“Putin es capaz de manipular los votos; no puede perder”

La victoria del presidente ruso en el polémico referéndum le permitirá perpetuarse en el poder

Thumbnail

Ayer concluyeron las jornadas para votar en el referéndum constitucional en Rusia. Un plebiscito en el que se han mantenido los colegios electorales abiertos durante una semana y también se ha permitido el voto por correo por el temor a la abstención. Preguntamos a Alexander Motyl, historiador y profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Rutgers, sobre este polémico referéndum que finalmente permitirá a Vladimir Putin perpetuarse en el poder hasta 2036.

Parece que el principal problema ruso no es la pandemia sino el plebiscito, ¿por qué?

Putin tiene en problemas en una variedad de frentes: la pandemia, el precio del petróleo, Siria, Libia, Crimea, las sanciones, etc. Su prioridad es y siempre ha sido mantenerse en el poder. De ahí la importancia del referéndum. Tal y como se planeó originalmente, habría resultado en un claro «sí». Pero con todos los problemas a los que se enfrentan él y Rusia, eso estaba menos claro. Naturalmente, Putin es capaz de manipular los votos para ganar; No puede perder. Aun así, debe parecer que está ganando de manera justa. Visto desde esta perspectiva, lo último que quería es que se asocie la pandemia a él o su régimen.

Putin ha afirmado que creará un nuevo sistema de seguridad global. ¿Qué significan estas palabras?

Putin está expresando sus deseos. Quiere que Rusia sea un gran jugador en la arena internacional. De hecho, EE UU y China siguen siendo las dos superpotencias; mientras que la UE es una potencia económica y Rusia es una potencia militar. Desafortunadamente para Rusia, su economía es del tamaño de Bélgica; por lo tanto, nunca podrá jugar en la liga a la que aspira Putin. Pero eso no evitará que Putin pretenda que Rusia es genial.

¿Se siente cómodo Putin con Trump como presidente de Estados Unidos? ¿Cómo ha evolucionado la relación entre ellos en los últimos tres años?

Putin tenía grandes esperanzas de que Trump adoptara una política sólidamente pro-rusa. Debido a una variedad de factores, eso no sucedió y, en cambio, la política estadounidense sigue siendo muy crítica con Rusia y sin embargo, apoya a Ucrania. Trump sigue siendo probablemente la preferencia de Putin, ya que Joe Biden probablemente sea aún más ucraniano y antirruso. Pero el entusiasmo de Putin por Trump seguramente ha disminuido.