Gente

Olga Moreno, rota: “Mi hija pequeña ha tenido que ir a un psicólogo”

La pareja de Antonio David Flores relata en “Ahora, Olga”, los efectos que la docuserie de Rocío Carrasco ha tenido sobre su familia

Olga Moreno en una imagen reciente
Olga Moreno en una imagen recienteMediaset

Tras su llegada de Honduras, Olga Moreno ha relatado en “Ahora, Olga”, presentado por Carlos Sobera, los efectos que la docuserie “Rocío: contar la verdad para seguir viva” ha tenido sobre su familia.

En el programa, que contó con la colaboración de Isabel Rábago, Marta López, Maestro Joao, Cristina Tárrega y Antonio Rossi como entrevistadores, Olga Moreno aseguró encontrarse muy nerviosa y no venir “a convencer a nadie ni a hablar de Rocío Carrasco, sino de lo que se ha dicho de mí. En casa me han recibido muy bien y con mucha alegría. Me he encontrado a mi familia derrumbada, pero la voy a levantar. Estoy fuerte y voy a estar siempre a su lado”.

Aunque la mujer de Antonio David Flores aseguró que no había visto la docuserie al completo, los fragmentos vistos le parecían “surrealistas” y en cierto modo defraudada porque pensaba que la emisión del documental aclararía la verdad de lo ocurrido en el matrimonio de Carrasco con el ex guardia civil, algo que a su juicio no había ocurrido.

Poco le importaron a Olga Moreno los videos que le pusieron con acusaciones como las pertinentes a los piojos, a que malmetió a los hijos de Antonio David contra su madre o a que, a los ojos de Carrasco, la andaluza “no tiene coño”. La ganadora de “Supervivientes 2021″ se limitó a señalar que su único “delito” había sido “querer a esos niños”.

Tan solo Kiko Matamoros hizo que Olga Moreno se viniera abajo ante los comentarios que la cuestionaban como persona. “No he hecho nada malo, solo cuidar y querer a esos niños. Hasta mi niña chica, de ocho años, ha tenido que ir al psicólogo... imagínate, se encontró papeles mientras iba al colegio en los que llamaban a Antonio David maltratador... es que ni os podéis imaginar lo que han sufrido esos niños, que no son mis niños, que quien tiene que estar es su madre, lo he dicho por activa y por pasiva...” sentenció, entre lágrimas.