La UE tampoco se fía de China y pide investigar el origen de la pandemia de la Covid-19

Biden ha pedido a sus servicios de inteligencia que redoblen los esfuerzos para conocer de dónde salió el virus

Thumbnail

La Unión Europea defendió este jueves la necesidad de investigar cuál ha sido el origen de la pandemia de coronavirus, como ya ha pedido también Estados Unidos. “El mundo tiene el derecho de conocer qué pasó exactamente para sacar las lecciones y apoyamos todos los esfuerzos para lograr esta transparencia y conocer la verdad”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa previa a la cumbre del G7 que empezará mañana en el Reino Unido.

“Los investigadores necesitan acceso completo a lo que es necesario para encontrar realmente el origen de esta pandemia”, defendió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en la misma conferencia de prensa. “He hablado (en varias ocasiones) de las lecciones que sacó la UE de la experiencia de la crisis financiera y de esa experiencia hicimos un buen análisis y desarrollamos las herramientas para que en la crisis sanitaria fuésemos más rápidos”, argumentó la dirigente alemana.

“Lo mismo tiene que ocurrir aquí”, dijo Von der Leyen. La petición para seguir investigando el origen de la pandemia llega tras la misión que la Organización Mundial de la Salud (OMS) mandó a la ciudad china de Wuhan -en la que supuestamente surgió el SARS-CoV-2-, que ha dejado dudas en la comunidad internacional sobre sus conclusiones, debido a la presión de Pekín.

Además se suma el hecho de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, haya pedido a sus servicios de inteligencia que redoblen los esfuerzos para conocer el origen del virus, tras ganar fuerza de nuevo la teoría de que surgió en un laboratorio de Wuhan. “Existe una gran variedad de diferentes opciones que se están investigando ahora mismo y es importante que precisemos para tener una única fotografía sobre el principio de la pandemia”, dijo Von der Leyen. “Por eso, los equipos de investigación necesitan acceso real a la información”, añadió la presidenta del Ejecutivo comunitario.

El informe de la OMS dijo que el virus probablemente se había transmitido de murciélagos a humanos a través de otro animal y que “la introducción a través de un incidente de laboratorio se consideraba una vía extremadamente improbable”. Los diplomáticos de la UE han dicho que el apoyo de la UE a un nuevo estudio es principalmente simbólico, ya que el bloque no estaría directamente involucrado. El virus se identificó por primera vez en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, a fines de 2019.

El borrador del texto para su aprobación en la cumbre UE-EEUU de la próxima semana dice: “Pedimos que se avance en un estudio de fase 2 transparente, basado en pruebas y dirigido por expertos, convocado por la OMS, sobre los orígenes del COVID-19, que esté libre de interferencias”.