Internacional

Entrevista

Marina Litvinenko, viuda del ex espía ruso envenenado con polonio: “Veo a Putin capaz de activar una guerra nuclear, pero confío que le paren los pies”

«La comunidad internacional ha mirado durante años para otro lado», lamenta en una entrevista con LA RAZÓN

Marina Litvinenko, viuda del ex espía Alexander Litvinenko, muy crítico con el Kremlin
Marina Litvinenko, viuda del ex espía Alexander Litvinenko, muy crítico con el KremlinTOBY MELVILLEREUTERS

Marina Litvinenko (Moscú,1962) sabe muy bien de lo que Vladimir Putin es capaz de llegar a hacer. El presidente ruso fue quien, según una investigación pública, “probablemente aprobara” el asesinado de su marido, el ex espía Alexander Litvinenko, muy crítico con el Kremlin. En 2006, fue envenenado con polonio a través de un té contaminado que tomó en un céntrico hotel de Londres. Aunque para ella el caso no estará resuelto hasta que los dos responsables directos, Andreu Logovov y Dimitri Kovtun, comparezcan ante un tribunal. Desde la capital británica, donde reside, observa ahora con horror la guerra de Ucrania y confía en que la comunidad internacional se mantenga fuerte y “no acabe mirando para otro lado por la dependencia del gas y petróleo”.

Pese a sus circunstancias, es una mujer dulce y tremendamente optimista y sueña con que, algún día, su hijo y ella puedan regresar a una Rusia libre y democrática.

Estuvo en Ucrania justo cuando comenzó la guerra, ¿cómo lo vio todo?

Tengo muchos amigos allí y mi corazón está completamente roto. Fui el 16 de febrero a ver a una amiga. Creía que iban a ser unas vacaciones maravillosas. Pero ya había mucha tensión. Yo esperaba que algo malo iba a pasar. Pero nunca imaginé que se iba a desencadenar esta horrible guerra. Cuando estuve allí, percibí una calma tensa. La gente ya estaba preparada. No se puede decir que fuera completamente relajado. Pero creo que nadie esperaba este ataque tan brutal, despiadado y agresivo. El primer bombardeo fue el 22 de febrero. Nosotros cruzamos la frontera con Eslovaquia el 28 de febrero. Ya había mucha gente que estaba saliendo del país. Había que esperar mucha cola, pero era todo ordenado. Luego todo cambió.

¿Qué siente cuando ve esta guerra organizada por el mismo hombre que estuvo detrás del asesinato de su marido?

Es todo un gran shock porque estamos viendo en tiempo real cómo muere la gente por las bombas. Y necesitamos pararlo. Desde que mi marido fue asesinado en 2006 yo llevo intentando explicar quién es verdaderamente Putin. Mi marido ya estaba preocupado al principio de 2000 que esta persona iba a llevar a Rusia una gran, grandísima tragedia, pero era difícil de entender. Y ahora todo el mundo está pagando por ello. Todo el mundo trataba de actuar como si no pasara nada, dando prioridad a otros temas, mirando para otro lado. Pero finalmente hemos acabado pagando un precio más alto. Cuando se utilizó material radioactivo en 2006 para asesinar a mi marido fue un momento importante porque se demostró que Putin podría utilizar armas nucleares, cualquier cosa, pero no se actuó.

¿Cree que Putin puede iniciar una guerra nuclear?

No puedo meterme dentro de su cabeza porque lo que está haciendo es una completa locura. Todos sus comentarios son una locura. Cuando ves a su ministro de Exteriores explicando que ellos no están poniendo bombas, que no hay una guerra, es una auténtica locura. Cuando hay cámaras, periodistas que están grabando todo y ellos siguen diciendo que no están haciendo nada es algo inconcebible. Así que creo que es capaz de todo. Pero, por otra parte, me cuesta creer que todo el mundo en el gobierno esté loco. Así que tengo esperanza de que, si quiere activar el botón nuclear, alguien esté dispuesto a pararle los pies.

¿Cree que Vladimir Putin está loco o es simplemente un cruel dictador?

Putin nunca tuvo ambiciones de ser un líder ideológico, solo fue seleccionado por un movimiento de piezas. Con la caída de la URSS había mucha gente poderosa de los servicios de seguridad, militares, oligarcas que estaban esperando ese momento. Y por una serie de razones, pusieron a Putin. Yo creo que se ha vuelto loco porque durante mucho tiempo tuvo que complacer a muchos grupos de poder internos. Y lo que está haciendo ahora no es tomar responsabilidades, sino destruir a Rusia.

¿Cómo logra que tras 20 años en el poder, la mayoría en la gente en la calle le siga apoyando? ¿Cómo es posible que haya rusos que piensen que las imágenes de la guerra en Ucrania son noticias falsas?

Justo antes de que Putin fuera elegido pasaron ya muchos episodios extraños. Mi marido los contó en un libro. Pero no le prestaron atención. Se llegó a pensar incluso en teorías de conspiración. La comunidad internacional miraba para otro lado. Se pensó que la Guerra Fría había terminado, que ya no había peligro. Pero un país comunista no cambia de la noche a la mañana y se convierte en libre y democrático. En 2003, Putin empezó a controlar muchos canales de televisión, arrebatándoselos a sus dueños para poner a gente de su confianza. Los canales internacionales prácticamente desaparecieron. Pero la comunidad internacional seguía sin hacer nada. En 2005, un empresario muy importante fue encarcelado durante diez años, pero tampoco se actuó porque la comunidad internacional lo consideraba asuntos internos. Y mientras tanto, Putin iba lavando el cerebro a los rusos con sus medios de comunicación. Estos medios, como RT, se emiten en todo el mundo en distintos idiomas, en inglés, español… Por lo tanto, a los rusos que viven en el extranjero también se les lava el cerebro. Pero durante mucho tiempo, la comunidad internacional ha mirado para otro lado.

¿Ve complicado entonces que el fin de la era de Putin venga con una sublevación en la calle?

Cuando sales de fiesta y comienzas a beber, te emborrachas, te sientes contento y sigues bebiendo más. Pero luego tienes la peor resaca de tu vida. Y es lo que está pasando ahora en Rusia. La gente está bebiendo toda esta información envenenada. Cree que todo está bien, que no se ha vivido nunca mejor que con Putin. Pero en el momento en el que todas las sanciones económicas les empiecen a afectar, despertarán. Llegará un momento en que entenderán lo que realmente está haciendo este régimen.

Oleksiy Danilov, secretario del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional de Ucrania, ha revelado que están siendo los propios espías rusos quienes dan los chivatazos para evitar los intentos de asesinato del presidente Zelenski. Este es un dato importante.

Sí, es lo que he explicado antes con el botón nuclear. Quiero creer que hay gente dentro de su propio círculo que no está dispuesto a seguir ya cualquier orden. No sé cuántos habrá. Pero aunque sea solo uno, dos o tres, nos dan esperanza.

¿Cree que la comunidad internacional ha actuado muy tarde? ¿Cree que Reino Unido y la UE ya deberían haber actuado con la muerte de su marido (2006) y el intento de asesinato de Skripal (2018)?

Sí, absolutamente. Si miras para otro lado mientras van trayendo dinero a través de oligarcas, llega un momento en que les haces creer que pueden comprar todo y hacer lo que quieran.

¿Cree que en Reino Unido pueden realmente cambiar las cosas cuando el Partido Conservador de Boris Johnson depende tanto del dinero de los donantes rusos?

No sé si estará relacionado o no, pero particularmente cuando en 2010 llegaron tantos millonarios rusos, la investigación del caso de mi marido se fue dejando un poco de lado y había muchas restricciones para acceder a determinadas informaciones. Se plantean muchas preguntas. Lógicamente, si se responsabilizaba directamente a Putin del asesinato significaba que se debía de hacer algo. Al final les dieron a los rusos el poder de creer que podían hacer cualquier cosa.

¿Cree que Boris Johnson está jugando a dos bandas? Por un lado, apoya a Zelenski, pero por otro nombra a Eugeny Lebedev (hijo de un ex agente de la KGB) primer Lord ruso de la Cámara Alta de Westminster?

Johnson está dando su total apoyo a Ucrania y está intentado liderar los esfuerzos de la comunidad internacional para detener a Putin. Pero tiene que hacer más. Ha llegado el momento de romper con la influencia de los oligarcas. Ha llegado el momento de actuar. No más “peros”, no “quizá”. Tienes que poner fin ahora. Están tomando ya algunas medidas y espero que cambien el sistema.

El Gobierno británico está recibiendo también muchas críticas por su respuesta a los refugiados. De momento, no ha habilitado una ruta alternativa sin visado para ucranianos que huyen de la guerra, como sí han hecho muchos otros países. Solo pueden venir los que tienen familia en Reino Unido.

Está claro que se tiene que hacer más para ayudarles. No es gente en búsqueda de una vida mejor fuera de su país. Es gente que ha tenido que abandonarlo por una guerra, pero que está deseando volver a casa en cuanto puedan. Muchos de ellos son tan solo niños. Hay que ayudarles.

¿Cómo está viviendo el coraje mostrado por los ucranianos?

Putin pensaba que invadir Ucrania iba a ser otra Crimea. Que iba a tirar dos bombas y la gente le iba a dar la bienvenida. Pero esta gente está luchando por su futuro, por su país y por todos nosotros. No están muriendo solo por Ucrania, sino por la democracia, que es, a fin y al cabo, de lo que va esta guerra.

¿Tiene miedo que Occidente se acabe cansando y se olvide de ellos?

Sí. Ya no se habla del covid, ni de Afganistán, ni de los Uigures en China. Tendemos siempre a centrarnos solo en un objetivo, cuando todo está relacionado. Quiero que la comunidad internacional se mantenga fuerte y no vuelva a mirar para otro lado por la dependencia del gas y petróleo. Estamos viendo niños muriendo. Esta guerra tiene que parar ya.