Gente

Los verdaderos motivos del distanciamiento entre Anita y Kiko Matamoros

Primero fue Makoke y ahora señalan a Marta, la novia de Matamoros, como la causa del distanciamiento entre Matamoros y sus hijos. Pero lo que Anita recrimina a su padre nada tiene que ver con su último amor.

Kiko Matamoros y su hija Ana Matamoros en una imagen de archivo
Kiko Matamoros y su hija Ana Matamoros en una imagen de archivoGENGTRES

Kiko Matamoros no puede evitar las lágrimas cuando se le recuerda su inexistente relación con su hija pequeña, Anita. La única hija que nació de su relación con Makoke acaba de cumplir 21 años, sin recibir, por segundo año consecutivo, la felicitación de su padre. Pero, a pesar del dolor que les causa el distanciamiento, no se atisba fin a la triste situación familiar. Y es que, por mucho que el veterano colaborador llore por esta pérdida, la pequeña de sus cinco hijos no está dispuesta a perdonar sus afrentas.

Desde que Makoke decidiera poner fin a su matrimonio con Kiko comienza a resquebrajarse la sintonía que existía entre Kiko y Anita. Ella era su ojito derecho, la hija con la que más tiempo ha convivido de sus cinco hijos, pero ella al igual que sus hermanos mayores, no dudó en poner tierra de por medio cuando comenzaron los ataques públicos entre sus progenitores.

Casi al mismo tiempo en que Matamoros recuperaba el cariño de los hijos que tuvo con su primera mujer, especialmente el de Diego, con quien ha tenido brutales enfrentamientos en televisión, las conversaciones con Ana se espaciaron. Varios malentendidos entre ellos pero, sobre todo, los ataques de Kiko a Makoke, ponían punto y final a la relación paterno filial.

Fue en junio de 2020 cuando Anita Matamoros rompió toda relación con él. Matamoros señaló a la aparición de Marta López en su vida y las supuestas faltas de respeto de Anita a su pareja como el origen del distanciamiento con su hija. Al parecer, la presencia de Marta López en la lista VIP de los exclusivos establecimientos a los que madre e hija acudían para sus tratamientos estéticos, provocó los primeros malentendidos entre Anita y su padre.

Prueba de que Marta no fue la causa del distanciamiento entre padre e hija es que, en junio de 2020, la pequeña de los Matamoros no tuvo inconveniente en posar con la pareja de su padre. De hecho, esta es la última imagen pública de Anita con su padre y la última vez que se vieron. Padre e hija posan sonrientes junto a Marta López en la puerta del Hospital Quirón de Pozuelo de Alarcón, en el que ingresaba el colaborador por problemas de salud. La hija de Matamoros, poco dada a posar para la prensa, se dejaba fotografiar con su padre y su novia, dejando claro qué aceptaba la relación de su padre con la joven. Pero, unos días después, aquella imagen de familia feliz saltaría por los aires. ¿Qué ocurrió?

Lo que Anita no perdona a su padre

Los desmedidos ataques en público de Matamoros a Makoke y a su hermano, Javier Tudela, así como la estrategia que ha seguido el colaborador para desviar su deuda con Hacienda a su ex mujer, son los verdaderos motivos que han dinamitado la relación entre padre e hija. Anita, que se define como muy cabezota, no olvida los descalificativos, humillaciones y afrentas de su padre a sus seres queridos.

Y es que, la actitud de Matamoros en público y en privado, no hace sino alejarle aún más de él. El veterano colaborador no está dispuesto a dar el primer paso, pedir perdón a su ex mujer y a su hija, por el daño que les ha causado con sus declaraciones y, a medida que pasa el tiempo, la brecha entre ellos es cada vez mayor.

“No me siento obligado a tener que hacer ciertas cosas sintiendo que no hay voluntad por la otra parte de no hacerlas-se justificaba Matamoros ante Paz Padilla, recordando a la audiencia que él tampoco recibió una llamada cuando ha estado ingresado en el hospital.

Matamoros acusa a Javier Tudela, hermano de Anita, de manipular a su hija en su contra.

La relación se rompió, según Kiko, el día que su hija se fue de vacaciones en el barco del ex marido de Makoke, Javier Tudela, realizado a finales de junio del pasado año. Makoke, después de años enfrentada a su primer marido, aceptaba la invitación de Tudela para navegar con sus hijos y sus hermanas a Tarifa en el barco del empresario. Matamoros no aceptó este desaire ya que, según él, Javier Tudela padre aplastó “la barriga de Makoke cuando estaba embarazada de Ana.”

“Llevo sin hablar con ella desde que me ingresaron en junio-dijo Matamoros en febrero de 2021-Creo que el tiempo nos pondrá de nuevo en el camino”. Pero en el enfrentamiento público entre Kiko y Makoke, que se recrudeció tras la separación, Matamoros no dudó en atacar también a su hija tachándola de “desagradecida y caprichosa” y amenazando con desheredarla. En ese momento, la manera de contraatacar de Anita fue eliminar su apellido paterno de su cuenta de Instagram, y, desde entonces, se rompió todo contacto.

Laura Matamoros se niega a mediar entre su padre y su hermana.

La buena sintonía que hay actualmente entre las hermanas Matamoros y Anita, tampoco facilita las cosas ya que, la mayor se niega a intermediar entre el conflicto entre su padre y su hermana pequeña. Laura no quiere enturbiar la relación que mantiene con Ana y prefiere no meterse en esta guerra.

Y aunque Kiko asegura que gracias a su actual pareja ha recuperado la relación con los hijos que tuvo con su primera esposa, Marta López no es ni la causa ni “la excusa barata” que se interpone entre él y la hija que tuvo con Makoke. Lo único que el colaborador tiene que hacer para comprender el motivo por el que su hija Ana le ha retirado la palabra es “visionar” todas las barbaridades que ha dicho en el último año sobre su madre, Makoke, y su hermano Javier Tudela, las dos personas más importantes en la vida de la joven influencer. Porque aunque Matamoros asegura que fue Makoke la primera que cargó contra él, la hemeroteca demuestra que fue él quién comenzó a atacar a su ex mujer a raíz de la relación de la malagueña con Tony Spina, al que conoció en GH VIP y con quién empezó a salir en diciembre de 2018.