Enrique y Guillermo en los 90
Diana de Gales junto a sus hijos Enrique y Guillermo en los 90

Sobre los acuerdos con Spotify y Netflix, Harry confesó que nunca fueron parte del plan del “Megxit”, pero que su familia lo cortó financieramente en 2020 y por ello tuvo que “encontrar una manera de pagar la seguridad”, afirmando que tan solo tiene el dinero que le dejó su madre y “nada más”.

Más tarde, la pareja aseguró que todavía tiene llamadas de zoom con la Reina y que actualmente, el príncipe Carlos sí contesta sus llamadas aunque Harry se siente “realmente decepcionado”. “Solo saben lo que saben y lo que les dicen”, interrumpió Meghan.

La relación entre Harry y su hermano William

¿Cuál es la relación entre los príncipes? ¿Se rompió todo entre Harry y William? El príncipe confesó que ama a su hermano “en partes”, pero que ambos están “en caminos diferentes”.

Regresando al tema del color de piel del pequeño Archie, el duque de Sussex dijo: “Nunca voy a compartir esa conversación”, quien se sintió “incómodo” con ese tema desde el principio, “incluso antes de casarnos, hubo algunas señales obvias de que esto iba a ser difícil”.

El acuerdo del polémico “Megxit” llegará a finales de marzo, una decisión que anunció en febrero el Palacio de Buckingham y que hirió al esposo de Meghan Markle, aunque no se arrepiente de ello ya que confesó que disfruta mucho de la libertad que tiene ahora con Archie. “Antes llegaba a casa con Meghan amamantando al pequeño mientras lloraba”, confesó.

El príncipe Harry y Meghan Markle, entrevistados por Oprah Winfrey
El príncipe Harry y Meghan Markle, entrevistados por Oprah WinfreyJoe PuglieseAP

La entrevista culminó felizmente con una pregunta que demostró la unión entre los duques de Sussex pese a toda polémica tras el “Megxit”: ¿Crees que Meghan te salvó? “Sin lugar a dudas”, confesó Harry mientras su esposa matizaba: “fue Harry quien nos salvó a todos nosotros”.

Batalla contra la prensa británica

Desde que decidieran abandonar su papel como “royals”, los duques de Sussex denunciaron que hay una campaña de difamación contra ellos por parte de la prensa británica a la que llegaron a calificar como “tóxica”. “He visto lo que pasa cuando alguien a quien quiero es mercantilizado hasta un punto en el que no es tratado ni visto como una persona real. Perdí a mi madre y ahora veo cómo mi esposa cae víctima de estas mismas fuerzas poderosas”, señaló el príncipe Harry en un duro comunicado en 2019, en el que acusaba a los tabloides británicos de “llevar a cabo campañas contra individuos sin pensar en las consecuencias”.

La prensa británica
La prensa británicaNEIL HALLEFE

Pero antes de mudarse a California, la pareja ya había mostrado en múltiples ocasiones su descontento con el tratamiento que los tabloides británicos daban a Markle, de orígenes afroamericanos. Y es que, tras su llegada a la Familia Real, Meghan se convirtió el objetivo principal de muchos medios ingleses, que miraban con lupa cada uno de los pasos de la duquesa. Incluso los duques de Sussex han advertido cómo la prensa británica se ha decantado por Kate Middleton, ya que consideran que la actitud de “celebrities” y no “royals” de Meghan y Harry no es la adecuada para la corona. Estaba batalla se convirtió en un tema judicial cuando en 2018, el ‘Daily Mail’ hizo pública la carta que Meghan envió a su padre, Thomas Markle, y por la que la duquesa demandó al tabloide.

Recientemente, además, ha salido un nuevo escándalo a la luz: la acusación de “bullying” por parte de dos de sus ex empleados en un artículo publicado por el reputado The Times. Algo que no ha hecho más que añadir lecha al fuego. El Palacio de Buckingham, responsable de la contratación del personal real, dijo que estaba “claramente muy preocupado” por las alegaciones y que su equipo de recursos humanos estudiaría las circunstancias expuestas en el artículo. Mientras que el portavoz de Meghan aseguró que “la duquesa está triste por este último ataque, particularmente como alguien que ha sido objeto de acoso ella misma y está profundamente comprometida a apoyar a aquellos que han experimentado dolor y trauma”.

La otra entrevista que hizo tambalearse a la Corona británica

La entrevista concedida por Meghan y Harry coincide con el 25 aniversario de aquella que concedió la princesa Diana al programa Panorama, de BBC, en la que tan solo 60 minutos bastaron para hacer temblar a la Corona; y que a día de hoy todavía resuenan algunas de las frases que pronunció aquella noche Lady Di.

Éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco lleno”, confesó Diana aquel 20 de noviembre de 1995, en el que se sinceró con el periodista Martin Bashir, y admitió su infidelidad con el oficial del ejército James Hewitt: “Sí, le adoraba (...) Sí, estaba enamorada de él”. Unas duras declaraciones para el príncipe Carlos que, por aquel entonces, estaban separados pero aún no divorciados. Incluso la Princesa se atrevió a cuestionar los derechos de Carlos para ser rey y puso a Camilla Parker Bowles en un primer plano público como la razón por la que su matrimonio se rompió.

Los príncipes Carlos y Diana de Gales durante un acto oficial en 1980
Los príncipes Carlos y Diana de Gales durante un acto oficial en 1980

Las consecuencias de esta reveladora y polémica entrevista no tardaron en aparecer, y en tan solo un mes, la Reina obligó a los príncipes de Gales a divorciarse. La cadena, BBC también sufrió las consecuencias, ya que como castigo, fue despojada de su acuerdo exclusivo como la emisora elegida por el Palacio. A día de hoy, todavía se sigue especulando sobre los motivos por los que Diana accedió a aquella entrevista y lo que esperaba conseguir con ella. Incluso, fuentes relacionadas con el programa, aseguran que 20 minutos de esta entrevista no fueron emitidos y desaparecieron, ya que al parecer la entrevista duró varias horas.

¿Tendrá represalias esta entrevista también para los duques de Sussex? ¿Cómo habrá reaccionado la reina Isabel II ante tales declaraciones?