Gente

El luto perpetuo de la Reina Isabel II, desolada tras la muerte de otra amiga

La monarca ha encadenado varias pérdidas importantes para ella en los últimos meses

La Reina Isabel II
La Reina Isabel II FOTO: Steven Paston GTRES

Son malos tiempos para la Reina Isabel II. La monarca más famosa del mundo lamentaba hace tan solo un mes la muerte de la duquesa de Grafton, una de sus personas de más confianza que trabajó a su lado durante más de cincuenta años y que falleció con más de un siglo de vida. Ahora, la tristeza y el luto vuelven a instalarse en el palacio de Buckingham tras la pérdida de otra íntima amiga para la soberana.

Se trata de Diana Maxwell, que recibió en vida el título de Lady Farnham. Comenzó trabajando como asistente personal de la Reina Isabel II hace ya tres décadas, pero se ganó tanto la confianza de la monarca que terminó convirtiéndose en uno de sus principales apoyos y confidentes. La colega de la soberana perdió la vida el pasado 29 de diciembre a los 90 años, pero la noticia no se ha hecho pública hasta ahora, gracias al diario inglés ‘The Telegraph’.

El mismo medio asegura que la muerte de Lady Farnham ha sido una pérdida “muy dolorosa” para la Reina Isabel II, puesto que en los últimos años se había convertido en la única persona que conseguía hacerla levantar cabeza cuando los disgustos hacían mella en su estado anímico. Pero no será la soberana la única que eche de menos a Diana Maxwell, y es que al parecer “todo el mundo la amaba” porque era “una mujer muy agradable, generosa y divertida”.

La Reina Isabel II en su discurso de Navidad
La Reina Isabel II en su discurso de Navidad FOTO: Victoria Jones AP

Se trata de la tercera pérdida a la que la Reina Isabel II ha tenido que enfrentarse en muy poco tiempo, aunque, por supuesto, la que más le afectó fue la de su marido, el duque de Edimburgo, que falleció en abril del año pasado. La monarca todavía no ha superado su ausencia y quiso recordarlo de una forma muy especial en su tradicional discurso de Navidad. “Es la consecuencia de tener una vida larga, es que desgraciadamente debes decir adiós también a muchos seres que te importan”, dicen a ‘Telegraph’ fuentes palaciegas.

Un disgusto tras otro

Lo cierto es que a la Reina Isabel II se le han acumulado las malas noticias en los últimos tiempos. A sus problemas de salud que preocupan a la ciudadanía de Reino Unido se suman los disgustos familiares. Su hijo el príncipe Andrés, de quien siempre se ha dicho que era su ojito derecho, se enfrenta a un complicado proceso judicial tras ser acusado de abusar sexualmente de Virginia Roberts Giuffre cuando era menor.

Además, se rumorea que su primogénito Carlos la está presionando para heredar por fin el trono de Reino Unido, por no mencionar el conflicto que su nieto Harry y Meghan Markle mantienen con la Corona, del que no hace falta publicar muchos más detalles...