El Brexit hunde las excursiones escolares y Erasmus a Reino Unido: “Es una lástima que esto haya cambiado”

La mayoría de los británicos cree que la salida de la UE ha sido “peor de lo esperada” y el continuo aislamiento del resto de Europa ha afectado a muchos ciudadanos

El factor más importante es que el gobierno británico dejó de aceptar pasaportes del grupo de Los Veintisiete o documentos de identidad como el DNI desde el pasado 1 de octubre
El factor más importante es que el gobierno británico dejó de aceptar pasaportes del grupo de Los Veintisiete o documentos de identidad como el DNI desde el pasado 1 de octubre

Este 2021 quedará como el frenético año en el que Reino Unido tuvo que vérselas separado de la Unión Europea después de su salida tras la aprobación del Brexit. Pero su “año 1″ lejos del grupo no ha sido muy cómodo, teniendo que lidiar con los impactos de la pandemia, la crisis de desabastecimiento o las múltiples contiendas relacionadas con Francia o Irlanda del Norte.

Los ciudadanos británicos se han visto afectados en gran medida con la salida de la UE en su día a día y sus costumbres. Como es el caso de los viajes escolares. Los cambios posteriores al Brexit en las leyes de inmigración ha provocado un desplome sin precedentes en las reservas, no solo en relación con la pandemia, sino también a decisiones que tienen que ver con la política migratoria que ahora establece el gobierno de Reino Unido, aunque este se ha desmarcado.

El factor más importante es que el gobierno británico dejó de aceptar pasaportes del grupo de los Veintisiete o documentos de identidad como el DNI desde el pasado 1 de octubre. “Se debe a la pandemia, y las medidas son necesarias para fortalecer la seguridad de nuestra frontera”, aseguran desde el gabinete de Boris Johnson. Y son varias empresas las que están sufriendo los estragos de que cada vez más personas se desinteresen por varias empresas, según informa The Guardian.

Las compañías creen que la caída privará a las familias del país de ingresos valiosos, al mismo tiempo que causará daños a largo plazo. “Hemos recibido precisamente dos solicitudes para el Reino Unido, una de las cuales decidió cambiar de opinión y la otra visitar Irlanda”, dijo Monique Tissot Martel, gerente general de la empresa Eurovoyages, un gran operador francés de viajes escolares, al medio británico. Martel asegura que las escuelas francesas que querían un ambiente de habla inglesa incluso estaban considerando ir a Normandía por las varias familias británicas que residen allí. “Es una lástima que esto haya cambiado”.

Más del 60 por ciento de los votantes británicos cree que el Brexit ha ido mal o peor de lo esperado cuando se cumple un año de la salida formal de Reino Unido de la UE. Además, el 42 por ciento de las personas que votaron a favor del Brexit en el referéndum de 2016 tienen una opinión negativa de cómo se ha desarrollado el proceso de salida y sus consecuencias posteriores, según el estudio publicado este domingo por “The Observer” y elaborado por Opinium.

En Reino Unido, Susan Jones de LinguaStay, un proveedor de alojamiento en casas de familia del país que generalmente recibe a diez mil escolares continentales al año, dijo que la caída fue “absolutamente dramática”. Solo Francia y Alemania representan 850.000 escolares anuales.

Edward Hisbergues de PG Trips, un operador francés especializados en países de habla inglesa, dijo que además del problema del pasaporte y de la visa, los negocios en el Reino Unido habían caído más drásticamente por el requisito de PCR negativa. Nuevas restricciones para frenar los contagios de la variante ómicron del coronavirus entraron en vigor este domingo en Escocia, Gales e Irlanda del Norte, mientras el Gobierno central británico sopesa la posibilidad de ampliar las limitaciones en Inglaterra.

“Solo necesita una tarjeta de identidad de la Unión Europea para viajar allí, sin embargo, para los estudiantes que no pertenecen a la UE, la “lista de viajeros’” que pone el país todavía se acepta, y en lo que respecta al coronavirus, el pase de salud de la UE es suficiente. La gente prefiere pagar un poco más, pero no tiene todas las limitaciones del Reino Unido“.