Gente

El ataque de pánico que cambió para siempre la vida de Jennifer Lopez: “Pensé que era invencible”

“Me di cuenta de lo graves que podrían ser las consecuencias de ignorar lo que mi cuerpo y mi mente necesitaban para estar saludables”, relata en su boletín

Jenifer Lopez
Jenifer Lopez FOTO: @jlo

Jennifer Lopez ha sorprendido a sus fans con una nueva revelación de una etapa pasada de su vida que logró cambiarla para siempre. La cantante, a través de su boletín On the JLo, ha relatado el ataque de pánico por cansancio que sufrió cuando tan solo tenía poco más de 20 años.

“Hubo un tiempo en mi vida en el que solía dormir de 3 a 5 horas por noche. Estaba en el set todo el día y en el estudio toda la noche, y haciendo viajes y filmando videos los fines de semana. Tenía veintitantos años y pensaba que era invencible. Hasta que un día, estaba sentada en un tráiler, y todo el trabajo y el estrés que traía consigo, junto con la falta de sueño para recuperarme mentalmente, me afectaron”, relata Jennifer Lopez.

“Pasé de sentirme totalmente normal a pensar en lo que tenía que hacer ese día, y de repente sentí que no podía moverme. Estaba completamente congelada, no podía ver con claridad y comencé a asustarme y el miedo se agravó. Ahora sé que fue un ataque de pánico clásico provocado por el agotamiento, pero nunca había escuchado el término en ese momento”, confiesa la cantante.

Jennifer Lopez en el documental "Halftime"
Jennifer Lopez en el documental "Halftime" AP

“Mi guardia de seguridad en el set entró, me recogió y me llevó al médico. Cuando llegué, al menos podía hablar de nuevo y estaba tan aterrorizada que pensé que estaba perdiendo la cabeza. Le pregunté al médico si me estaba volviendo loca. Me dijo: ‘No, no estás loca. Necesitas dormir... duerme de 7 a 9 horas por noche, no bebas cafeína y asegúrate de dormir bien”, cuenta en dicho boletín.

Aquella vivencia le hizo cambiar por completo sus hábitos, priorizando su salud frente al trabajo: “Me di cuenta de lo graves que podrían ser las consecuencias de ignorar lo que mi cuerpo y mi mente necesitaban para estar saludables, y ahí fue donde comenzó mi viaje hacia el bienestar”.