¿Cuáles son las nuevas cepas de covid-19 que circulan en el mundo?

Ya son varias las mutaciones de coronavirus que se han registrado por todo el planeta. Preocupan mucho la nueva cepa británica, la surafricana y la brasileña

Investigadores daneses investigan todos los positivos en busca de la nueva variante británica B.1.1.7
Investigadores daneses investigan todos los positivos en busca de la nueva variante británica B.1.1.7HENNING BAGGEREFE

En plena tercera ola y con los casos de coronavirus disparados en el mundo, una de las principales preocupaciones son las nuevas variaciones del virus y cómo puede afectar a la campaña de vacunación. Ya hay tres mutaciones confirmadas, la de Reino Unido, la de Suráfrica y la del Amazonas. Pero en varios puntos del planeta también se han registrado distintas variaciones que asustan a los científicos.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), la información sobre las características de estas variantes está surgiendo rápidamente. Los científicos están trabajando para aprender más sobre la facilidad con la que se pueden propagar, si podrían causar una enfermedad más grave y si las vacunas actualmente autorizadas protegerán a las personas contra ellas. Desde el CDC reconocen que “en este momento, no hay evidencia de que estas variantes causen una enfermedad más grave o un mayor riesgo de muerte”.

De acuerdo con el CDC, estas son las tres mutaciones del coronavirus existentes:

La nueva cepa británica: B.1.1.7

En Reino Unido, ha surgido una nueva variante llamada B.1.1.7 con un número inusualmente grande de mutaciones. Esta variante se propaga más fácil y rápidamente que otras variantes. Actualmente, no hay pruebas científicas de que cause una enfermedad más grave o un mayor riesgo de muerte. Esta variante se detectó por primera vez en septiembre de 2020 y ahora es muy frecuente en Londres y el sureste de Inglaterra. Desde entonces se ha detectado en numerosos países de todo el mundo, incluidos Estados Unidos, Bélgica, Países Bajos, España o Alemania.

La mutación surafricana: 1.351

En Suráfrica, ha surgido otra variante llamada 1.351 independientemente de la variante detectada en el Reino Unido. Esta variante, detectada originalmente a principios de octubre, comparte algunas mutaciones con la variante detectada en Reino Unido. Ha habido casos causados por esta variante fuera de Suráfrica, pero no se ha detectado en EE UU.

La variante del Amazonas: P.1

En Brasil, surgió una variante llamada P.1 y se identificó en cuatro viajeros de Brasil, que fueron evaluados durante el control de rutina en el aeropuerto de Haneda en las afueras de Tokio, Japón. Esta variante contiene un conjunto de mutaciones adicionales que pueden afectar su capacidad para ser reconocidas por anticuerpos. Esta variante no se ha detectado en EE UU.

Sin embargo, ayer sonaron las alarmas en otros puntos del planeta. A la espera de un informe más exhaustivo, estas son las otras variantes del coronavirus:

Alemania

Virólogos alemanes investigan una posible nueva variante de la covid-19 detectada en una clínica de Garmisch-Partenkirchen, en Baviera, según informaciones de la televisión pública ARD, que se remite a fuentes sanitarias locales.

Entre los expertos que están analizando el caso se encuentra Christian Drosten, director de Virología de la clínica universitaria de La Charité, en Berlín, y virólogo de referencia en Alemania.

El origen de la sospecha es un brote surgido en la clínica de Garmisch-Partenkirchen, en que se confirmaron 73 positivos -entre pacientes y personal médicos-; en tres de esos casos parece tratarse de una variante hasta desconocida, aunque no se ha determinado hasta el momento si reviste mayor riesgo.

California

Según informa el diario “The Daily Mail”, los científicos habrían descubierto una nueva variante del coronavirus en California. Si bien estos días saltaban a los periódicos californianos titulares como “un muerto cada seis minutos en Los Angeles” hoy se ha sabido que podría deberse a una nueva cepa.

Esta variante se vio por primera vez en Dinamarca, pero no parece ser más infecciosa. Eso sí, las autoridades dieron la voz de alarma y hasta decretaron el sacrificio de 17 millones de visones en noviembre.

Esta nueva variante, conocida como L452R, se remonta a muestras de mayo. Según “The Daily Mail” se ha relacionado con múltiples brotes en el condado de Santa Clara, incluido uno en una sala de emergencias que contagió a más de 90 y provocó una muerte.