Recuerdo

Zeus, hijo de Sara Montiel: «Mi madre nos habló de sus abortos como algo natural»

En el décimo aniversario del fallecimiento de la artista, Zeus le rinde un sentido tributo versionando uno de sus temas

 Zeus, hijo de Sara Montiel
Zeus, hijo de Sara MontielJoan Crisol

Este 8 de abril se cumplían diez años del fallecimiento de Sara Montiel a la edad de 85 años. Su hijo Zeus (Alicante, 1983) ha querido homenajearla lanzando al mercado una versión de su mítico tema «Atrévete otra vez». «He intentado hacerlo con el mayor respeto y con el mayor cariño posible», dice el cantante, que confiesa su tristeza al no tener a su madre presente. «Con el paso de los años, te vas haciendo a la pérdida. Siempre digo que ésta no se supera, pero se aprende a vivir con ella», explica sincero a LA RAZÓN.

Asegura que, de su madre Sara, echa de menos «todo»: «En general su personalidad, su sentido del humor, el amor de madre…». Y es que la pérdida de la figura materna, destaca, es algo muy duro. «Se echa en falta la huella que dejó». Por eso, el hijo de Pepe Tous, que ha adoptado como nombre artístico el apellido de su madre, ha querido rendirle tributo a través de la música. De esta manera, Zeus Montiel presentaba ayer una versión de la popular canción escrita por Carlos Berlanga y Nacho Canut para Sara hace ya más de tres décadas.

Sara Montiel con sus hijos Zeus y Thais Tous
Sara Montiel con sus hijos Zeus y Thais TousCristina BejaranoLa Razón

«Siento una gran presión porque sé que, irremediablemente, la gente va a comparar mi tema con el original. Lo que pasa es que son géneros muy distintos. Aunque queda la esencia, suena diferente porque se ha cambiado el tipo de música y ahora el concepto es disco dance», indica. En cuanto a la elección de la canción, en la decisión han entrado muchos factores personales. «La gente lleva diciéndome mucho tiempo que debería sacar una versión de ella y, cuando uno lo piensa, siempre le vienen a la mente las típicas «Fumando espero» o «La violetera». Sin embargo, «Atrévete otra vez» yo la recuerdo mucho de la época de los 80, la viví más porque yo ya existía y pensé que podía adaptarse bien a una canción de 2023».

Aunque nunca llegaron a cantarla juntos, Zeus sí recuerda a Sara Montiel interpretando diferentes temas en casa. «Cuando era pequeño, a mi madre la escuchaba mucho cantar pero nunca lo hacíamos juntos. La verdad es que, cuando yo cantaba, ella me escuchaba a escondidas», recuerda con una sonrisa. Esta versión, que va de la mano del productor musical Fernando Montesinos, es el primero de los temas que el joven va a estrenar este año. «El resto son inéditos y la idea es hacer una presentación en España durante el mes de mayo tanto de este tema en acústico como de mis nuevas canciones, y luego ya iremos a Latinoamérica y a Estados Unidos, donde nos están saliendo bastantes cosas», aclara.

Precisamente, América fue la tierra que vio triunfar a su madre. Cuando le preguntamos qué momento de la juventud de la artista le hubiese gustado compartir con ella, responde sin ninguna duda: «El que más marcó su vida fue evidentemente su llegada a Hollywood cuando era una niña española que apenas sabía inglés. Que se fuera a conquistar las américas como si fuera tan fácil… Haber experimentado eso con ella habría sido algo fantástico».

Sara Montiel, en 1957
Sara Montiel, en 1957larazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4625de87

Una maternidad difícil

A raíz del décimo aniversario del fallecimiento de Sara Montiel, han sido muchas las voces que se han hecho eco del complicado camino que tuvo que recorrer la artista hasta convertirse en madre. Y es que la de Campo de Criptana llegó a sufrir once abortos, uno de ellos a los ocho meses de embarazo. «Mi madre hablaba de este tema en casa de manera muy natural, como algo que le había pasado. Ella tenía muchas ganas de ser madre, tuvo muchos problemas por abortar y demás y por eso recurrió a adoptarnos a mi hermana y a mí. Siempre nos decía que, aunque no habíamos salido de su vientre, ella nos consideraba como si fuéramos de su propia sangre», indica Zeus orgulloso.

Además, ante las críticas que están surgiendo estos días sobre la edad adecuada para convertirse en madre, Zeus declara que, el hecho de que su madre tuviese 55 años cuando decidió adoptarlo, no le supuso un problema en absoluto. «Como mis padres tenían esa edad, tú te crías con ello y lo ves normal. Es cierto que las madres de mis amigos a lo mejor tendrían treinta y pocos años y llama la atención, pero no es algo que te traumatice ni mucho menos», puntualiza. Además, añade que, «al llegar a la adolescencia, mi madre se conservaba bien y tenía muchísima energía, y la verdad es que lo supimos llevar todos muy bien». Según él, mientras la madre pueda hacerse cargo de sus hijos, la edad «es un poco secundaria».

En cuanto a los hijos secretos que se le han atribuido a Sara Montiel a lo largo de su vida, el cantante destaca que no le afecta para nada lo que se dice: «Yo cuando lo leo me río y ya está. Desde pequeño vives con ciertas noticias y escuchas cosas que son a veces muy surrealistas». Ahora, a punto de cumplir los 40 el próximo 7 de mayo, destaca que, a nivel mental, se encuentra mejor que con 20 y con 30 años. Y en cuanto a su gira musical, no puede ocultar lo contento que se siente ante esta nueva aventura: «Creo que es la primera vez que estoy tan convencido y seguro de lo que estoy haciendo. Me siento más preparado que nunca».

Y el motivo no es otro que el haberse liberado de antiguas presiones y haber madurado a través de la experiencia. «Ahora estoy haciendo lo que quiero y lo que me gusta sin esperar la aprobación de nadie y sin querer encajar en la industria», señala.

Muy unido a su hermana Thais

Afincado en Madrid, donde compagina la música con su faceta como entrenador personal, Zeus asegura que mantiene una excelente relación con su hermana Thais, con la que se ve frecuentemente. «Después del fallecimiento de mi madre nos unimos más todavía porque, como digo yo, ella es mi única familia», explica. Así mismo, destaca que esta relación se ha ido fortaleciendo con el paso de los años. «Cuando uno se hace más adulto, la relación con un hermano es como más profunda, más sentimental». Junto a ella recuerda la figura de su madre, para la que están planeando organizar un museo a gran escala para otoño con vestidos de Sara y material de sus películas.