Arrancan en Estados Unidos las elecciones más abiertas e inciertas

Abren los primeros colegios electorales en una cita que los ciudadanos definen como “histórica, multitudinaria, trascendental y eufórica”

A las 7 de la mañana han abierto los colegios electorales en Florida de estas reñidas elecciones en Estados Unidos. Los votantes eligen entre otro mandato más del presidente Donald Trump o dar un giro a su país con la elección del candidato demócrata, el vicepresidente Joe Biden. Aunque lo cierto es que debido a la pandemia de covid-19 y a la movilización, este año ya han votado casi 100 millones de estadounidenses, por lo que no es una jornada electoral “al uso”.

Directo | Melania Trump, sin mascarilla, vota en Palm Beach (Florida), donde ella y su marido tienen su residencia

En varios estados del país se ha permitido el voto por correo. Además, en algunos como Florida se han habilitado durante casi dos semanas centros de votación para depositar la papeleta antes de hoy. En Estados Unidos hoy es laborable, por lo que resulta más cómodo elegir el día en que votar por anticipado sin esperar las largas filas que se esperan hoy. Más en pleno aumento de casos de coronavirus por todo el país.

Lo cierto es que los que más se identifican con un partido u otro ya han votado. La mayoría de los que ya han ejercido su derecho a voto lo han tenido muy claro. Hoy es el día de los indecisos, de los fieles al llamado “election day” y de los que ninguna de las dos campañas han conseguido movilizar. Trump ha insistido desde el inicio de la pandemia que podrían ser unas elecciones fraudulentas y su mensaje ha calado a un lado y otro del espectro político.

“Quería asegurarme de mi voto entraba y era registrado sin problemas de última hora”, indica Karel, de 39 años, para quien este año está todo un poco convulso. “Quería ver con mis propios ojos lo que pasaba con mi voto", asevera este votante de Biden. “Creo que él va a ser mucho mejor presidente para nosotros. Mi futuro va a ser más estable con él que con Trump”.

A la hora del recuento, hay que tener esto en cuenta. Parece que Biden tendrá una victoria cómoda en este tipo de sufragios, pues tradicionalmente el voto anticipado siempre ha sido para los demócratas. Mientras que muchos de los votantes de Trump acudirán hoy a las urnas.

“Estas elecciones son históricas, multitudinarias, trascendentales y eufóricas”, explica Lilian que no oculta su posición en favor de los republicanos. “Nunca antes había habido tanta participación por adelantado, han venido viejitos, e incluso lloviendo... Nada ha importado”, e insiste en buscar más apelativos para este día clave para el futuro de Estados Unidos. “Voto masivo”, Lilian insiste en que nunca antes había experimentado algo así. Hoy ha vuelto a la biblioteca John F. Kennedy, en el barrio de Hialeah, para animar a los últimos votantes a que se decanten por los candidatos republicanos a la Cámara de Representantes, la alcaldía de de Miami... y, por supuesto, por Donald Trump.

A las 7 de la tarde, después de 12 horas de jornada electoral, se cerrarán los colegios en Florida. En este estado se espera conocer los resultados del voto anticipado antes que las papeletas de hoy. Pero en otros estados clave como Pensilvania y Michigan, que junto a Florida y Carolina del Norte han sido los principales campos de batalla de esta trepidante campaña electoral, no se tendrán resultados finales y completos hasta los próximos días. Cabe recordar que en Pensilvania y Michigan, Trump ganó en 2016 por menos de un punto.

Todos los ojos están puestos hoy en EE UU, el mundo entero está expectante de conocer el ganador de los comicios y todo apunta a que nos iremos a dormir sin saber quién ha ganado la presidencia de EE UU.

“Hoy es un día para luego ver el recuento en casas, con amigos, y salir a celebrar”, indica Vicky, quien acudió a votar por Biden el primer día que se habilitaron los colegios electorales en Miami. Aunque lo cierto es que teme que en las filas republicanas no acepten bien “la derrota”, por lo que reconoce que tendrá mucho cuidado. “Sobre todo los gringos, más que los hispanos, los que se tomarán mal si pierde Trump son los gringos”, asevera esta contable de origen chileno.

La última media de encuestas de ayer de Real Clear Politics, daba a Biden el 50,7% de los votos frente al 44% que obtendría Trump. Pero aún no se puede cantar victoria pues en Estados Unidos no se gana por número de votos (voto popular) sino por el ganador individual en cada estados (colegio electoral).